Distribuir contenido

Inicio de sesión

Próximos eventos

  • No hay eventos próximos.

Encuesta


Murió Mahmud Darwish el "poeta nacional" palestino

Mahmud Darwish, considerado el poeta nacional palestino, falleció a los 67 años de edad tras una intervención quirúrgica de corazón, realizada en Estados Unidos.
El escritor murió en el Hospital Memorial Hermann de Houston por complicaciones surgidas tras sufrir una intervención a corazón abierto.


Darwish había nacido en el pueblo de Al-Birwa, en la Galilea,  en 1941. Su familia se vio obligada a abandonar su hogar y huir al Líbano cuando él tenía tan sólo siete años, tras el nacimiento del Estado de Israel en el territorio histórico palestino.
 
Publicó su primera obra, Hojas de Olivo, a los 22 años de edad desde entonces ha escrito más de una veintena de libros de poesía y cinco de prosa y sus textos han sido traducidos a más de 20 idiomas.
 
Tras regresar del Líbano con su familia, Darwish vivió en diversas localidades de los territorios palestinos, donde era detenido reiteradamente por las autoridades israelíes por sus escritos y su actividad política contra la ocupación. En 1970 se vió obligado a abandonar su tierra y exiliarse primero en Moscú y luego en El Cairo, Beirut y una sucesión de capitales árabes.
 
En su activa vida política, participó y formó parte luego, del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), cargo al que renunció en protesta por la firma de los acuerdos de Oslo, en 1993 entre palestinos e israelíes.
 
Lo más destacado de su historia fue haber sido el autor, en 1988, de la Declaración de la Independencia Palestina, lo que le valió, junto con su obra en defensa de la libertad y de su tierra, el sobrenombre de "poeta de la resistencia" y el “poeta nacional palestino” si bien también supo escribir sobre la vida y al amor.
 
Darwish fue el poeta palestino vivo más reconocido en el exterior. Por lo que ha recibido infinidad de reconocimientos entre los que se destacan: la medalla del Caballero de las Artes y las Letras de Francia en 1997, el premio Lotus en 1969, el Lenin, en 1983, el premio de la Fundación Lannan a la libertad cultural, en el 2001, y el Príncipe Claus de Holanda en el 2004.
 
Dirigió y editó "Al Karmel", además de sumarse al Partido Comunista y de resistir de manera activa la ocupación israelí, por lo que pasó largas temporadas en la cárcel y bajo arresto domiciliario. Se instaló en Beirut en 1971. Allí se unió a la OLP, formando parte desde 1987 de su Comité Ejecutivo hasta 1993, cuando dimitió por no estar de acuerdo con los Acuerdos de Oslo. Tras la invasión israelí del Líbano en 1982 marchó a Chipre, Túnez y Francia. A Ramala regresó en 1996 tras 26 años en el exilio.

Mahmud Darwish escribió su primer poemario con 19 años. De la mano de un compromiso inquebrantable se convirtió en el poeta de la resistencia, con más de treinta obras traducida a más de treinta idiomas. Protagonizó de manera indirecta una de las más significativas crisis políticas de Israel cuando en marzo de 2000 estuvo a punto de provocar la caída del Gobierno de coalición de Ehud Barak. Su ministro de Educación, Yossi Sarid, líder del Meretz, quiso introducir la poesía de Darwish en los libros de texto de los estudiantes israelíes. No pudo hacerlo por el escándalo desatado. Él lo vivió con frialdad: "El país con el Ejército más potente de Oriente Próximo se asusta de un poema", declaró en ese momento a ABC. Meses después estallaría la Intifada de Al Aqsa, la penúltima gran protagonista de su obra.
 
La Autoridad Nacional Palestina (ANP) decretó por la noche un duelo nacional de tres días. "Mahmoud Darwish encarnó la voluntad palestina de libertad e independencia", declaró el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, y expresó su profunda tristeza "por la pérdida de una estrella que brillaba en el firmamento cultural árabe".
 
Darwish era un icono entre los musulmanes, referente intelectual, enganche político, siempre en rebeldía. Refugiado, exiliado, perseguido, pero sobre todo, y por encima de todo, poeta y palestino.
Intérprete del exilio y de las esperanzas frustradas del pueblo palestino, la obra de Darwish era una lucha constante entre la realidad y sus deseos, y así ha sido considerado, a nivel internacional, dentro del «realismo metafísico» como uno de los mayores poetas árabes. 

 

Ningún voto

Darwish

Es un pena que los artistas palestinos, siendo aquel un Pais tan castigado, no sobrevivan para animar a ese pueblo que tanto lo necesita.

Voy a ver si encuentro algo de él y lo incluyo en Memoria de al-Andalus como manifestación artística de otros países islámicos ya que entre todos están recuperando, poco a poco, las letras árabes.

Memoria de al-Andalus
http://recuerdosdealandalus1.blogspot.com