Distribuir contenido

Inicio de sesión

Próximos eventos

  • No hay eventos próximos.

Encuesta


La banca islámica llegará a España

Se están ultimando los detalles de un acuerdo con vistas al lanzamiento de un producto financiero que siga y respete las reglas del Corán.
 
El acuerdo se concretará entre el Instituto Halel de la Junta Islámica y el BanCorreos y, aunque aún no está cerrado, para la directora del Instituto, Isabel Romero, estará listo en los próximos meses.
 
BanCorreos es una sociedad creada en el año 2006, fruto de un acuerdo entre el Deutsche Bank y Correos y el servicio ideado estará dedicado a todos los musulmanes residentes en España y que deseen hacer transacciones que se encuentren en línea con sus propias creencias.
 
La banca islámica es un novedoso negocio –y redituable- y va en creciente desarrollo. Isabel Romero señala que, durante el año pasado “ha crecido un 12,5% por encima del crecimiento de la banca comercial, al igual que todos los negocios halal en el mundo, que han duplicado su facturación”.
 
Las características de la banca islámica se encuentran respetuosas con la sharia con -entre otras- otorgar hipotecas sin interés fijo para su devolución, no se rige por los vaivenes del Eurobor ni cobra ningún tipo de comisión por aperturas o cierres de cuentas. Todo esto por mencionar sólo algunos ejemplos.
 
El alza en el precio del petróleo es un motivo de la liquidez de los fondos árabes, pero no es el único para que éstos estén inmersos en proyectos de banca musulmana dentro de Occidente. Pero también han puesto la mirada en el negocio bancos de Europa, como el HSBC o el Deutsche Bank, que hace ya algún tiempo abrieron divisiones de banca islámica como un servicio novedoso para ofrecer.
 
Por otra parte, el Nacional Bank of Kuwait ya planea abrir un banco islámico nada menos que en Suiza y a su vez, toda Europa está allanando el camino por vía judicial para recibir estos capitales, ya que se rigen con una estricta normativa. Se calcula que el crecimiento de los activos ha sido muy importante, pasando de 316 mil millones de dólares a 500 mil millones en tan sólo un año, según la agencia Moody.
 
El mercado resulta por demás interesante, ya que viven en Europa más de 15 millones de musulmanes y ciertamente una gran parte posee un nivel de vida holgado. Hacia allí se orienta la apuesta de los nuevos productos. En caso de querer invertir, el musulmán se inclinará para confiar en un fondo islámico indudablemente. Y España también quiere estar preparado para brindar sus mejores servicios.
 
Y las cifras de 2007 lo confirman. Según el diario ABC, el Islamic Bank of Britain (IBB), primera banca en llegar a Europa, tuvo excelentes resultados. Según confirmara el entrevistado Samir Alamad, directivo de la compañía, “2007 fue un año de éxitos importantes para la compañía, que creció un 38% en número de clientes, un 61% en depósitos y un 51% en recursos propios”. Redujeron sus pérdidas netas en un 22%, porque la banca islámica obtiene rentabilidad a largo plazo y los primeros años es difícil que obtenga beneficios.
 
Será cuestión de esperar las nuevas cifras que arroje en España en los próximos tiempos.
 

Puntuación: 5 (4 votes)

Nuevo libro:"La huella arabe en Madrid y su Sureste."

Estoy finalizando un nuevo libro ,al que titulo ,"La huella arabe en Maderid y su Sureste"donde recojo la historia de Madrid y su Sureste donde esta latente como sello imborrable la presencia arabe de antaño.He aqui un epigrafe:I.ANTECEDENTES.Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"
ANTECEDENTES

España era un país que desde los tiempos remotos, habia atraído durante siglos a los colonos del Asia Menor(griegos,fenicios,cartagineses,etc,)por su riqueza mineral(plata,estaño,cobre,hierro etc.,.).
Posteriormente fue objeto de la invasión por otros pueblos (cartagineses y romanos) pero que tras la victoria militar, Roma la incorpora a su Imperio como provincia romana, por un periodo de seis siglos hasta la invasión de los pueblos bárbaros.
Una vez consolidado el reino visigodo, tuvo una etapa de esplendor, manteniendo la cultura hispano-romana, estableciendo su capital política y cultural en Toledo.
La sociedad visigoda cayo después de dos siglos y medio en un estado de corrupción, con una división religiosa en dos corrientes, la arriana o unitaria y la católica o trinitaria, que hizo posible la presencia árabe en nuestro suelo para ayudar a la unitaria, afín al Islam, por la unicidad de Dios.
Al–Andalus, termino árabe para designar a Hispania, puede definirse como una tierra de ocupación musulmana de la Península Ibérica que comprendía toda la península en el siglo VIII hasta que fueron modificándose las fronteras y tanto los hispanos musulmanes y los castellano- aragoneses avanzaban conquistando territorio hasta finales del siglo XV.
En ese territorio se forjó una civilización que irradió con luz propia tanto para Occidente como para Oriente siendo una zona de tierra de encuentros, de cruces culturales y mestizajes olvidada por Europa y en el recuerdo del universo musulmán.
La vida del pueblo del Al-Andalus se transformo tras la influencia del Islam modificándose las costumbres, las estructuras sociales y la organización.
En Al-Andalus se forjó una sociedad urbana avanzada y culta y muy estructurada cuyo núcleo urbano era la medina la cual estaba diseñada en dos zonas: la residencial y la comercial.
En la medina se encontraba ubicado el zoco, lugar de encuentro en las actividades comerciales donde el género masculino realizaba sus transacciones mercantiles donde se encontraban una múltiple variedad de productos como tejidos, especies, perfumes, carnes, frutas, hortalizas y la orfebrería y cerámica estando bajo la vigilancia e inspección del almotacén quien ejercía un estricto control de las operaciones mercantiles, utilizándose la moneda para las transacciones mercantiles la cual se acuñaba en la ceca de Córdoba designándola en forma de dinares, dirhams o feluses que era la forma de pago corriente en la adquisición de mercancías.
El centro espiritual de la medina era la mezquita lugar fue que el frecuentado no sólo para los la oración comunitaria así como para convocar otras reuniones de índole social y realizar la oración individual y las prescripciones de Alcorán.
La propagación y conquista de España por el Islam, fue totalmente incruenta, basada pactos y/o capitulaciones siendo el sistema habitual utilizado por los musulmanes en su expansión hacia Oriente, donde a cambio de una fiscalidad establecida para pagar los contingentes tribales que había llegado la península se les concede el respeto absoluto a la vida, hacienda, a sus creencias religiosas, libertad de culto y a no despojarles nada de lo que posean.
Así ocurrió en Sevilla, Córdoba, Mérida, Lisboa, Toledo, Pamplona etc...
En las crónicas de la época, se cita como más conocido en la región de Murcia en el siglo VIII, a Teodomiro, su jefe, que pacto con Abd al-Aziz una capitulación cuyo texto es así: “en el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso. Este es el escrito que Abd al-Aziz ibn Musà dirige a Teodomiro ibn Gandaris, en virtud del cual queda convenido el estado de paz bajo promesa y juramento ante Dios, sus profetas y enviados, de que obtendrá la protección de Dios, “alabado y ensalzado sea” y la protección de su profeta Mahoma<, que a él nadie se le impondrá ni a cualquiera de los suyos se le despojará de nada que posean, con maldad; no se le reducirá a esclavitud, no serán separados de sus mujeres ni de sus hijos; se respetarán sus vidas, no se les dará muerte y no se quemarán sus iglesias, tampoco se les prohibirá el culto de su religión.
El sello imborrable de lo árabe en España, se hace patente en nuestros pueblos o ciudades, muchas antiguas medinas,originalmente alquerías que tras su evolución se transformaron en estas,y sin la presencia árabe no hubiese sido posible la existencia de Madrid, la antigua Mayrit,Mursiya(Murcia)Wad-al-Hayara(Guadalajara)etc.,todas ellas fundadas por los árabes.
La huella de esta forma de vivir, que fue la norma durante casi un milenio, no pudo borrarse tan fácilmente, como pretendieron algunos, siendo latentes en nuestra formas de vivir y en nuestro idioma.
Teniendo en cuenta la diferencia de nivel cultural, entre cristianos y musulmanes, durante la Edad Media, resulta lógico pensar que las palabras que expresaban determinadas técnicas, objetos y otros conceptos, que no existían o desconocían los cristianos, fuesen asimiladas por estos directamente, por no poder ser traducidas.
Esa pervivencia de las palabras árabes, en el castellano, puede darnos, además, una idea precisa de la situación cultural de ambos pueblos. Los musulmanes enseñaron mucho a los cristianos de Al-Andalus.
Como reconoce, el mismo Menéndez Pidal: “nos enseñaron a proteger bien la hueste con atalayas, a enviar delante de ella algaradas, a guiarla con buenos adalides, a vigilar el campamento con un robdas o rondas, a dar rebato en el enemigo descuidado.”
La superioridad cultural de los musulmanes hizo que se impusieran términos jurídicos, que no tenían correspondencia en las estructuras sociales de los cristianos, como alcalde, alguacil, zalmedina, almojarife, albacea, etc...; formas comerciales, como almacén, almoneda, quilate, arroba, quintal, azumbre, almudes, cahices, y fanegas.
La transmisión de técnicas y oficios es patente en alfarero, albéitar, albañil o alarifes que construían alcantarillas.
En la agricultura se utilizan términos como albaricoque, la alcachofa, la acelga, la algarroba, la naranja y el limón, que regaban con agua extraída con norias de los aljibes y albercas, y era conducida a los campos y vergeles a trabes de excelentes acequias de albañilería.
En la garganta de los andaluces contemporáneos resuena, todavía, el eco de la lengua árabe. La misma h aspirada, que sustituye en él habla a la h, como en hondo,o la s como j en sepia>jibia.
Otro encuentro con los árabes ha sido través de los cuentos, especialmente de Las mil y una noches, trofeo maravilloso de la imaginación, modelo esencial de la literatura de todos los tiempos, que leímos de niño, así como La lámpara de Aladino, Los viajes de Simbad y Ali Baba y los cuarenta ladrones.
Los árabes desarrollaron, en la España de los siglos VIII al XV, una cultura mucho más avanzada que la del resto de Europa, en medicina, arquitectura, filosofía y literatura.
Las maravillas de edificios de la época como la Mezquita de Córdoba, la Alhambra, el Generalife, y el Alcázar de Sevilla, son monumentos de la creatividad artística y el gusto por los placeres de la vida que gozaron los árabes en los ocho siglos de vida de Al-Andalus por todo el sur de España, hoy Andalucía.
En este estudio recojo la historia de algunos pueblos o villas que tienen su existencia gracias a la presencia árabe, siendo su núcleo fundacional, en algunos casos una simple alquería ,en otros una almunia, que tras el paso del tiempo fue ampliándose para transformarse en futura Medina, origen de Villas o ciudades.
La deuda olvidada de España al mundo islamico, es una ingratitud que se hizo posible por circunstancias históricas que concurrieron en esta época, por la intransigencia religiosa del catolicismo imperante de este tiempo que utilizo la sinrazón de la tiranía y la imposición para borrar una etapa de esplendor cultural de nuestra tierra, España, antes Al-Andalus, foco de irradiación de cultura hacia el resto del mundo conocido en aquella época.

Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"