Comentarios recientes

Boletín de noticias

Mantengase informado de nuestras ultimas noticias!



Distribuir contenido

Inicio de sesión

Próximos eventos

  • No hay eventos próximos.

Encuesta


Islam

La expansión del islam y las relaciones de los musulmanes con otros pueblos a lo largo de los catorce siglos de su existencia son uno de los grandes acontecimientos de la historia universal.

El ideal de vida establecido por el islam es uno de los caminos principales por el que los hombres dieron sentido a la vida. Una quinta parte de la población mundial es musulmana y vive casi en su totalidad en las regiones de origen. Pero a su vez y, motivada por la creciente interdependencia política y económica de la vida actual, los movimientos de importantes comunidades muslímicas generaron migraciones en las principales sociedades de Occidente y es así que hoy más que nunca merecen conocerse y comprenderse la historia musulmana y los valores de sus pueblos islámicos.

Durante el siglo XVIII comienza a desmoronarse el poder musulmán y a través del mundo islámico los transmisores de su cultura encabezan movimientos de renovación y reforma. Ya en los siglos XIX y XX muchas minorías selectas del islamismo responden a la amenaza de ser absorvidas por el poderío europeo, intentando configurar sus sociedades de acuerdo con el modelo europeo. Pero en los últimos años ha disminuido la atracción del modelo occidental y los musulmanes han empezado a hacer valer su propia visión islámica del progreso.

La fe del islam comenzó hacia el 610 d. C. cuando Mahoma (nacido en 570 d. C), hijo de Abd Allah, un mercader de La Meca dado a la contemplación religiosa, tuvo una visión en su cueva solitaria del monte Jiraam, cerca de la ciudad. Se le apareció el arcángel Gabriel y le dejó el primero de una larga serie de mensajes, por los que lo incitaba a predicar en el nombre del Señor. Debía alejar al pueblo de los numerosos ídolos que adoraba y someterse al Dios único e indivisible.

Los mensajes que llegaron a Mahoma del arcángel Gabriel constituyen el Corán, que significa en árabe "lectura" o "recitación".

Por la hostilidad del pueblo, Mahoma y sus seguidores emigraron a la ciudad de Medina, a 340 kms. de La Meca.

Este fue el momento decisivo de su misión, ya que es cuando pasa a predicar con autoridad política, militar y religiosa y esto se ve en los capítulos del Corán que pasan de la doctrina y ética a los problemas políticos y legales.

Cuando Mahoma muere, en 632, había ya dado a sus seguidores la fe en un Dios único y un libro de revelaciones que señalaba el camino hacia una forma de vida superior. Por medio de alianzas y guerras también guió la expansión de su comunidad desde Medina hasta el Estado que dominaba la Arabia occidental.

Fue a comienzos del siglo XX cuando el estudio del islam emergió para convertirse en una disciplina independiente. Desde la segunda guerra mundial, los estudios islámicos han experimentado una constante expansión a medida que el tema ha ido ganando interés y porque los estudiosos han empezado a aplicar los puntos de vista de las ciencias sociales, en especial los de la antropología.

Por este motivo, los estudios han adquirido nuevas dimensiones, por el nuevo conocimiento de las comunidades antiguas y urbanas de los países islámicos centrales hasta las tribus y poblados de Africa y del sur y sureste asiáticos, y porque al ser capaces de ver los compromisos múltiples que el islam ha contraído y su manera y su adaptación a las culturas locales, hemos podido aprender las varias y diferentes maneras que existen de ser musulmán.

Puntuación: 4 (5 votes)

UNA PROPUESTA EJEMPLAR

UNA PROPUESTA EJEMPLAR

He acogido con muchísima satisfacción la proposición a la Cámara legislativa por el actual ejecutivo del Sr. Zapatero de “la reparación de la deuda histórica” al colectivo morisco.
Muchos años han pasado, ya cuatrocientos desde que se dictara el fatal Decreto de 22 de Septiembre del 1609 sobre su injusta expulsión y que se les separara del lugar patrio en referencia a las muchas generaciones de sus antepasados que nacieron ,vivieron y murieron en su tierra de origen, al-Andalus,hoy llamada España.
En la Hispania cristiana de la Edad Media, algunos reyes como Alfonso VI,rey de Castilla y León y Jaime I,El Conquistador, rey de Aragón fueron modelicos en sus relaciones con el mundo musulmán y fueron considerados como “reyes de las tres religiones” en referencia al trato con sus súbditos y los derechos humanos que respetaron en cuanto a la tolerancia al origen de sus gentes y a sus creencias religiosas fuesen,musulmana,judia o cristiana.Asi mismo ,el propio rey Alfonso VI,se caso con la princesa musulmana,Zaida,hija del rey de Sevilla,Almotamid y tuvo un hijo, el infante Sancho, que hubiese sido el futuro rey de Castilla y León, sino por su malogrado destino al morir muy joven, en una batalla contra los almorávides.
Llegaron posteriormente tiempos peores y en el siglo XV, aparecen los mal apodados “Reyes Católicos”, Isabel y Fernando, quizás por su fanatismo inquisitorial, puesto que ellos implantaron “la oprobiosa y maléfica Institución de la Inquisición” en sus reinos y cambio totalmente el comportamiento secular de la monarquía en España.
En algunos de mis libros ,denuncio estos abusos de intolerancia contra la población morisca, cuando al contrario ,tras la presencia musulmana en Hispania en el 711,totalmente tolerada por la población hispano visigoda y que pasados dos años escasos se normalizo la vida social en el país, los visitantes utilizaron el sistema de “Capitulaciones” cuando llegaban a la poblaciones que ya el Profeta,Mohamed,“la paz sea con Él” usaba en la difusión de su nueva doctrina, el Islam, al designarle Dios ,su mensajero.
En mi libro:”Al-Andalus en busca de la identidad dormida”
menciono el comportamiento ejemplar de la presencia árabe en la península Ibérica, respecto a la población hispano visigoda, de credo cristiano.

“En las crónicas de la época, se cita como más conocido en la región de Murcia en el siglo VIII, a Teodomiro, su jefe, que pacto con Abd al-Aziz una capitulación cuyo texto es así: “en el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso. Este es el escrito que Abd al-Aziz ibn Musà dirige a Teodomiro ibn Gandaris, en virtud del cual queda convenido el estado de paz bajo promesa y juramento ante Dios, sus profetas y enviados, de que obtendrá la protección de Dios, “alabado y ensalzado sea” y la protección de su profeta Mahoma<, que a él nadie se le impondrá ni a cualquiera de los suyos se le despojará de nada que posean, con maldad; no se le reducirá a esclavitud, no serán separados de sus mujeres ni de sus hijos; se respetarán sus vidas, no se les dará muerte y no se quemarán sus iglesias, tampoco se les prohibirá el culto de su religión.
Se les concederá la paz mediante la entrega de siete ciudades, a saber: Orihuela, Mula, Lorca,<, Alicante, Hellín,y Elche, en tanto que no se quebrante ni se viole lo acordado”.
Todo aquel que tenga conocimiento de este tratado deberá cumplirlo, pues su validez requiere un previo conocimiento, sin ocultarnos cualquiera noticia que sepa.
Sobre Teodomiro y los suyos pesará un impuesto de capitulación que deberá pagar; si su condición es libre: un dinar, cuatro almudes de cebada, cuatro< de vinagre, dos de miel y uno de aceite; todo esclavo deberá pagar la mitad de todo esto…” (Según el texto de Al-Udri).
Al contrario, en la entrega de Granada por el rey Boabdil El Chico a los Reyes Católicos se establecieron unas negociaciones que fueron incumplidas tácitamente por bando cristiano, quizás sin haber transcurrido diez años desde que se establecieron.
Las capitulaciones para la entrega de Granada conocidas como el Tratado de Granada fue un convenio fruto de la negociación entre el rey de Granada, Abú Abd-Allah Mohamed Boabdil el Chico y los Reyes Católicos de Castilla, León, Aragón y Sicilia que fue firmado y ratificado el 25 de noviembre del 1491.
El tratado establecía la renuncia a la soberanía musulmana del reino de Granada a favor de los reyes cristianos y ponía fin a la guerra de Granada, garantizando a los musulmanes, el derecho a la vida, hacienda, a la religión islámica y su práctica así como el uso de su lengua. Estas capitulaciones no se cumplieron nunca y con ánimo contumaz, el cardenal Cisneros, empezó utilizando por métodos coactivos los bautismos en masa contra la oposición de la masa de moriscos que los recibían, originando grandes revueltas en el período del 1500 al 1501.Se iniciaron las primeras expulsiones de un contingente muy numeroso que salió a Berbería y los que se quedaron con otros en Castilla, se les obligo al bautismo en bloque.
Es un período triste marcado por la limpieza étnica y el genocidio de un pueblo.
La representación fue muy dura y a los miles de víctimas de la guerra de Granada, hay que sumarles los que por no aceptar la derrota se sublevan y son aniquilados por la mal llamada, “Santa Inquisición”. Otros cientos de andalusíes son expulsados y condenados a vivir en el triste exilio y otros que optan por la clandestinidad y se ocultan en los bosques, son perseguidos por las tropas castellanas, incendiando frondosos bosques para evitar su refugio.
Se les prohíbe su idioma, religión, usos, y costumbres propias y su cultura es desposeída en códigos de derecho para su defensa jurídica.
En definitiva, la acción colonizadora por los Reyes Católicos contra la población morisca y posteriormente la de los Austrias tuvo un carácter absoluto e integral.
En fecha del 22 de septiembre de 1609, se publica el Edicto de expulsión, donde se justificaba esta decisión por la correspondencia de los moriscos con los enemigos de España en referencia los turcos y la necesidad de aplacar a Dios y al Papa” por las herejías de aquellos” y por tanto el fracaso de los esfuerzos para convertirlos, el Rey había decidido enviarlos a todos a Berbería.
Se les dio tres días a los moriscos de Valencia, que representaban más de la mitad de la población morisca de España, para presentarse a los puertos de embarque y sufrieron muchas violencias e incluso al llegar a África.
Después de la expulsión de los moriscos de Valencia, a principios de mayo de 1610, se procedió al embarque de los de Aragón y Cataluña. El trato no fue mejor que en Valencia pero todo intento de violencia fue inmediatamente y brutalmente sofocado.
La expulsión de los moriscos supuso una gran pérdida a la malograda economía española de los últimos Austrias pues la población morisca era muy laboriosa y conocedora de las técnicas explotaciones agrícolas en el Levante español.
La expulsión de los moriscos y judíos, a cuyos estos últimos no hay que olvidar, es uno de sus episodios más vergonzosos y aberrantes de nuestro pasado histórico, pues no hay ni entonces ni actualmente nada que se pueda argumentar ni razones justificadas que avalen tal crueldad e injusticia contra estos grupos étnicos, íntegramente españoles, que fueron separados por la fuerza de su solar patrio, lugar de origen de sus generaciones pasadas.
Es la hora de la reparación moral de este crimen colectivo que se cometió contra estas gentes inocentes por un inexistente delito de seguir la religión de sus mayores en referencia a la creencia en el “Dios único” en el que creen al igual, el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam.
Es el Estado español y ahora a su gobierno actual del Presidente Zapatero quien afortunadamente ha tenido la iniciativa de esta acertada reparación por este craso error histórico y deberá propiciar el reconocimiento de su nacionalidad y el derecho al retorno para aquellos que deseen volver a la patria de sus mayores.
También el gobierno español, sea del color que sea debería plantearse por la doble identidad cultural latina y oriental del nuestro pueblo de no intervenir en el conflicto bélicos actual(guerra de Afganistán) puesto que anteriormente nos retiramos de Irak, ambas guerras imperialistas e injustas o el los conflictos futuros que el demagogo Obama,”inmerecido Premio Nobel de la Paz”desee iniciar, pues sus anunciadas promesas de la solución racional de los conflictos(la creación del Estado Palestino,etc.,)es una burla usada por el para engañar al mundo.Nuestro papel en este mundo, será fomentar en el futuro, una unión definitiva con Portugal, creando la nación ibérica a la que se integraran los pueblos de este origen repartidos por el mundo y concluyendo la obra con el establecimiento de una Confederación con nuestros hermanos islámicos del Norte de Africa y Oriente para la consecución de los objetivos de paz,armonia y cordialidad entre los pueblos del planeta.

Fdo: Julio Reyes Rubio “Al-Mayriti”

Julio Reyes Rubio Al-Mayriti

SINTESIS DE MIS LIBROS EN FASE DE EDICION INMEDIATA

He decidido realizar próximamente la edición personal de estos libros de mi autoría, por motivo de mi propio interés pues me dirigí a varias editoriales y no contestaron a mi propuesta donde únicamente envié las reseñas de los libros sin ningún interés crematistico.Esta claro que en España,”nadie es Profeta en su tierra” y “solo tiene interés lo económico”. ¡Que pena!Informare de las librerias de cultura islamica donde se se encontraran.

RESEÑA DEL ENSAYO: ABD-EL-RAHMAN II, EMIR DE CORDOBA Y SU TIEMPO.

La Historia como rama del saber humano, no sólo nos enseña los hechos acaecidos desde el origen de los tiempos sino también a descubrir personajes cuya existencia nos dejo una huella imborrable en el pasado y que es un ejemplo a imitar, en el futuro, siendo también estereotipo del presente.
Este es el caso de este personaje, Abd-el-Rahman II, objetó de este ensayo, que fue un hombre que deberá servir como modelo de estadista, a quien Dios ya tenía reservado su sitio en la Historia y como ser humano ejemplar en su comportamiento hacia los demás, fiel cumplidor de los preceptos del “Sagrado Libro Alcorán” principio rector de su conducta al que estuvo sometido todos los días de su existencia.
Es una obligación moral recordarle, en este sencillo estudio, titulado “Abd-el-Rahman II, Emir de Córdoba y su tiempo” relatar su vida, su juventud como príncipe, sus responsabilidades de Estado, y sus sabias decisiones siempre coherentes con el pesar de un hombre, temeroso de Dios, adornando de virtudes de clemencia, misericordia, piedad y protector de los afligidos y de los desvalidos etc., que paso por la vida y cuyo ejemplo permanecerá eternamente en el tiempo.
El ensayo lo divido en dos partes,una dedicada a la civilización árabe en general y a Al-Andalus en particular y la otra íntegramente ocupada por el personaje, sus hechos relevantes, sus glorias, su época y los personajes con los que se relacionó a lo largo de su existencia. Fue el pueblo árabe, el elegido por Dios a través de su Profeta Mahoma” la paz sea con Él” a quien el Altísimo encargó su mensaje divino, destinado a la Humanidad.
El pueblo árabe, crea una civilización peculiar que se caracteriza por la expansión de las artes, la literatura y las ciencias. Fruto de ello, el libro recoge una breve exposición de todos estos aspectos, en relación con la literatura, el derecho y el legado cultural que aportó la civilización árabe a la península Ibérica.
Se describe también, Al-Andalus como tierra de encuentros, de cruces culturales y mestizajes, olvidada por Europa y todavía siempre presente en el recuerdo perpetuo del Universo musulmán.
La otra parte, está destinada al personaje,Abd-el-Rahman II, donde se describen los acontecimientos históricos de la primera mitad del siglo IX en Al-Andalus, así como una sipnosis de la Córdoba de aquel entonces, sus lugares emblemáticos, sus usos, costumbres, comidas, clases sociales, la coexistencia pacífica de las tres culturas, musulmana judía y cristiana y los derechos de sus gentes, su afición a la cultura etc., concluyendo con la mención de personajes relevantes de la época por el desarrollo de sus artes, y su contribución al enriquecimiento de nuestra actual civilización, fruto de la colaboración de todos los seres humanos.
Si con la redacción de esta sencilla exposición, he conseguido iluminar a mis lectores, a situarse en la época descrita y a familiarizar al personaje, Abd-el-Rahman II con ellos, con la descripción de sus valores humanos, demostrados en sus decisiones, en la vicisitudes históricas en que se encontró, habré cumplido el objetivo que me encomendé, al decidirme a realizar este ensayo.

Fdo: Julio Reyes Rubio “Al-Mayriti”

RESEÑA DEL ENSAYO: LA HUELLA ARABE EN MADRID Y SU SURESTE.

El titulo de este ensayo:” La huella árabe en Madrid y su Sureste” es un estudio de la presencia árabe indiscutible en la fundación de estos núcleos de población humana descritos, que por las visicitudes históricas hizo posible su existencia.
No olvidemos que el siglo VIII,fue decisivo para la difusión del Islam, tras la revelación divina al Profeta ,Mahoma,”la paz sea con Él” como mensajero de Dios, siendo también elegida Hispania,luego ,Al-Andalus,como lugar para difundir la nueva semilla, que se estaba propagando en el mundo entero.
El tratado recoge en su primera parte,la fundación de Al-Andalus y su identidad, donde se exponen los pilares fundamentales de la nueva civilización, con la descripción de cómo era el núcleo urbano o Medina, su distribución en dos areas,la residencial y la comercial o Zoco, con variedad de productos, su control por la autoridad o almotacén para evitar irregularidades o fraudes, así como el lugar sagrado de la oración o Mezquita y la diversas costumbres del mundo islámico.
Posteriormente se expone la relación abreviada de ciudades o viíllas donde se encuentra la huella árabe, bien en su fundación como Madrid, la antigua “Mayrit”,Ajalvir,Paracuellos del Jarama,Velilla de San Antonio,Pozuelo del Rey,Cobeña,Santorcaz,Valdeavero y otra como Alcalá de Henares, fundada por Roma como Complutum,fue después una gran Medina y baluarte defensivo como expresa su nombre, contra los cristianos del norte y para controlar la insumisión de las Coras de Toledo y Zaragoza.
Finalmente, en la última parte del estudio, se incluye el pasado islámico de Campo de Almiareg (hoy Campo Real) donde el hechizo y el misterio del reducto almiaregense son expuestos como historia, no real, y si mitológica por la ausencia absoluta de crónicas y documentos que la sustente.
Aquí, podrás conocer todo, con una imaginación infinita, fruto del embrujo de un mago oriental ,como era la Medina, y sus Instituciones, la Mezquita, la Fortaleza, el Zoco, la Alcaicería, la alhóndiga, la almazara , las tenerías, las atalayas, las alfarerías etc. y sus gentes diversas como, el Imán, qadi, almotacén ,Al-Ruwat, alfaquíes, almuédano, alguaciles, alarifes, rabino, presbítero,etc. así como las calles con sus encantos, sus historias y sus nombres dedicado a personajes ilustres de la tradición islámica, así como sus otros credos religiosos y sus respetables Instituciones, la Sinagoga y la Iglesia cristiana.
Campo de Almiareg, en aquel entonces, fue un ejemplo a seguir en el presente y en el futuro, como “la Medina de las tres culturas” donde las tres comunidades, musulmana, sefardí y mozarabe o cristiana estaban integradas, aun con diferentes credos religiosos, existiendo una solidaridad, fraternidad y tolerancia absoluta entre sus gentes.
Si a traves de esta exposición, se ha conseguido comunicar al lector una visión real de lo que fue Al-Andalus en aquella época e inculcarle el reconocimiento del legado cultural afortunadamente recibido como “deuda olvidada” que transmitió el mundo islámico a nuestra actual civilización, habré alcanzado mi objetivo y la razón fundamental de haberme decidido a escribir este compendio para información a las generaciones futuras.

FDO: Julio Reyes Rubio “Al-Mayriti”

RESEÑA: LA ESPAÑA AGONICA: SUPERVIVENCIA O BALCANIZACION

El concepto expresado en este ensayo “La España agónica: Supervivencia o Balcanización” en referencia a la actual situación de España, para algunos, un Estado agónico y en descomposición y para otros, al contrario, una calificación subjetivamente exagerada y sin fundamentos.
No obstante, la simple realidad es que si nos proponemos realizar un análisis exhaustivo de la existencia aparente del actual Estado definido en este momento, como “la España de las autonomías”, podremos encontrar diferentes concepciones distintas y enfrentadas, algunas con una ceguera intelectual incapaz de acercarse a la verdadera realidad.
Cinco siglos han pasado de herencia histórica desde que Dª Isabel I, reina de Castilla y D. Fernando II, rey de Aragón consumaron tras su enlace matrimonial la construcción de España como Estado, integrando posteriormente para su consolidación definitiva con la actual realidad el reino de Granada y Navarra, que completaron su obra e iniciaron la Edad Moderna.
Desde su creación, España, ha sufrido en varias etapas históricas hasta la actualidad de momentos penosos para su historia nacional estando en peligro su unidad y en trance de perderla y recordando a nuestro pensador, D. José Ortega y Gasset, en su“ España en invertebrada” opinaba que la desintegración, la ruptura de la unidad nacional se produce cuando se pierde la conciencia de que se está sirviendo a una empresa histórica común; entonces a esta idea nacional, la sustituye la del particularismo y de este particularismo nace el regionalismo o sea la exaltación sentimental del amor al terruño, a la región, por encima del amor a la nación de la que forma parte.
De estos regionalismos exacerbados era de los que decía en el siglo XVIII el escritor Padre Feijo “su espíritu es todo carne y sangre y cuyo pecho anda como el de la serpiente, siempre pegado a la tierra”. “No hay inconveniente añadía, en mirar con ternura el humo de la patria, como el humo de la patria no ciegue al que le mira”.
Y así, de esta ceguera del regionalismo atizada por muchas causas nacidas todas del olvido de la empresa nacional, viene luego el separatismo, en donde ya aquella embriaguez afectiva por el terruño se convierte en crimen y traición.
El pueblo español llega al año 2000 y al entrar en el nuevo siglo tiene pendientes unos problemas añejos sin resolver de décadas pasadas y que pese a la voluntad de parte de nuestra clase política de aportar soluciones, otras atizan las hogueras del pasado con sus resentimientos y el recuerdo en contracorriente con el noble pensamiento del pueblo llano que aspira al derecho a vivir en paz y en libertad.
Ni el actual ordenamiento constitucional con el establecimiento de un sistema político basado en un régimen de libertades, ni la forma de Estado de monarquía parlamentaria ni el progreso material de la transformación social a un Estado hegemónico considerado como la octava potencia mundial son capaces de solucionar definitivamente la crisis de identidad que padece la sociedad española, que deja pasar el devenir del tiempo sin buscar la solución de sus males; el separatismo periférico, la existencia del fantasma denunciado ya en el siglo XIX por D. Mariano de Larra, que decía del mito de las dos Españas, “ aquí yace media España, murió de la otra media” y la falta de armonía entre las dos clases políticas, una defensora de una España constitucional descentralizada regionalmente pero integradora y con una defensa a ultranza de su unidad y orgullosa de su pasado histórico y la otra, con otro pensamiento diferente, definiéndola como una Nación de Naciones en referencia a la institucionalización de los regionalismos locales y con una desmesurada defensa de la libertad individual hasta caer en el anacronismo de concebirla como una futura Confederación ibérica de naciones, así como soñaba emblemáticamente y cándidamente, nuestro Presidente de la Primera República D. Francisco Pi y Margall.
Esta realidad, es la que define a la actual España en invertebrada y solamente si la actual sociedad española liderada por esta clase política es capaz con acierto e inteligencia de superar los fantasmas del pasado y de admitir sus errores históricos en sus convicciones políticas admitiendo que el enfrentamiento y las convulsiones pasadas, fueron debidas a clases políticas sectarias e intransigentes que equivocadamente utilizaron la guerra civil como móvil para saciar, unos sus ambiciones personales y otros, sus pretendidos movimientos revolucionarios para imponer por la fuerza sus convicciones sin importarle los derechos fundamentales del ser humano en cuanto a integridad física, sus sufrimientos y su derecho a vivir en paz y en libertad.
Solamente superando estos hitos históricos y olvidando por todos a esta sociedad pasada objeto de recuerdo solo en hemerotecas para los estudiosos de la historia, será posible la realidad de una nueva España, capaz de ofrecer un futuro de paz, prosperidad y felicidad a la nueva generación de ciudadanos nacidos aquí, unos naturales y otros de distinto del origen de procedencia y con el orgullo de enriquecer económicamente y culturalmente a esta futura Unión Europea, madre de un conjunto de naciones, Patrimonio de la Humanidad.
Esta generación tiene el reto de resolver definitivamente, los males endémicos del separatismo desintegrador, auspiciado por un porcentaje elevado de clase política amparada por el sentir de alguna parte, a veces mayoritaria de sus gentes, de estas regiones periféricas, en referencia a Vasconia y Cataluña.
El Estado, ha intentado paliar esta rebeldía con la concesión de dadivas a estas regiones, incumpliendo el principio de igualdad de todos los españoles.
Interesa al pueblo español, que el actual Estado urgentemente acometa por la vía democrática estos conflictos y que a lo largo de casi doscientos años que los padecemos (no olvidemos las guerras carlistas) no ha habido solución, y se aclare de una vez por todas el mantenimiento de su indisoluble unión basada en el principio de igualdad de trato con el resto de regiones o su independencia definitiva.
Será la ciudadanía, quien deberá decidir esta cuestión, pues al fin España sobrevivirá sin Vasconia y Cataluña, como sobrevivió Gran Bretaña sin Irlanda, Suecia sin Noruega, Holanda sin Bélgica, y la Republica Checa sin Eslovaquia.
Es imprescindible que solucionada esta cuestión, el Estado actual deberá plantear un cambio de timón institucional, asumiendo competencias que la propia Constitución del 1978 otorgaba al Estado central y ahora fueron transferidas a las Comunidades autónomas para garantizar igualdad de trato a todos los españoles ,independiente del lugar que se encuentren del suelo patrio.
Recordemos otras épocas históricas, donde el particularismo local y el cambio de la mentalidad de la población adoptando un sentido de vida hedonista y materialista, alejada de los ideales sagrados del amor a tu tierra, llámese como se llame,España,Hesperia,Iberia o Al-Andalus,originaran la fractura o el desmembramiento del Estado.
Asi, en Al-Andalus, las sublevaciones locales contra el poder central del Califato de Córdoba, la cesión de competencias fiscales a las Marcas, Mérida, Toledo, y Zaragoza, originaron el empobrecimiento económico de la Córdoba califal, que no pudo mantener un ejército fuerte para garantizar la unidad y desgraciadamente Al-Andalus se desintegro en banderías o grupos llamados reinos taifas.
Mí admirado, D. Emilio Castelar, Presidente de la 1ª República, de mí mismo pensar ideológico, decía en el año 1873, denunciando desdichadamente, la anarquía existente, en su idealizada República, lo siguiente:
“Evoquemos, escribe Castelar, el periodo nunca con bastante insistencia evocado, del 73. Hubo días de aquel verano, en que creíamos completamente disuelta, nuestra España. La idea de legalidad se había perdido en tales términos, que, un empleado cualquiera de Guerra, asumía todos los poderes y lo notificaba a las Cortes, y los encargados dar y cumplir las leyes desacatábanlas, sublevándose o tañendo a rebato contra legalidad. No se trataba allí, como en otras ocasiones, de sustituir un Ministerio existente, ni una forma de Gobierno a la forma admitida; tratábase de dividir en mil porciones nuestra patria, semejantes a la que siguieron la caída del Califato de Córdoba. De provincias llegaban las ideas más extrañas y los principios más descabellados. Unos decían que iban a resucitar la antigua coronilla de Aragón como si las fórmulas de Derecho moderno, fueron conjuros de la Edad Media. Otros decían que iban a constituir una Galicia independiente, bajo el protectorado de Inglaterra. Jaén se apercibía a una guerra con Granada. Salamanca temblaba por la clausura de su gloriosa Universidad y el eclipse del predominio científico de Castilla. Rivalidades más apagadas por la unidad nacional en largos siglos surgían como si hubiésemos retrocedido a los tiempos de zegries y abencerrajes, de agramontés y beamonteses, de Castros y Laras, de capuletos y montescos; la guerra universal. Villas insignificantes, a penas inscritas en el mapa, citaban a asambleas constituyentes. La sublevación vino contra el más federal de todos los ministerios posibles, y en el mismo, en que la Asamblea, trazaba un proyecto de Constitución, cuyos mayores defectos, provenían de la falta de tiempo y la sobra de impaciencia en el Gobierno”.
Esta dramática experiencia de democracia liberal ensayada, que han tenido los españoles en 1870 y que desafortunadamente, se repitió en 1931, con dos repúblicas edificadas sobre la arena y cuyos cimientos fallaron y que no encontraron una convivencia pacífica, no tenía otra alternativa, que la rectificación y sería en julio del 1936,con la desgraciada tragedia humana de la guerra civil, la prueba definitiva, a tanto experimentado fracaso.

Fdo:Julio Reyes Rubio Al-Mayriti

SINTESIS DEL LIBRO:”VENTURAS Y DESVENTURAS DEL LINAJE AL-BASRI O EL ANDALUSI ERRANTE”.

Acabo de registrar mi decimosegundo ensayo, donde pretendo comunicar mis mensajes morales sobre el comportamiento del ser humano en circunstancias, a veces desfavorables por los sucesos históricos presentes en la época pero siempre sale triunfante la virtud, la piedad y la entrega a los demás, de acuerdo con las máximas contenidas en los libros sagrados, la Biblia, Alcorán o la Torah.
En este libro, expongo cinco historias de un linaje “Al-Basri”, un personaje original de Bizancio en el sigloVII, que por razones de persecución política se ve obligado a trasladarse a Cartago (Tunicia), colonia comercial bizantina y allí le sorprende la difusión del Islam, al que se convierte y a partir de entonces describo los personajes en distintas épocas históricas y en distintos cometidos.
El primero ,Ismail es un Jefe militar, que participa en la expedición del wali Musa en su venida a Hispania en el 711 y le suceden una serie de peripecias en Úbeda(Jaén)donde se le aparece en su campamento militar, un judío Neftali,huido de una hacienda de un noble visigodo,Segisfredo y donde interviene el piadoso Ismail,finalizando felizmente con la conversión voluntaria al Islam, de todos sus protagonistas, que acaban alabando a Alah, celebrando en su honor la “Fiesta del Sacrificio”.
El segundo,Naguib,es un Alfaquí en la Córdoba del siglo IX del Emir,Abd-el-Rahman II,donde se describe la belleza de la ciudad en esa época, sus calles ,sus Mezquitas, sus barrios , sus usos ,costumbres, entretenimientos y sus trágicos acontecimientos de Toledo, con la triste “Jornada del Foso” donde fueron decapitados los notables de la ciudad, casi todos muladis,que conspiraban contra el Emir,Al-Hakam I o el motín en el Arrabal de Saqunda,en Córdoba, donde Naguib,es injustamente desterrado a Fez y después, su regreso triunfal a Córdoba, con la ayuda de Ziryab,ilustre músico de la Corte del Emir,Abd-el-Rahman II,donde finalmente acaba su vida rodeado de las gentes que le estiman, entre felicidad y gloria.
El tercero,Salem, Cadi en Valencia del rey, Zayyan,y posteriormente tras la conquista cristiana del rey Jaime I El Conquistador de Aragón, sigue en sus funciones como presidente del Tribunal de las Aguas de Valencia, para decidir de los pleitos entre regantes de sus acequias y otros episodios que suceden en Valencia, en el siglo XIII,donde el reyD.Jaime,confirma por la intervención de Salem,los derechos mudéjares sobre las tierras y sus ganados.Termina la historia, con un servicio personal al rey quien le encarga la misión de rescatar en Francia, a un grupo de sus súbditos, cataros perseguidos por la Iglesia y por el rey francés, que son conducidos por Salem en una caravana comercial a Oriente, hacia Bujara y Samarcanda, pero llegados a la frontera francogermana, se desvían al puerto de Génova, desde donde se trasladan a Valencia.
El cuarto,Nawal, almotacén o zabazoque en Granada del rey Boabdil,donde describo como era el reino nazari ,antes de la conquista, sus calles ,barrios, usos ,costumbres y las ordenanzas municipales que regulaban la vida social de sus moradores,etc.,y posteriormente la guerra civil entre zegries y abencerrajes.Tambien se describe la tragedia humana después de la conquista cristiana y el incumplimiento de las Capitulaciones de la entrega de Granada por los Reyes Católicos, las conversiones masivas de los moriscos impuestas a la fuerza por el Cardenal Cisneros y la actuación ejemplar del “Apostol de los moriscos”,Fray Hernando de Talavera, judío converso y persona revestida de santidad en su actuación con éstos.Tambien describo las aventuras de Nawal ,ahora como monfi o insumiso en la serranía de Ronda ,donde siempre esta dispuesto a ayudar a sus hermanos de raza y de fe islámica contra los desvaríos y las acciones represivas de los Señores del lugar, terminando con su abandono de su situación para enrolarse disfrazado de hidalgo castellano en los Tercios del Gran Capitán en las Guerras de Italia, donde destaca por su valor en Ceriñola y Garellano ,y es ascendido a capitán volviendo victorioso a Granada, terminando su vida como Corregidor en la villa de Santa Fe(Granada).
El quinto,Hisham ,fraile de la Orden Franciscana en Pastrana(Guadalajara),donde al servicio del Dios único, llamado ,Dios para los cristianos o Alah para los musulmanes, realiza una serie de acciones siempre en ayuda de los necesitados, de los perseguidos ,de los que son ignorados sus derechos de seres humanos en territorios de la España Imperial cristiana y se discrimina a otros grupos étnicos como ,moriscos, indígenas americanos,etc.,con la actuación de Hisham ,ahora Hernando de Pastrana ,en Toledo, Molina de Aragon,Albarracin,Merida y Zacatecas, en Nueva España,actualmente Mexico.Termina la historia de su regreso a España ,su cautividad en Túnez al ser asaltado por un bajel corsario, su integración en su estancia con sus hermanos musulmanes y su regreso a España donde fallece sin renunciar a sus creencias islámicas. Su triste final por el fanatismo religioso de la época, las acciones impropias del superior de la Orden respecto a sus restos mortales y el cumplimiento de sus últimas voluntades por sus hermanos de Pastrana.
La obra describe una serie de pasajes de la vida, donde intervienen estos personajes, siempre finalizando con máximas morales contenidas, en el Sagrado Libro Alcoran.El ensayo esta editado para el Registro y su futura publicación.

Fdo: Julio Reyes Rubio”Al-Mayriti”

RESEÑA :EL REENCUENTRO:HACIA LA CONSTRUCCION DE LA COMUNIDAD IBERICA DE PUEBLOS(C.P.I)

La palabra Reencuentro, es un bello vocablo que evoca integración, solidaridad, coincidencia y por tanto unidad en una empresa o proyecto futuro con una identidad común.
La Comunidad Ibérica, está formada por una pluralidad de pueblos constituidos en Estados, bañados por los océanos Atlántico, Pacífico e Indico, que tienen una identidad común en su origen cultural ,basado en el uso de lenguas ( española y portuguesa ) que les sirven instrumento para comunicación entré pueblos, el cultivo de la lengua en creaciones literarias y el uso del idioma para las relaciones comerciales , amen de la aspiración común a un estilo de vida y de pensar común que los enriquece junto a otros pueblos de la Tierra como patrimonio social y cultural de la humanidad.
Ya, en los inicios del siglo XXI, ha habido una modificación asombrosa en la mayoría de los pueblos que constituyen esta Comunidad Ibérica, a excepción de los pueblos de está, de origen africano, que han visto retrasado sus vías de desarrollo por las luchas tribales tras su independencia pero no obstante también ha existido una evolución en su estructura demográfica, su economía y su desarrollo social y de medio ambiente.
Ha llegado la hora de intentar entre España y Portugal y los países de raíces ibéricas en América, África y Asia propiciar el reencuentro a fin de constituir una macro nación formada de una federación de Estados , que convivan pacíficamente con el resto del mundo para lo cual España y Portugal deberán analizar esta idea para materializar esta nueva realidad y valorar todas las oportunidades que ofrecen aquellas tierras y gentes así como hacer intervenir a la Comunidad Ibérica de América, África y Asia a que conozcan España y Portugal, integrados en una Europa participativa con otros países, con el fin de facilitar el diálogo y la cooperación de todos los Estados con estas raíces en un proyecto común.
Esta idea de nación, patria común de esta extensa comunidad de pueblos ubicados en las distintas partes de nuestro planeta no hay que confundirla con el término de nacionalismo que es la expresión de una ideología política determinada totalmente excluyente en cuanto a que conciben la nación como un actuar en el juego de sus intereses, de sus conquistas y de la distribución de sus influencias y poder ignorando los principios de solidaridad, la cooperación internacional y la justicia social para todos los pueblos de la Tierra esforzándose en la lucha por un mundo mejor donde se minimicen o no desaparezcan los pueblos marginados, hoy desafortunadamente en fase de expansión por la disparidad entre países ricos y pobres realizando esa gran trasformación a través de la ciencia, educación ,libertad y el acercamiento entre los pueblos.
Esta realidad de aproximación y casi fusión técnica económica y cultural de los pueblos, se transforma en una fase inicial en una colaboración espontánea de acción, evolucionando posteriormente a una organización administrativa, seguida de una progresiva adopción de nuevas formas políticas. En un mundo tan evolucionado, las naciones no pueden subsistir autónomamente y buscan sistemas de acción internacional, común, especializados en materias determinadas en los cuales sus capacidades no se bastarían. Tal es que sucede en el campo de la cultura con la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura); el trabajo con la OIT (Organización Internacional del Trabajo), en la sanidad con la O. M. S. (Organización Mundial de la Salud), en la economía con la FMI. (Fondo Monetario Internacional) en la emigración la C.I.M.E M (Comité Internacional para las Emigraciones Europeas) etc. etc.
Ya que han sido citadas una serie de organizaciones internacionales que cumplen una serie de finalidades, cuyo ámbito de acción y cuyas posibilidades sobrepasan con mucho a lo que una simple nación puede abarcar es asi,pues que hay una infinidad de materias como la educación, la ciencia, la cultura, la economía, la sanidad, las técnicas, el trabajo etc.., y en las que por haber rebasado los limites de capacidad de expansión del campo nacional se transforman en realidades internacionales no siendo validos ni criterios, ni métodos ni puntos de vista estrictamente nacionales .
Ahora una integración de países de forma natural y pacífica basada en el respeto mutuo con los otros pueblos del planeta y que les una su historia común con una identidad propia formada por España, Portugal, los Estados Iberoamericanos además de los Estados Unidos de América con una amplia comunidad de países junto a Puerto Rico y los Estados Ibero africanos (Mozambique, Angola, Cabo Verde, Guinea española) y los Estados Ibero asiáticos (Islas Filipinas, Isla de Timor). constituirían una deseada unión amplia, profunda y definitiva que en un mundo en continua trasformación serviría de antorcha por iluminar al resto del mundo a conseguir una sociedad mundial más humana, más solidaria y más justa.
El reto que se plantea al futuro Estado Ibérico es, a nivel nacional, recuperar su identidad arabista dormida con la esperanza futura de que vaya a cambiar el destino de Iberia y, a nivel internacional, sea un Estado mediador entre ambas civilizaciones.
Iberia, vivirá con la esperanza que algún dia cercano será nexo de unión y entendimiento y ayudara a alcanzar la armonía y concordia entre países en conflictos, siempre dentro de un código de respeto mutuo a la tradición y a las formas de vida cotidiana de cada pueblo.
Hoy, en la actualidad, el mundo Occidental está completamente perdido por su adoración a sus ideales de logros materiales por lo que merece esforzarse en la vida, alejándose totalmente, de una concepción religiosa de la vida, como lo había sido en el pasado; existen pruebas evidentes de que no se vaya a producir un cambio en el pensamiento en un futuro próximo.
Al contrario, las sociedades islámicas han mantenido a lo largo de los siglos, una explicación religiosa de la vida, y sus creencias y su espiritualidad son las constantes vitales para un musulmán, concediendo a los logros materiales y al bienestar una importancia secundaria como prioridad.
Esta dicotomía, en la concepción filosófico religiosa de la vida humana, así como en los cimientos espirituales, y en los propósitos sociales, son las constantes que separan al Islam, de Occidente y deberían ser capaces ciertamente, de tolerarse mutuamente y de vivir, el uno al lado del otro ,en una relación cordial y amistosa.
Es cierto que vivimos en un mundo dinámico, que todos los seres humanos nos necesitamos mutuamente, y que el cambio de expectativas económicas, entre los países desarrollados y menos desarrollados , genera la inmigración hacia la civilización occidental, en busca de recursos y de mejorar las condiciones de vida, lo que originará, pasadas varias generaciones, una integración entre ambas civilizaciones, que será positiva, puesto que de forma pacífica, la civilización oriental, hará de recuperar el equilibrio, y la espiritualidad perdida, a la civilización occidental, sumida actualmente en un estado de desenfreno moral y de relajación de costumbres.
Si Iberia, en el futuro, deseara ser sujeto internacional activo, en esa noble función que le ha deparado Dios, en su destino histórico, es necesario ya plantearse valientemente, ser objeto de una metamorfosis profunda, al fin de recuperar esa identidad oriental dormida, mediante un programa de cambios, que hagan posibles este objetivo.

Fdo:Julio Reyes Rubio “Al-Mayriti”

¿A la busqueda y al encuentro de Dios?

Llevo un cierto tiempo con la idea de desarrollar esta idea y para un creyente como yo,me es muy importante antes de mi encuentro con el Altisimo ,tras mi muerte expresar mi fe ciega en la existencia de Dios y en el mensaje de sus Profetas,Abraham,Moises,Jesucristo y Mahoma,"la paz sea con todos Éllos"comunicadores a la Humanidad.He redactado su reseña y a partir de ahora con la ayuda de Dios y sus Profetas desarrollare el resto de la obra.
RESEÑA DEL LIBRO: ¿A LA BUSQUEDA Y AL ENCUENTRO DE DIOS?

El título de este ensayo: ¿A la búsqueda y al encuentro de Dios? es tan original como sugestivo, pues desde la aparición del hombre prehistórico, en nuestro planeta, es una constante y continuada la búsqueda del origen del Universo, donde la Tierra es una minúscula partícula con superficie limitada, respecto a la infinidad del resto, del que forma parte.
Desde el principio, el hombre primitivo, en contacto con la Naturaleza desconocida y sus fenómenos cósmicos, de los cuales nada se sabía, tuvo que hacer uso de su imaginación para encontrar una solución al mundo que le rodeaba y a sus orígenes.
El ser humano tiene la necesidad de creer en algo y cuando se inicia en la vida, todo lo que le circunda es desconocido para él, pues incluso su entorno familiar al principio le es ajeno y es posteriormente cuando se va integrando en la vida familiar, donde finalmente termina su adaptación como un miembro más de su estirpe.
Este mismo símil, ocurre con la leyenda, que al principio, es una historia real, pero las vicisitudes del momento originaron el olvido de esta realidad y si las generaciones venideras no lo trasmiten paulatinamente en el devenir de los tiempos, acaba olvidándose y transformándose en leyenda.
Ejemplos reales de leyendas fueron contadas por el padre de la historia, el griego Herodoto, quien en su “Ilíada” y “Odisea” cuenta la historia de la Grecia antigua y otras investigaciones posteriores en el siglo XIX comprobaron que afortunadamente el alemán Schliemann describiría Troya, la ciudad descrita en estas obras.
El hombre primitivo, se mira a si mismo, y se ve tan limitado que basa su propia existencia, en algo ilimitado que le proteja, al que dedica un altar con su fuego sagrado, como ofrenda a ese Ser Protector.
Este Ser imaginado, no es otro que el Dios Supremo o también pequeñas divinidades que brindan su protección.
Han pasado más de veinte siglos y el hombre contemporáneo se ha transformado y una parte de la Humanidad, tras la revolución racionalista considera que los mitos son un conjunto de leyendas y fábulas donde los héroes y dioses están muertos y hay un cambio de valores y sin desestimar la idea de Dios Creador, erigen altares a diversos héroes, como el de la riqueza, el del deporte, de la ciencia y de la economía etc.,. Otra parte de la Humanidad sigue fiel a sus tradiciones y creencias de antaño, transmitidas de generación a generación.
El gran filósofo griego, Aristóteles, razonando llego a la conclusión en cuanto a la búsqueda de la verdad, que se halla en el punto medio.
De la búsqueda de Dios y la razón de su existencia, no puede haber ninguna duda, basándonos en una idea universalmente testimoniada por los más relevantes pensadores de todas épocas, Sócrates, Platón, Aristóteles, Plotino, Seneca, Cicerón e incluso los detractores de la Iglesia critiana, como Descartes, Voltaire, etc., todos ellos, expresaron este sentimiento profundo.
No obstante, el más convincente criterio de la existencia de Dios, es la revelación divina.
Desde la antigüedad a nuestros días, Abraham, Moisés, Jesucristo y Mahoma “la paz sea con todos Éllos” son prueba irrefutable de su existencia, pues todos ellos son “Profetas de Dios” y fueron enviados a este mundo, a comunicar el mensaje divino.
Desde Abraham “la paz sea con Él” con la zarza ardiente y el sacrificio de Isaac, a Moisés “la paz sea con Él” liberador de su pueblo del cautiverio Egipto y su parada en el monte Sinaí a recoger el Tabernáculo, a Jesucristo “la paz sea con Él” con su pasión y muerte, y finalmente con Mahoma,”la paz sea con Él” el ultimo de los Profetas, todos ellos, mensajeros de Dios al mundo.
Este tratado, pretende hacer una gran exposición de la constante búsqueda de Dios en las diferentes partes del mundo, analizando todas las creencias orientadas hacia esta búsqueda e incluso las corrientes moralistas, cuya idea es alcanzar la perfección espiritual para integrarse en la Divinidad.
No obstante, concluiré el ensayo sobre la segunda parte del tratado, en referencia “Al encuentro con Dios” y aquí estableceré mis conclusiones sobre cual o quienes en relación a la creencia o corrientes moralistas están más cerca de Dios para su comunicación con Él.
Este análisis es personal y sujeto a error pues no dispongo del don de las infalibilidad pero prometo tratarlo con fe y respeto espiritual en cuanto a los ritos, manifestaciones religiosas y el reconocimiento sublime que debe adornar a ser humano, para encontrar a Dios.

Fdo:JulioReyesRubio“Al-Mayriti”

LITERATURA ARABE

En mi libro:"Al-Andalus:En busca de la identidad dormida" desarrollo un capitulo dedicado a la lengua arabe,con sus manifestaciones artisticas y literarias.Describo un elenco de autores(poetas,historiadores,narradores etc.,)que utilizando la lengua en la que se expreso el Profeta,supieron llegar a las mas altas cotas de grandeza y de monumentalidad a traves de sus composiciones poeticas,obra de juglares y trovadores irrepetibles.
He aqui, mi exposicion.
1-ANTECEDENTES.

La literatura, fue uno de los géneros que mas sobresalió del genio árabe, por su originalidad y variada producción literaria como consecuencia de la llegada del profeta Mahoma <.
Este hecho originó una gran expansión de la cultura y su universalidad, considerando la literatura árabe como una de las más importantes y brillantes de Oriente.
La mera realidad, que la religión difundida por el profeta Mahoma<, fuese única y verdadera inspirada por Dios, es causa de una notoriedad universal y la lengua árabe se extendió en Oriente y Occidente, siendo un éxito, el que el idioma en el que se expreso el Profeta, fuese prolífico en composiciones poéticas y literarias y con futuro de expansión.
Al principio, hubo un periodo desde el 500 a. d. C hasta la época de la Hégira(622 d. C) que se denominó en lengua árabe o época de la ignorancia, donde aparecieron producciones, conservadas de forma deficiente y transmitidas oralmente con perfección formal tanto a la pureza de la lengua como a su metodología y reglas métricas y retóricas.
No obstante, la literatura árabe se puede dividir en dos periodos, totalmente diferenciados: el primero, corresponde a la infancia del arte literario; el árabe como lengua no existe y hace su aparición de una forma maravillosa, como lengua autóctona en un periodo de expansión.
Esta, ni conocía sintaxis, ni cumplía algunas reglas intangibles, reinando amplia libertad pero, prolífica en imágenes y maestra en comparaciones grandiosas en que se anima a la naturaleza y apropiada a las epopeyas, donde el autor alcanza un grado de perfección a representar la idea.
El segundo periodo data después de la Hégira, situándola en los siglos VI y VII de nuestra era, donde a excepción de la literatura griega y latina, en el resto de Europa, no existía ningún monumento literario hallándose estos pueblos en la más absoluta ignorancia.
Así pues, mientras Europa tuvo que esperar, otros quinientos años para la presencia de sus jugladores y trovadores y todavía nos separaban tres siglos para la aparición de los Cantares de Gesta, ya Arabia, tenía cantos, de un ardiente lirismo y contaba con autores con obras veneradas dignas de admiración y respeto, consideradas reliquias por el culto que las veneraba el pueblo.

2-LITERATURA PREISLÁMICA.

Escasas son las noticias sobre la prosa árabe preislámica de antiguas leyendas, proverbios y sentencias cuya originalidad data, de oradores de las tribus árabes que desempeñaban un papel importante, como rectores en la orientación de los grupos nómadas.
Existen ciertas antologías de la época, que permiten conocer la poesía árabe preislámica, transmitiéndose esta oralmente por medio de recitadores, llamados ruwat(pluralizados ruwiya), similares a los de rapsodas griegos que se distinguían por su excelente memoria y a los juglares medievales.
A pesar de las deficiencias de este modo en la transmisión no escrita, la poesía preislámica se conserva intacta y expresa el amor propio y el orgullo de las tribus, cuyos poetas cantan las victorias guerreras, sus rivalidades tribales y conceptos éticos y de amor.
En estos versos poéticos, se advierte la distinción social de que disfrutaban los poetas, cuyo papel era decisivo en la vida social y política de la tribu.
Se cita el fragmento atribuido a Chanfara (muerto en el 510 d.C.) donde pone de manifiesto la curiosa mezcla de guerrero y bandido con ferocidad y noble heroísmo.
Asimismo, cabe mencionar al príncipe Imru-l-Qays, hijo del rey de Kinda, personaje de vida desordenada, es desheredado y se refugia en la corte de Justiniano en Bizancio, considerado como el creador de muchas composiciones de la poesía árabe y cuya obra fue admirada posteriormente por el profeta Mahoma<< la paz sea con él>>.

Igualmente, en esta época destacaron en las cortes de los reyezuelos árabes del norte, otros poetas áulicos, de espíritu más refinado y sedentario como Tarafa (muerto en 569 d. C)y Al-Nabiga, ambos cantan a sus bienhechores y a las excelencias de la vida palaciega.

Los Cantares de Gesta de la época son “el Moallaquat” que relatan las propias hazañas, recordando proezas de la vida nómada y aventurera del árabe y del beduino.
Esta obra, nos fue transmitida, por un compilador de talento, Hammad-er-Raridja, genio erudito, que vivió en la mitad del siglo VIII, siendo su mayor merito, no sus composiciones originales, sino su excesivo celo en editar las poesías, de los antiguos poetas árabes.
“Los Moallaquat”, pertenecen a la labor genial, de una serie, entre siete y nueve autores diferentes como son:
Tarafa,Zoehir,Lebid,Amr’ul Quais,Harith ben Illiya,Amr ben Kolthum,Antar,Nabigha,y Ascha.
Entre los más notorios son:Amr’ul Quais,Amr ben Kolthum,Tarafa,Lebid,Antar,Nabigha y Ascha.

Amr’ul Quais

Era de sangre real, hijo del rey de Kinda, gran poeta por excelencia.
Fue desterrado por su padre, refugiándose en Bizancio y cuando murió asesinado su padre, antes de morir, le nombró su sucesor y le encomendó que vengara su muerte.
Amr’ul Quais cumplió el deseo de su padre y castigo a la tribu de Ben-Acid, instigadora de la muerte de su padre.
Posteriormente, abandonado de sus partidarios fue acogido por los jefes de tribus vecinas, creciendo su fama y popularidad, gracias a su obra literaria.
Su género, la poesía, cita la tradición heroica de los beduinos,de la vida nómada, y las aventuras amorosas y otras historias.

Amr ben Kolthum

Hijo de un famoso guerrero, llamado Kolthum de la tribu. Se quedó huérfano a corta edad y fue nombrado jefe de la tribu.
Disponía de fuerza y valor, distinguiéndose como poeta guerrero, autor de un Moallaquat.. Murió centenario, en tiempos de la Hégira.

Tarafa

Fue un genio de la poesía, precoz desde corta edad y crítico con las clases sociales.
Esta actitud, le perjudicó pues habiendo criticado al cadi Amr, que gobernaba en Hira, este, fingió tener un gran interés por él y le envió a una misión donde encontró la muerte.
Poeta de gran lirismo, canta a sus mecenas y a la excelencia de la vida palaciega.

Lebid

Es considerado como el tercer poeta árabe en importancia. Poco se conoce de su vida, aunque conoció a Mahoma <.
Fue enviado por la tribu de Kelb, abrazo la doctrina del Profeta y le acompañó como fiel discípulo en su huida a Medina.
Sobrevivió al Profeta y se traslado en la época del califato de Omar, a Kufa donde falleció,ya centenario.
Es conocido por su Moallaquat, conservándose los poemas que compuso a edad avanzada, donde describe su canto al amor, a las virtudes, a su tribu y con sensibilidad especial a la naturaleza.

Antar

De origen humilde, hijo de esclava, siendo reducido a la esclavitud por su padre en su adolescencia, quien no le quería reconocer, aunque posteriormente recobra su libertad de forma fortuita.
Su vida fue fecunda en aventuras y en pasajes novelescos, adquiriendo fama, gracias a sus hazañas en combate con otras tribus.
Cantó al amor, a la fidelidad y su nombre, es muy apreciado en la literatura árabe.

Nabigha

Es un poeta tan destacado en su tiempo, que le consideraron un maestro.
Su nombre original no era éste, sino el apodo por el que se le conocía, como Nabigha, que significa el < por su facilidad en la composición de sus poesías.
Vivió en la época de Noman-ben Mondar, rey de Hira, en el siglo VII de nuestra era, y un poco antes de Mahoma <.
Fue considerado, como un poeta estimado, genial autor de los Moallaquat, cantando a sus mecenas y a los placeres de la vida.

Ascha

Fue el cantor por excelencia. Su nombre verdadero era, Meimun ben Quais, considerado como uno de los grandes poetas de los Moallaquat.
Su obra, se compone de variedad en sus métricas, su estilo excelente y su gran fama es debida, a su Panegírico al vino, citado como modélico en las literaturas orientales y a su Oda donde celebra la misión profética de Mahoma <.
Tuvo una gran resonancia en las composiciones poéticas de la literatura oriental.

3-LITERATURA ISLAMICA: EL CORAN

El Corán es para el islamismo el libro sagrado considerado como la palabra de Dios transmitida textualmente por el propio Mahoma<< la paz sea con él>>(570- 632d.C).
El Corán se compone de capítulos, llamados suras o azoras y significa. En otras lenguas semíticas se designa con el nombre de Furquan que significa.
El Corán, prodigio subsistente, según los musulmanes es la prueba innegable de la divinidad del islamismo, es definido como un libro con una elocuencia sublime y celeste inalcanzable por ningún ser humano.
El Corán dispone de 114 capítulos , suras o azoras cada uno de los cuales está formado por un número variable de versículos (aya o aleyas), rimados en asonancia pero sin responder a una medida fija, siendo considerado como un escrito con prosa armónica al ejemplo de los libros sapientales del Antiguo Testamento.
Fue compuesto durante los años de la actividad político - religiosa de Mahoma <, y su texto fue fijado en el año 650 d.C. por el califa Otman.
Las suras o azoras se dividen en dos grupos: al primero pertenecen las que corresponden a las predicaciones de Mahoma<< la paz sea con él>>, en la Meca; son breves y de estilo poético y se caracterizan por su fervor religioso; en la segunda categoría están las suras o azoras compuestas en Medina, que son las de mayor extensión y contienen preceptos y enseñanzas y adoptan un carácter doctrinal.
La originalidad del Corán es que recoge elementos judíos, cristianos y del primitivismo paganismo árabe, obteniéndose una peculiarisima fisonomía, siendo considerado como la iniciación de la literatura religiosa en prosa árabe.
Mahoma<, creó un medio de acción todopoderoso, ante un pueblo infinitamente sensible al encanto del bello lenguaje.
Mil leyendas han surgido en torno al libro sagrado. Se dice que Mahoma<< la paz sea con él>>, recibió inspiración por vía celeste. Un ángel se le presentaba cuando estaba en éxtasis y revelaba al Profeta la verdad divina, que él recogía fielmente.
Finalizada la revelación, Mahoma<< la paz sea con él>>, mandaba a sus secretarios bajo su dictado las palabras proféticas.
La disposición actual de los capítulos del Corán es artificial puesto que tras un largo periodo de tiempo después de haber muerto el Profeta, se decidió reunir en una sola obra todos los fragmentos separados de su revelación.
Esta labor se hizo durante el Califato de Abú Becker, con la colaboración de un discípulo directo del profeta llamado Zaid ben Thabit.
El Corán, se ordenó no teniendo en cuenta el orden histórico y primando la longitud de sus capítulos, primero los más largos y luego los cortos, creándose las suras o azoras más extensas en la época que Mahoma <, cuando estaba a la cabeza de sus creyentes como luz revelada por Allah, en su misión profética en el mundo musulmán.
El mensaje de Mahoma <, era para exhortar a sus compatriotas a hacer el bien y a cumplir las prescripciones de la fe, y en evocar el día del juicio final; la idea del paraíso y del infierno que se evoca frecuentemente con una belleza extraordinaria “cuando el cielo se dividirá cuando sean dispersadas las estrellas, cuando los mares confudirán sus aguas, cuando las tumbas se abrirán, el alma vera sus acciones pasadas y recientes... los justos entrarán en la morada de las delicias, pero los prevaricadores irán al infierno”.
En general, la parte del Corán anterior a la huida a Medina, es aquélla en la que el soplo del fundador de la religión se deja sentir mejor, siendo verdaderamente un Profeta o un iluminado el que habla.
Posteriormente es un legislador, un hombre de Estado, los versículos son más largos y más detallados.
Así pues, el Corán es uno de los monumentos más puros de la literatura religiosa y popular y merece el mismo lugar que la Biblia, el Zend Avesta.. siendo el Corán el modelo gramatical y estilístico de la literatura árabe posterior.
La exégesis del Corán, produjo pronto diversas escisiones, que los comentaristas con la aparición de escuelas despertaron polémicas entre los tradicionalistas y los intérpretes filólogos del libro sagrado.

Son dignos de mención los sufíes, donde se pone de manifiesto en su pensamiento la influencia cristiana, neoplatónica e hindú.

Entre ellos están Hasan al-Basri(muerto en 728d.C), Al-Muhasibi(muerto en 857d.C),Al-Hallach(muerto en 922d.C).
También en la especulación filosófica destacan al-Kindi(muerto en 873d.C),Avicena (muerto en 1037d.C ),y Algacel (muerto en 1111d.C) autor de La vivificación de las ciencias de la religión, considerada, como la más perfecta y equilibrada obra religioso musulmana.
A mediados del siglo X se funda en Basora un grupo designado que editaron una enciclopedia de contenido gnosticista y neoplatónico, cuyos comentarios contienen fábulas y abstractas teorías.
La creencia en que Dios había revelado sus verdades en árabe, hizo nacer un respetuoso culto a la lengua y despertar interés por su cultivo hacia una serie de contribuciones filológicas y de codificación de la lengua.
A mediados del siglo IV de la Hégira, el escritor Mazudi, dice, que entre los libros traducidos del persa al árabe, se hallaba el cuento titulado Los Mil Cuentos, título conservado en árabe y al que el pueblo le titulo de Las Mil y Una Noches, colección de cuentos coetáneo , sin precisar la fecha exacta de su creación.
Fueron revelados en Europa, por el francés orientalista Galland, en el siglo XVII y dentro de esta obra son los mas populares: así como las aventuras de y también .
Las escuelas gramaticales prestigiosas de Basora y Kufa, fueron eclipsadas por la de Bagdad, donde se crea un dogmatismo lingüístico, beneficioso para la pureza del idioma y teorizan sobre el árabe, griegos, turcos, persas que son adoctrinados por el Islam.
Entre los poetas de la literatura islámica merecen mencionar:

Lokman

Se desconocen los datos biográficos de su vida, de él se sabe, que pertenecía a la tribu de Ad, con gran prestigio en su época y se le apodaron< El Sabio>.
Vivió, en la época de la Hégira, y se le atribuye el género de Fábulas no originales, que los apólogos reconocen su autoría, y otros consideran, que al no ceñirse al estilo oriental, se tratan de una imitación de las de Ésopo u otros autores.
Sus obras, fueron traducidas en Europa en el siglo XVII y sus manuscritos, escasos no pertenecen a un estilo oriental.

Tarantini

Es considerado, como uno de los más distinguidos poetas.
Se conocen sus datos biográficos, como que fue profesor en Bagdad , en la Universidad de Nizamia, en la época de Nizam Almuck, y que falleció en el año 1107d.C.
Fue, un admirable poeta muy alabado en Oriente, con un arte extraordinario con habilidad de diversificar su estilo y con un dominio absoluto de la lengua..
Es autor de un Poema, en honor de Nizam Almuck, donde demuestra, un dominio del estilo literario y también de versificar un tratado de Jurisprudencia, titulado Vasit de su maestro Gazali.

Abu Temman-Habib

Nace en Djacem, poblado entre Damasco y en Tiberiades en el año 170 de la Hégira(año 792d.C) y muere en Mosul.
Se educa en Egipto y pronto destacó por su estilo e imaginación siendo apodado < El Príncipe de los Poetas>.
Los Califas bajo cuyo reinado vivió, fueron sus mecenas, y vivió, entre riquezas y generosidad.
Sus obras, son tres Colecciones de Poesías, extraídas de los Divanes de los mejores poetas árabes, anteriores y posteriores a Mahoma<.
Las Colecciones se titulan:Hamaza,Fohul-al-Chora y Ketabh-Alikh-tyar-min.chaar-alchoara.

Motenabbi

Nació en el 303 de la Hégira (año 925d.C), de familia humilde, pertenecía a la tribu de Djof. Hombre de talento y gran personalidad, se presentó como profeta y de aquí nació el apodo de Motenabbi que significa .
Su nombre original, fue Abu Thayb Ahmed ben Hussein.
Lleno de genio poético y con una fuerza y entusiasmo se erigió como jefe, atrayendo muchos seguidores y discípulos de las tribus del desierto, pero sus pretensiones fracasaron siendo derrotado y cautivó y más tarde recobro la libertad.
Posteriormente,dedicó su vida a la poesía y el príncipe de Alepo,Seif-el-Daulah fue su mecenas, dedicándose, a alabar las proezas de su protector.
Hombre inquieto, pasó a la corte del rey de Egipto, pero dedico su estancia a escribir versos satíricos contra su soberano, que le obligó abandonar Egipto, dirigiéndose a Chiraz, donde vivió unos años felizmente, entre lujos y favores del soberano.
Murió violentamente, al regresar a Arabia, siendo asaltado por unos bandidos, que le asesinaron en el año 354 de la Hégira(año 976d.C).
Son conocidos, de él ,un Diván o Colección de poesías estimadas en Oriente y comentadas, por múltiples autores que le dan fama, de un poeta prolífico y de gran mérito.

Abúsala

Nace en Moarrah en el año 363 de la Hégira(año 985d.C) y muere en el año 1057d.C. Era invidente a muy corta edad, pero estudió con gran aplicación, en su ciudad natal y posteriormente en Bagdad.
Al regresar a su ciudad, se encerró en su casa y se dedicó íntegramente al fervor poético, adquiriendo, fama merecida que se difundió su nombre a toda la nación árabe.
Fue un poeta de intensa fecundidad, y con gran talento y conocimiento de la lengua árabe, que uso en sus diversas creaciones poéticas.
No obstante, sus doctrinas fueron criticadas por la ortodoxia musulmana, que le acuso de conducta inmoral y seguir la religión de los brahmanes .
Entre sus composiciones, existen diversas Colecciones, donde resalta la vanidad de las cosas del mundo, satiriza las costumbres humanas y la ausencia de fundamento de la mayoría de las religiones.

Ben Faredh

Nace en El Cairo, en el año 577 de la Hégira(año 1199d.C) y muere en el año 632 de la Hégira(año 1254d.C).Era originario de Siria, y se desconoce su vida.
Es un gran poeta místico, que dedicó su vida a la piedad y sus creencias del estilo místico. Fue, esencialmente un gran poeta, que transmite en sus versos, las manifestaciones de su vida íntima espiritual y contemplativa.
Se comenta de él, que cuando componía poesía, entraba en éxtasis,y sufría convulsiones recibiendo la inspiración.
Fue un poeta admirado por los jeques, visires y personajes de relieve, que sentían por él gran respeto y admiración, que se conserva actualmente pues su tumba en El Cairo, aun sigue venerada por su vida ejemplar y por su santidad.
Es autor de la Khamriade o Elogio del vino, obra maestra del lirismo místico oriental.

Hamadani

Nace en el año 358 de la Hégira (año 980d.C) en Hamadan, adquiriendo el apodo en memoria de su ciudad natal.
Fue su mecenas, el ministro Abulkassem-ben-Abbad, conocido por Sabed, quien le colmó de bienestar y de riquezas.
Hamadani, hombre inquieto, le abandonó, trasladándose a Djordjan y después a Nischabur.
En esta última ciudad, tuvo rivalidad con el poeta Abubechr Khovaresmi, cuyas discusiones le dieron fama y popularidad.
Realizó viajes a otras ciudades, como Khorasan, el Sedjestan y la provincia de Ghazna, fijando definitivamente su residencia en Herat, donde a una temprana edad murió en medio de la felicidad y de la gloria.Su muerte fue un duelo nacional; todos los poetas lloraron su pérdida.
Entre sus obras más notables están los cuatrocientos Makamat o Sesiones, cuyo protagonista es un personaje supuesto, Abulfadhl Escanderi y se desarrolla la obra en múltiples parajes, entre ellos está Mekdiya, de donde se deriva su nombre de Makamat de Mekdiya.

Hariri

Nace en Basora en el año 446 de la Hégira(año 1068d.C) y su nombre era Abú Mohamed Kasem y su apodo de, Hariri se debe, a la profesión de su padre que era< Mercader de sedas>.
Tuvo como maestro a Hamadani, y fue su mecenas, el Califa abasida, Mostarsched-Billat,a quien compuso cincuenta Sesiones.
Su obra maestra que le dio una gran fama fue, Makamat o sea Sesiones, que a imitación de Hamadani, se trata de novedades contadas por un personaje supuesto, que entremezcladas en prosa y verso y en diálogo con otros personajes, exponen temas de moral, filosofía y otras flaquezas humanas.

También, fue autor de una gramática árabe titulada Molhat-alirab y de un Comentario en prosa sobre el mismo tratado.
Hariri murió en el año 515 de la Hégira(año 1137d.C), disfrutando de fama póstuma por el irresistible encanto de sus composiciones, y adorado por un gran número de admiradores.

Fakhr-Eddin

Vive a finales del siglo VII de la Hégira y a principios del siglo VIII y murió centenario.
Es el historiador por antonomasia, siendo el Homero oriental y su obra cumbre es, la Historia cronológica de las dinastías musulmanas.
Esta obra, se divide en dos partes; en la primera, como Maquiavelo en Occidente, describe las virtudes que debe de tener un príncipe y los defectos que debe evitar,y en la segunda parte, menciona las diferentes dinastías que han dirigido el Imperio, fundado por Mahoma << la paz sea con él>>, empezando con los primeros Califas.
La obra termina, con la destrucción del Califato de Bagdad por el mogol Holagú, en el año 658 de la Hégira(año 1280d.C).

Wakedi

Digno de mención, como uno de los grandes historiadores es Abú-Abd-Allah Mohamed ben Omar al Wakedi, que nace en el año 748d.C y muere en el año 823d.C.
Cultiva este género y describe la historia de las conquistas de los primeros califas después de la muerte del Profeta, con las conquistas de Siria, Egipto, Mesopotamia, Armenia, y Persia.
Sus obras son muy conocidas y traducidas en varios idiomas.

Makrizi

Nació en el Cairo en el año 760 de la Hegira es (año 382d.C) y muere en el año 845 de la Hégira(año 1467d.C).
Tuvo una larga vida, procedía de una familia emparentada con Alí, descendiente del Profeta.Es un escritor de estilo sencillo y a veces se dedicó a la investigación y la compilación, transcribiendo los textos de los escritores que consultaba.
Deja una numerosa obra, dedicándose a la investigación histórica de Egipto y de la Historia del Islam siendo de interés mencionar entre éstas, la Descripción histórica y topográfica de Egipto y particularmente del Cairo; un Tratado de monedas musulmanas; Pesos y Medidas; Historia de los coptos; Historia de los sultanes Ayyubitas y Mamelucos etc..

Ibn Eschum

Nace en el año 1308 d.C. y muere en el 1380d.C.
Fue líder religioso, teniendo de mecenas, al gramático Abú Hagyan y fue profesor de exégesis en El Cairo.
Es considerado como una figura importante dentro de los gramáticos árabes y dejo escritas diferentes obras como, Gramática, un Tratado de Sintaxis y diferentes obras de lingüística como:I´rab o Reglas de flexión, su Alghaz o Estudios sobre dificultades gramaticales del árabe , las Cortaduras de oro y otras obras, no mencionadas del mismo tema.

Ebn Khaldum

Nació en Túnez en el año 1332d.C y murió en la Meca en el año 1406d.C.
Procedía de una familia, que tuvo un papel muy importante en la conquista de España por el Islam.
En su juventud, cursó estudios y una vez terminados, recibió apoyo de su mecenas el Sultán Abú Ishaq Ibrahim, con el que granjeó una gran amistady fue su secretario particular estableciéndose en Fez.
Fue un hombre envidiado por su talento y sus enemigos lograron que le condenaran privándole de libertad durante cinco años y cuando salió de esta situación, recibió los favores del Sultán.
Reintegrado en su puesto ,acudió de embajador a la corte del rey don Pedro de Castilla a realizar una misión,y por su éxito fue recompensado con el nombramiento de gran Chamberlan del príncipe y regente del Califa Bugie.
Durante el resto de su vida, ocupó puestos de diplomático en asuntos públicos y a menudo vivió conflictos, que le sirvieron para optar a puestos de confianza de personalidades importantes.
Habiendo acudido a una peregrinación a la Meca, cayó enfermo y falleció rodeado de personalidades del mundo intelectual, siendo honrado y respetado por todos.

4-LA LITERATURA ARABE:LA DECADENCIA Y EL RESURGIMIENTO.

Con la caída de Bagdad, a manos del imperio mongol en el año 1258d.C, se inicia un periodo de decadencia de la literatura árabe con una única excepción, de la literatura de la España musulmana, que concluirá dos siglos más tarde.
Así pues, en el siglo XV, las letras árabes entran en una fase de letargo, que no despertará hasta los tiempos modernos.
Este periodo, que abarca desde el siglo XV hasta el siglo XIX,no se caracteriza porque las letras árabes dejaran de cultivarse, sino al contrario, hubo numerosos escritores y se publicaron múltiples obras.
Lo que ocurre, es que se acabó con la originalidad y el genio creador árabe se limita, a la compilación y la imitación de obras antiguas, de historia, geografía, religión, gramática, y otras materias.
Entre los grandes escritores, cabe destacar, el marroquí Ibn Battuta, geógrafo que describe sus viajes donde recoge, tradiciones y leyendas del siglo XIV;Ibn Taymiya de Damasco, reformista religioso; el egipcio Al-Suyuti compilador de los siglos XV al XVI y el historiador Al-Maqqari de Tlemcen quien describe la España musulmana en el siglo XVII.
Fue en el Líbano, donde los cristianos tuvieron el mérito de conservar la pureza de la lengua árabe y gracias a su esfuerzo apareció, a principios de siglo XIX, el espíritu nacionalista árabe.
Fue, gracias a su labor de regeneracionismo cultural, y conjuntamente con Egipto, iniciaron la labor de enviar a sus jóvenes a estudiar a las Universidades europeas, formándose un movimiento cultural, denominado “Nahda” o “Resurgimiento”.
Ello motivó, que en el siglo XX, con una fuerte cohesión, ha hecho renacer la pureza de la lengua clásica, para ser usada en el cultivo de géneros occidentales, como el periodismo, el teatro y la novela.

Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

MI ADMIRADO PUEBLO TURCO

De mi libro :"Al-Andalus :En busca de la identidad dormida" dedico unas bellas palabras a mi admirado pueblo turco,por ser quien llevo el baluarte del Islam,durante varios siglos,conducido por el guia espiritual, el Profeta Mahoma "la paz sea con Él",mensajero de Alah.
TURQUIA

Turquía, el gran imperio europeo de los siglos XV y XVI, actualmente es un Estado con doble identidad, europea y oriental, similar España y con una gran vocación europeísta.
Tiene en el común con España, el haber sido, en el mismo periodo de la historia, un imperio con las misma doble identidad, europea y oriental.
Turquía, con su presencia en Europa, desde el siglo XIV, por las conquistas del Sultán Murad, de Adrianopolis, Tracia, y de los Balcanes, y posteriormente con la toma de Constantinopla en 1453 por Mohamed II, enriqueció culturalmente a Europa, siendo puente de unión entre Oriente y Occidente.
La nación turca, tuvo la responsabilidad histórica de defender el Islam y su mundo espiritual durante cinco siglos, y nunca se ha podido entender una Europa sin Turquía y su civilización, a pesar de que las creencias religiosas, fuesen una barrera infranqueable, en los tiempos pasados.
El pueblo árabe cometió un error histórico al abandonar a Turquía en la 1º Guerra mundial y no alinearse con sus hermanos de fe islámica, defendiendo solidariamente con ellos el Islam contra franceses e ingleses que la despojaron del resto de su territorio.
Fue un equivocación del pueblo árabe, en confiar en las falsas promesas de los Imperios francés y ingles de liderar un movimiento liberador de estos pueblos, de la potencia derrotada, Turquía, y en pago por su ayuda, estos descendientes de los antiguos cruzados demostraron su ingratitud, sometiendo al Islam a un puro colonialismo que ha estado vigente hasta la 2º Guerra mundial.
Desgraciadamente, aun quedan cicatrices abiertas de este intervencionismo neocolonialista de la presencia inglesa en el territorio, como es la creación del Estado de Israel.

Turquía, cuando inició su protagonismo como nación europea en el siglo XIV, y se asentó en Europa meridional, establecieron, un Estado modélico, basado en la tolerancia étnica y religiosa hacia los cristianos.
Estos, integrados en una sociedad, sin ser discriminados por su fe, ocuparon puestos relevantes en el Imperio merced a su capacidad, y dotes personales.
El ideal de los Sultanes, siempre movidos por su vocación europeísta, era materializar su sueño, que no era otro, que la restauración del Imperio romano en el Mediterráneo.
Luego a su vez, Europa se ha enriquecido gracias a Turquía, España, Rusia, pueblos, que no sólo están ubicados geográficamente en Europa, sino que se han constituido como los baluartes de la Civilización Occidental frente a Oriente.
También a la inversa, estos pueblos han sido portadores de la civilización oriental en Europa.
Así pues, ellos han tenido la virtud, que sin renunciar a su vocación europeísta, han elevado cultural y humanísticamente a esta Europa, quizás en siglos anteriores, atrasada, por la cultura rudimentaria de los pueblos europeos centrales y septentrionales (Suecia, Dinamarca, Holanda etc...)

Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

RELACIONES HISTORICAS ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

De mi libro:"Al-Andalus:En busca de la identidad dormida" expongo una historia abreviada de la relacion entre ambas culturas.
1-LAS RELACIONES HISTORICAS ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE.

Si analizamos la historia de la Humanidad, las primeras civilizaciones neolíticas aparecen por la existencia de valles fluviales, aptos para la organización de sociedades humanas sedentarias, base de las formaciones políticas y culturales posteriores.
De Oriente procedían tres civilizaciones neolíticas conocidas, como la del río Indo, con Ciudades- Estado como Mohenjo-Daro y Harappa; la del río Nilo, que se organiza muy pronto un Estado político y religioso, bajo la autoridad del Faraón y la de Mesopotamia, en la confluencia de los ríos Tigris y Eufrates.
En esta ultima, aparecen en la historia, las primeras Ciudades- Estados, fundadas por sumerios y akadios y se realiza la primera unificación territorial, bajo reinado del rey Hammurabi, de Babilonia entre 1728 y 1676 a.C.
Estas civilizaciones mencionadas, se caracterizaron por el descubrimiento de la agricultura, y de una incipiente ganadería, produciéndose grandes transformaciones en el modo de vida del hombre prehistórico.
El nomadismo, es sustituido por la vida sedentaria, se sustituyen las actividades de caza por la ganadería y alternándose con el cultivo de la tierra y fundándose los primeros núcleos urbanos.
Esta civilización neolítica se extendió hacia el Oeste, produciéndose el florecimiento de culturas europeas, en Grecia, Italia, Europa central y en los Millares (España).
Posteriormente, con el descubrimiento de la metalurgia, en el bronce y en el hierro, se desarrollan técnicas, que son practicadas en el Continente europeo; pero expresamente, la cultura del hierro, nacida en Centroeuropa, y cuyas estaciones más representativas son Hallsttatt y La Tene, se difunde en el Continente, a través de los celtas.

El activo comercio de los pueblos griegos y fenicios, estableciendo factorías en Occidente, originó la primera relación de armonía entre Oriente y Occidente.
Estos pueblos se ponen en relación con los distintos pueblos europeos, contribuyendo a la vez a intercambios culturales, técnicos y de organización social y política.
Así pues en esta etapa de la Humanidad, es Oriente la portadora del saber, de la cultura y de una civilización avanzada, la que a través de los intercambios comerciales, se relaciona con Occidente, con una civilización arcaica, y atrasada.
Ambos, en armonía y en paz se relacionan y en Occidente se produce una mutación, incorporando una organización social y religiosa, sustituyendo sus viejas creencias en los tótem o espíritus de sus familiares muertos, por los dioses púnicos, griegos etc. estableciendo el culto a Astarté, Moloch, y otros dioses de Oriente.
Fueron las polis griegas y particularmente Atenas quien conocerá en el siglo V a.C., el desarrollo en los campos del pensamiento y del arte, que dará lugar a la civilización del periodo clásico, cuya influencia fue decisiva hasta hoy, para la civilización Occidental.
Macedonia, nueva potencia situada en el norte de la Grecia continental, y caracterizada por su espíritu guerrero y de tradición aristocrática monárquica, será quien impondrá su superioridad militar, gracias a las innovaciones en el arte de la guerra (grupos de infantería armados con largas lanzas y flanqueados por la caballería).
Es, su rey, Alejandro Magno, quien venciendo a los persas, acometerá la conquista de Oriente, con su marcha al continente asiático, jalonado de victorias y conquistas: Egipto, Mesopotamia, Asia Menor, Siria, Israel, Asiría, Media, Persia, y el valle del Indo.
Alejandro, asumió los ideales del mundo griego y su Imperio, constituyó la base de la difusión de la cultura griega occidental (Helenismo), por todo su ámbito geográfico.
Con la fundación de Roma en el año 753 a.C., va a convertirse en el centro, de un gran Imperio territorial, a través de sus etapas expansivas, en la Península italiana y en las cuencas Occidental y Oriental del Mediterráneo.
El espacio geopolítico del Imperio Romano, está limitado en torno a los ríos Rhin y Danubio en Europa, la zona natural de separación constituida por el desierto africano, los montes del Caucaso , Mesopotámia y el desierto de la Península arábiga.
Roma heredó y asimiló la cultura griega y encuadro dentro de sus fronteras a culturas orientales, tan antiguas como la de Egipto, Siria y Mesopotamia; y al Oeste, asimiló zonas europeas en plena Prehistoria.
El Imperio Romano, aportó su organización política, social, económica, religiosa, administrativa y cultural, labor unificadora que se denomina “la Romanización”.
Tras la conquista de Roma, se idearon en el mundo romano, actividades económicas bien definidas que se constituirían en grandes unidades de producción y comercio, estrechándose las relaciones entre Occidente y Oriente.
Roma a traves de la Península Ibérica, el norte de África, Italia, Galía, Retia, Norica, Panonia, Dacia, Tracia, Grecia, Asia Menor, Egipto y el resto de las provincias orientales, realizo funciones de intermediación en el comercio de productos orientales.
Este imperio sería dividido por el emperador Teodósio, en el año 395 d.C. en dos: el Occidental, con capital en Roma, y el Oriental, con capital en Constantinopla.
El imperio Occidental sucumbió por la invasión de los pueblos germánicos, siendo en el año 476 d.C. depuesto el último emperador romano, Rómulo Augústulo, por Odoacro, rey de los Hérulos.
La parte Oriental del Imperio Romano no va ser invadida y continuara su historia hasta el año 1453 d.C., con la toma de Constantinopla, por el sultán turco Mohamet II.
El primer poder europeo, que quedó constituido tras la disolución del orden romano en Occidente, fue el Imperio Bizantino.
Una segunda fuerza va a constituirse al Este y al Sur del Mediterráneo, influyendo en la evolución de la Europa: El Islam.
Esta nueva fuerza expansiva, tendrá como protagonista al pueblo árabe, nexo entre Oriente y Occidente, a través de su participación en las caravanas orientales.
Como espíritu propulsor contará con una nueva religión monoteísta predicada por el profeta Mahoma<< la paz sea con él>>, (570-632d.C), quien logra la sumisión de las tribus nómadas de la Península arábiga, ampliando su sucesores el dominio musulmán a Mesopotamia y Persia.
El Islam provoca el final del Imperio Persa Sasánida, y conquista Asia Menor, Siria, Fenicia, Israel, Egipto, la India.
Posteriormente los musulmanes se dirigen hacia Occidente y partiendo de Egipto, dominan el norte de África, la Península Ibérica, y penetraron en el reino de los francos, hasta que son derrotados.
Es, Carlos Martel, quien en la batalla de Poitiers (año 732d.C), detiene temporalmente la fuerza expansiva del Islam, para el resto de Europa.
Durante el siglo V, a medida que los pueblos germánicos invaden el Imperio Romano de Occidente y abandonan sus tierras originales, los eslavos avanzaron hacia el Oeste, instalándose en las orillas del Vístula, Oder, Elba y Danubio.
La evangelización llevada a cabo por el Imperio Oriental Bizantino, a estos eslavos y su conversión al Cristianismo, íntegro a estos pueblos en el área cultural europea.
Otros pueblos procedentes de las estepas asiáticas, nómadas pastoriles, penetraron en Europa, como los pechenegos (Siglo X), los húngaros (Siglo IX) y búlgaros, convirtiéndose al Cristianismo e integrándose en la cultura europea.
El último desplazamiento de los pueblos, sobre Europa va a tener lugar en los siglos IX y XI, en este caso, serán los normandos o habitantes del Norte, también llamados vikingos, quienes, de su solar originario, en las actuales Suecia, Noruega y Dinamarca, se dirigen hacia el Sur, sembrando una vez más la inseguridad y la devastación sobre el continente.
Estos últimos pueblos son cristianizados y con su espíritu y ardor guerrero, servirán de adalid al Santo Padre de la Iglesia romana, para la reconquista de Sicilia y la de Apulia, en poder del Islam.
A partir del siglo XI, Europa disfrutará de una paz conseguida desde las invasiones del siglo V, las migraciones de los pueblos eslavos, de los pueblos esteparios de Asia y el desplazamiento normando.
Esto constituirá la primera premisa para un proceso de expansión europea, cuyo primer síntoma serán las expediciones al Oriente musulmán, denominadas .
El movimiento de las Cruzadas se gestó en el siglo XI, a instancias de la Iglesia romana, que con el fin de liberarse del poder temporal del emperador de Alemania y de los abusos de los señores feudales, aprovecho la coyuntura de proponer esta idea.
Era un ideal oportuno y preciso para la Iglesia Romana, de liberar el Santo Sepulcro y asegurar las rutas de peregrinaje a los Santos Lugares, cortadas a mediados del siglo XI por los turcos selyúcidas.
Una a ocho fueron las Cruzadas, siendo la primera dirigida por Roberto de Normandía y Godofredo de Bouillón.
La conquista de Edessa, por los musulmanes, dio lugar a la Segunda Cruzada (1147- 1149d.C), expedición que fracasó en el intento de reconquistar el principado.
En el año 1187d.C, Saladino, Sultán de Egipto, decidiría la conquista de Jerusalén, y nunca se volvió a recuperar; aunque fue un hombre magnánimo, con los vencidos, y fiel cumplidor de las promesas de tolerancia para los cristianos, ordenando que éstos podrían visitar el Santo Sepulcro, aunque en pequeños grupos y desarmados.
La Tercera Cruzada (1189 -1192d.C) fue dirigida por el emperador alemán, Federico Barbarroja, el rey francés Felipe Augusto y el rey inglés Ricardo Corazón de León, quienes no pudieron recuperar Jerusalén pero fundaron un reino cristiano en Chipre (año 1191d.C).
La Cuarta Cruzada (1202- 1204d.C), estuvo presidida por el ataque cristiano a Constantinopla, mediatizada por el Dux de Venecia, y se conquistó el puerto de Zara, y Constantinopla fue saqueada.
La Quinta Cruzada fue dirigida por Juan de Brienne, rey de Jerusalén en el exilio, Andrés II, rey de Hungría, y Leopoldo VI, duque de Austria.
Se desarrollaron algunas campañas de poca importancia, se dirigieron a Egipto, y tomaron el puerto de Damieta, que perderían dos años más tarde.
La Sexta Cruzada (1228-1229d.C) fue dirigida por el emperador de Alemania, Federico II, negociando con el sultán de Egipto la restitución de Jerusalén a los cristianos.
En el año 1229d.C fue coronado rey de la Ciudad Santa en la Basílica del Santo Sepulcro; pero está ciudad se perdería definitivamente para los cristianos en el año 1244 d.C.
La Séptima Cruzada (1248-1254d.C) fue una empresa personal del rey de Francia, Luís IX, cuya intención era conquistar El Cairo; pero cayó prisionero del Sultán, y tuvo que comprar su libertad y la de su ejército, entregando Damieta y una suma muy elevada de dinero.
La Octava Cruzada (año 1270d.C) se inició por San Luís, rey de Francia, que, a pesar del fracaso en Egipto, preparó esta Cruzada, cuyo destino era Palestina, pero su hermano, Carlos Anjou, le convenció para dirigirse a Túnez,y una epidemia de cólera, acabó con su vida y con la de uno de sus hijos.
San Juan de Acre, última plaza de los cruzados, sería abandonada en el año 1291d.C.
El primer el gran enfrentamiento entre una Europa unida, por un lado, y el Islam por el otro, es decir, las Cruzadas, coincidió con el nacimiento mismo de la civilización europea.
En aquel tiempo ésta civilización, aún aliada con la Iglesia, empezaba a vislumbrar su camino, desde los siglos de oscuridad que sucedieron a la decadencia de Roma.
Su literatura estaba atravesando por entonces por un nuevo florecimiento.
Las artes estaban lentamente despertando del letargo producido por las migraciones guerreras bárbaras (godos, hunos, y vándalos).
Europa acababa de salir de las brutales condiciones de la alta Edad Media, y de adquirir una nueva conciencia cultural, y, con ella, una mayor sensibilidad.
Fue precisamente en este momento tan crítico, cuando las Cruzadas la pusieron en contacto, hostil con el mundo del Islam.
Era cierto que había habido conflictos entre musulmanes y europeos con anterioridad a las Cruzadas: las conquistas árabe de Sicilia y España y sus incursiones en el sur de Francia.
Pero estas guerras tuvieron lugar con anterioridad al despertar de la nueva conciencia cultural de la Europa cristiana; fueron conflictos de carácter local y no tuvieron una plena significación.
Ahora bien, las Cruzadas fueron decisivas porque coincidieron con el periodo de la infancia de Europa, y, como ocurre con el ser humano, las impresiones violentas de la temprana infancia, se mantienen consciente o subconscientemente a lo largo de la vida.
Esto fue lo que ocurrió con las Cruzadas, las cuales produjeron una de las impresiones más profundas y permanentes en la psicología de aquella sociedad europea.
El entusiasmo universal que despertaron en su momento, no puede compararse con nada de lo que había experimentado anteriormente Europa.
Todo el continente contagiado, por una oleada de embriaguez, de júbilo derribó, al menos, durante mucho tiempo, las fronteras entre naciones, pueblos, y clases sociales.
Se constituyó una unidad europea, enfrentada al mundo del Islam.
Así, se puede decir, que la Europa moderna, nació del espíritu de las Cruzadas, y, como anteriormente había habido sajones, germanos, franceses, normandos, italianos etc..., durante las Cruzadas se forjó el nuevo concepto político de “Cristiandad”, distinto al concepto religioso de “Cristianismo”, siendo el anterior el que aúno a todos, en su odio al Islam.
Es una de las grandes ironías de historia, que el primer acto de conciencia colectiva, es decir, la constitución intelectual del mundo Occidental, fuera debido a impulsos apoyados, enteramente y sin reservas, por la Iglesia Cristiana.
Al contrario, la mayoría de los logros posteriores de Occidente se hicieron posible gracias al racionalismo, como rebelión intelectual, en contra de casi todo lo que representaba y representa la Iglesia.
Esto fue un acontecimiento trágico, desde el punto de vista de la Iglesia cristiana, y desde el Islam, porque, para la Iglesia, posteriormente perdió su autoridad en las gentes de Europa, y, para el Islam, porque tuvo que soportar el fuego de las Cruzadas, durante los largos siglos que le siguieron.
La semilla de esta animosidad secular, nacida de las indecibles crueldades, de la destrucción y la degradación de los piadosos Caballeros de la Cruz, que penetraron en las tierras del Islam, que llegaron a conquistar, y luego perdieron, han amargado, desde entonces, las relaciones entre Oriente y Occidente.
Si bien, las civilizaciones del Islam y Occidente difieren en cuanto a sus cimientos espirituales y a sus propósitos sociales, deberían ser ciertamente capaces de tolerarse mutuamente y de vivir, la una al lado de la otra, en una relación amistosa.
Esta es una posibilidad, no sólo teórica, sino real. Por el lado musulmán ha existido siempre un deseo sincero de tolerancia y de respeto mutuo.
He aquí, el hecho sirviendo como ejemplo histórico, que cuando el Califa Harun al-Raschid, en el siglo IX, envió a su embajador, a la corte del emperador Carlomagno, lo hizo animado por semejante deseo, y no por beneficiarse materialmente, de la amistad con los francos.
Pero algo más tarde, y de improviso, las Cruzadas aparecieron sobre el horizonte y destruyeron las relaciones entre el Islam y Occidente.
Sin embargo, las Cruzadas, no fueron unas simples guerras entre naciones que no fueron olvidadas, sino que dejaron un daño intelectual, consistente en el envenenamiento de la mente de Europa, en contra del mundo musulmán en su conjunto, mediante una tesis de desfiguración deliberada, de las enseñanzas e ideales de Islam, animada por Iglesia.
Pero, aún, antes de que fuera reconquistado el último vestigio de la España musulmana, el reino de Granada, en el año 1492d.C, un tercer suceso de gran importancia vino a estropear las relaciones entre el mundo Occidental y el Islam: la caída de Constantinopla en manos de los turcos.
El Imperio Bizantino conservaba, aun, a los ojos de los de Europa, algo del antiguo atractivo de Grecia y Roma, y era considerado como el bastión de Europa, frente a los “bárbaros” de Asia.
Con su caída definitiva, las puertas de Europa quedaban abiertas a la invasión musulmana, y la hostilidad Europa contra el Islam se volvió un asunto de gran importancia, no sólo cultural, sino también político, que contribuyó a darle una mayor intensidad.
Europa, a pesar de todo esto, se benefició considerablemente de estos conflictos.
El Renacimiento, que resurgió de las artes y ciencias europeas, que tanto tomó prestado de fuentes islámicas, principalmente árabes, se debió, en gran medida, a los contactos entre Occidente y el Islam.
Europa se benefició de ello, en el campo de la cultura, y mucho más de lo que se benefició el mundo del Islam.
Aunque, no por ello, reconoció esta eterna deuda a los musulmanes, disminuyendo su antigua hostilidad, sino que, al contrario, ésta siguió creciendo, con el paso del tiempo, y se cristalizó en un hábito.
El desprecio por el Islam se había vuelto parte integrante del continente europeo.
El cristiano de hecho, era más fanático, intolerante hacia el musulmán, que el Islam, con respecto al Cristianismo.
Las razones de este espíritu de apertura de Islam son teológicas e históricas, pero también prácticas, pues, para los cristianos, e igual que para los musulmanes, su religión y su revelación representan el mensaje final de Dios a la Humanidad.
Sin embargo, la cronología impone diferencias a sus respectivas percepciones, pues, para el musulmán, Jesucristo<, fue un Profeta o Enviado de Dios, y, al contrario, para el cristiano, Mahoma<< la paz sea con él>>, es un impostor.
El hombre destinado a acaudillar la nueva religión, Mahoma<< la paz sea con él>>, como fundador de la misma, expone un credo, sencillo y fácilmente accesible, basado en los profetas judíos y en el reconocimiento de Jesucristo< como último precursor espiritual, antes de su advenimiento, siendo el revelador final del reino de Dios.
A finales del siglo XV, el poderío musulmán se había fortalecido tras la conquista de Constantinopla por los turcos en el año 1453d.C, conquista, que tras la desaparición del Imperio Bizantino, como Estado fronterizo, entre Oriente y Occidente, llevará la presencia del Islam, hasta los Balcanes, en Europa.
Constituye una importante realidad histórica, que con frecuencia no es apreciable, el hecho, de que los turcos Otomanos siendo un pueblo situado en el extremo nordoccidental de Asia Menor, frente a Europa, iniciaran su carrera imperial, no en Asia, sino al otro lado del mar de Mármara, en Europa en la región de Tracia y los Balcanes.
Una vez consolidada su conquista en Europa, no comenzaron su expansión dentro del Asia Menor, hasta, después de un siglo de haberse convertido en potencia europea.
En efecto, hasta el siglo XV, Turquía no pasó a ser una potencia Oriental, cuando ya lo era Occidental.
Así, a través de conquistas, pero, asimismo por medio de pactos y adquisición de territorios, los Emiratos independientes de Asia Menor, central y oriental pasaron a formar parte del sistema político otomano.
La absorción de los cristianos de Tracia y Bulgaria se operó con relativa facilidad, pero la de las demás comunidades turcas, de las que originariamente procedían los osmanlíes, y con las que habían estado estrechamente vinculadas en tiempos anteriores, se hizo mucho más difícil.
Tres grandes Sultanes, hicieron realidad la creación de un vasto Imperio Occidental-Oriental, a través de sus dotes personales y de sus conquistas: Mohamed II, Selim el Inflexible y Solimán el Magnífico.

-MohamedII .

Cuando Mohamed II ascendió al trono, en el 1451d.C, los otomanos se hallaban establecidos firmemente, tanto en el sudeste de Europa, como en el sudoeste asiático.
Se quedaba pendiente por absorber Constantinopla, que, rodeada de territorio turco, constituía el póster de supervivencia del gran Imperio Bizantino.
Durante algún tiempo, los turcos parecieron vacilar ante su conquista, percatándose del peligro que implicaba, el contacto con aquella joya, que rápidamente podía transformarse en un centro de corrupción, decadencia y degeneración, para la hasta entonces, saludable, raza turca. ¿Por que, pues, tomaron los turcos, Constantinopla?
Probablemente, porque una ciudad como aquella no podía subsistir, como suspendida en el aire, sobre un trozo de territorio, rodeado por toda las partes de territorios extranjeros.
Asimismo, existía la ambición personal de Mohamed II; aquella reliquia, que había sido un gran imperio, heredera de la Ciudad de los Césares y de quince siglos de gobierno imperial, y la principal sede del derecho, del arte y de la cultura del mundo, era ya una gran presa, tentación para la monarquía otomana.
La lógica de los acontecimientos exigía, de formar parte del creciente Imperio Otomano, porque el viejo Imperio, Bizantino al que pertenecía, había dejado de existir.

Nada de heroico en esta conmoción final; algo más que una confusa contienda, en la que pereció el último emperador romano, en un funesto día del 1453d.C, fecha que constituye, uno de los hitos fundamentales de Historia.
Además, Mohamed se estableció en la nueva capital, realizando mínimos cambios posibles respecto al gobierno del emperador bizantino, manteniendo los nombres griegos y las instituciones del Imperio, aunque, tal vez modificadas, en uno u otro sentido, mantuvo su vigencia.
La historia del saqueo de la ciudad, tras la conquista, fue manifiestamente exagerada, pues, evidentemente, fue mayor el daño causado por la soldadesca cristiana de la Cuarta Cruzada, en el año 1205d.C a los tesoros de Constantinopla.
Los turcos parecieron, entonces, querer demostrar que eran tan occidentales como los griegos, y concedieron, a las poblaciones cristianas, pleno derecho a su religión, a las propiedades de su Iglesia, a su legislación sobre la herencia y a sus costumbres familiares.
Los griegos fueron objeto de privilegios especiales: su Patriarca era coronado por el propio Sultán y poseía autoridad para percibir tributos de su propia comunidad.
Sin embargo, a pesar de las innegables concesiones del Sultán Mohamed II, los doctores de la ley, la ciencia y la sabiduría que había quedado en la ciudad, mostraron su ingratitud y se fueron desviando sucesivamente hacia Occidente, yendo a contribuir a la iniciación del Renacimiento en Italia y a la Reforma, en la cristiandad occidental.
Hasta el año 1453d.C, la robusta vitalidad de los turcos se veía respaldada por la sutileza intelectual de los griegos, y aquella colaboración extraoficial producía ventajosos resultados para ambas partes.
Pero entonces, en el más triunfal momento de los turcos, el premio de la victoria se escapaba de entre sus manos; el arte y la cultura de Bizancio empezaban a desvanecerse, y subsistía tan sólo la corrupción y el vicio de la ciudad imperial y de su Corte.
En el transcurso del tiempo, aquella semilla fructificó en la decadencia del Imperio Otomano.
Pero esta no empezó a convertirse en realidad, hasta mucho después, y el Imperio Otomano siguió su curso, cada vez más poderoso, absorbiendo la constante afluencia de sangre turca, para cubrir los cargos subalternos del servicio del Estado.
Mohamed II se enfrentó a estas dificultades, dándose cuenta del peligro que significaba para su Imperio la conquista de Constantinopla, pues sabía que precisaba del mejor material humano para administrar el Estado.
Ante, estas circunstancias, tomó a su servicio también cristianos a los que pudo inducirles a convertirse al Islam, ofreciéndoles favorables condiciones.
Mohamed II, merece pasar la historia, no sólo como caudillo militar, sino como un sabio y previsor estadista.

-Selim el Inflexible.

El nuevo Sultán, Selim el Inflexible, que había sucesivo a Bayaceto II, hijo de Mohamed II, en 1512d.C,consiguióextender su Imperio hacia el Este; primero marchó sobre Persia, cuyo Sha Ismail, había fundado la nueva dinastía Safavida e infundía un nuevo vigor a su antiguo pueblo.
Selim sospechó de la influencia de los imperios centrales europeos, celosos del poder otomano de tener un pacto con Ismail, para crearle dificultades en el Este.
Al mismo tiempo, las influencias religiosas de la secta Shiah entre los musulmanes turcos, eran consideradas peligrosas por el Sultán, y, Persia en el centro del Shiismo.
El Sultán Selim declaró la guerra, y, en la batalla de Chaldiran, en la Anatolia Oriental, derrotó al Sha Ismail y extendió su dominio hasta aquella parte del Este.
Posteriormente, volvió el Sultán Selim hacia el Sur ocupando el vacío de los territorios árabes, derrotando, finalmente, al Sultán Mameluk de Egipto.
De este modo se extendió los ámbitos del Imperio Otomano hasta las costas del norte de África.
Sucedió a Selim en 1520d.C, su hijo, Soliman el Magnífico.

Soliman el Magnífico.

Fue el último de los Grandes Sultanes o el Legislador.
Se inició en su gobierno, volviendo su atención hacia el Oeste y avanzó con sus ejércitos sobre la Europa Oriental.
La primera campaña de Soliman en Europa fue la toma de Belgrado (año 1521d.C), siguiendo ella la victoria de Mohac, sobre los húngaros (año 1526d.C), que le dio dominio de los Balcanes Occidentales y del Bajo Da nubio.
Avanzó luego sobre Viena, donde esperaba enfrentarse con su principal antagonista, el emperador Carlos V de España.
Pero Carlos no presentó batalla, retirándose y cediendo los turcos el terreno, aunque, no obstante, estos últimos, por falta de logística, se retiraron prudentemente en el otoño de 1529d.C.
Soliman, tras su fracaso de Viena, volvió a los tres años a una nueva conquista de Viena, contra su voluntad, pero por causa de una sublevación de los jenízaros, que exigían expediciones, donde pudiera obtener botín; el Sultán, nuevamente, abortó la conquista, con resultados muy semejantes a la anterior.
Evidentemente, el Imperio Otomano estaba alcanzando su máxima expansión occidental, en las orillas del Danubio Central.
Era momentos de la expansión de las grandes monarquías cristianas, Francia, España y de los Habsburgo.
El Imperio Otomano era su equivalente en el mundo mahometano; realmente, la gran potencia temporal del Islam.
Aunque Soliman, era un devoto musulmán, es posible que su pensamiento no fuera el panislamismo, pero lo cierto es que no desaprovechó ninguna oportunidad de ondear la bandera verde del Profeta, aunque, eso sí, respetando siempre los derechos de los cristianos, dondequiera que los hallara.

La decadencia que fue sufriendo el Imperio Otomano durante los siglos venideros, llegó al siglo XIX y si no se disolvió completamente en esta fecha, fue porque las potencias europeas, que se disputaban su despojos, no querían, que, con ellas, se engrandecieran sus rivales.
En el interior resucitan los nacionalismos regionales, tanto las minorías cristianas como las musulmanas, que aspiran a la constitución de naciones independientes.
Los griegos, rumanos, búlgaros, serbios, y montenegrinos se desgajan del viejo Imperio, en el siglo XIX, con las guerras balcánicas y Turquía se hunde, creándose nuevos Estados para sumar sus destinos a Europa.
Egipto, por otro lado, tras aspirar a la independencia por los grandes servicios prestados al Sultán, está incluso a punto de sustituir al de Constantinopla, como cabeza del mundo islámico.
Frente al deseo de modernización de las instituciones, para contener el derrumbamiento, sin atajar estas ideas de independencia, los viejos turcos y las sectas tradicionales creen encontrar la salvación mirando el pasado glorioso.
Al fin, hombres turcos, nacionalistas pero con un espíritu europeo, partidarios de la identidad turca, contra las minorías raciales, se hacen con el poder.
Rusia, una de cuyas vías de expansión se dirigía hacia el Mediterráneo, interviene como protectora de eslavos y cristianos.
Austria aspira, por su larga tradición de lucha contra el turco, a liberar los Balcanes, para anexionarlos dentro de su zona de influencia.
Inglaterra, aunque entregada a la expansión y consolidación de su Imperio colonial, desea estar presente, para evitar el triunfo de uno de los rivales que mermaría su influencia, e impedir la presencia rusa en el Mediterráneo.
Francia se cree obligada a intervenir, por su gran tradición turcofila y por crearse un campo de influencia.
Bismarck, quiere que desaparezca el punto de fricción constante por la cuestión balcánica, en la que se ve envuelto.

Finalmente, Italia teme el engrandecimiento de Serbia, y que esta nación se asiente en el Adriático, y por otra parte, su deseo de crear un imperio, le incita a arrebatar a los turcos, Trípoli y Cirenaica en 1912.
Son constantes las luchas emprendidas por las jóvenes naciones (Grecia, Serbia, Bulgaria y Montenegro), para redondear sus fronteras nacionales, que acaban con la paz de Bucarest (1913) en los preliminares de la Primera Guerra Mundial.
El desarrollo de la historia de Turquía, en el siglo XIX, hasta la Primera Guerra Mundial, fue la decadencia, iniciada en los siglos anteriores por el afán expansionista de los estados europeos.
Rusia, primeramente en Asia Menor y posteriormente en Europa meridional, por su apoyo a la población cristiano ortodoxa del Imperio Turco de Europa, ayudada, por la ambición imperialista de Austria, Italia, Francia e Inglaterra.
Mahmud II (1808-1829) quiere atajar la descomposición de su Estado, reorganizando el ejército con instructores europeos, y disolviendo a los jenízaros, guardia pretoriana difícil de controlar.
Su política de moderación chocó con el espíritu tradicional, encarnado de manera violenta en una secta religiosa que se había apoderado de La Meca y de Medina.
Para luchar contra ella y contra los griegos sublevados, llamó al baja de Egipto, Mohamed Ali, que había eliminado a los Mamelucos y extendido su influencia al Sudán.
La fuerza creciente de Mohamed Ali dio lugar a un largo conflicto armado, que acabó con la vida de Sultán y con la independencia Egipto.
Su sucesor, Abdul Mejid (1839- 1861), se ve envuelto en la crisis de Oriente, que termina en la Convención de los Estrechos, por la que se cerraban el Bósforo y los Dardanelos a las escuadras de cualquier país.
Poco antes de su muerte, tuvo lugar la guerra de Crimea (1853), en la que Francia e Inglaterra ayudaron a los turcos contra los rusos.
Le suceden Abdul Aziz (1861- 1876),Murad V (año 1876) y Abdul-Hamid II (1876- 1909), que gobernó despóticamente, tratando de combatir el nacionalismo que había extendido a los cristianos,y a los pueblos musulmanes y a los deseos de modernización de los jóvenes turcos, que lo obligaron a abdicar a favor de su hermano Mohamed V( 1909-1918).
Teóricamente el nuevo régimen turco se inscribía en las coordenadas constitucionales del Occidente europeo: libertades públicas y gobierno parlamentario.
Para los Jóvenes Turcos la elevación de Turquía al rango de gran potencia pasaba por el mantenimiento del estatus quo territorial del Imperio y por la represión del nacionalismo antiturco.
Tras la Primera Guerra Mundial, Turquía es encuadrada en el bando perdedor, siendo sacrificada a la pérdida de sus territorios.
Estas circunstancias son aprovechadas por la victoria de Francia e Inglaterra y se reparten Mesopotamia, Asia Menor y el norte de África, instalando Protectorados, que no son sino un descarado colonialismo, en países con una civilización milenaria y cultura autóctona que fue más elevada a la europea, en épocas anteriores al siglo XVI.
Aparecen en los nuevos territorios aparentemente liberados por Francia e Inglaterra, Emires en el caso de Siria, e Irak y Jordania de la familia Hachemi como el primer Soberano Faisal, hijo de Hussein Ben Ali, rey de Heyaz, descendiente del Profeta, el cual se rebelo contra los turcos.
Otros como la familia Abd-Al Aziz Ibn Saud en la Arabia Saudita o el Sultán Mohamed V de Marruecos de la familia Edrisíes, fundadora del reino de Fez, siendo Edris descendiente de Ali, ambos emparentados asimismo con el Profeta pero las potencias europeas con sus pretensiones imperialistas ignoran su identidad cultural y civilización y mantienen un sistema colonial a éstos pueblos.
Después de la Segunda Guerra Mundial, gracias a la iniciativa de los Estados Unidos de América y la URSS, obligan a iniciar un proceso descolonizador, auspiciado por la ONU, consiguiendo, que aquellos decadentes imperios franceses e ingles, otorguen la independencia a los nuevos Estados.
Así por tanto, Siria, el Líbano, Túnez, Argelia bajo protectorado de Francia, y Marruecos bajo protectorado de Francia y España proclaman su independencia en la década del 1940 a 1950.
Arabia Saudita, Yemen, Irak, Jordania, Egipto y Sudán bajo el protectorado de Inglaterra, proclaman su independencia en el mismo periodo, quedando Libia con una administración conjunta entre Francia e Inglaterra y tras la Segunda Guerra Mundial obtiene su independencia.
Quedan posteriormente Palestina, que tras la complicidad entre Inglaterra y el trust judíos de los Estados Unidos de América, crean el Estado de Israel, en parte de este territorio, solución neocolonialista occidental, legitimando una nación sin Estado.
La comunidad judía, anteriormente había convivido pacíficamente durante muchos siglos en su entorno islámico a pesar de una cultura y religión diferentes.
Actualmente esta controvertida decisión ha originado un enfrentamiento bélico continuo hasta que algún día temprano, quizás, se encuentre una solución definitiva a este conflicto.
Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

El reino de Granada y la expulsion de los moriscos

Os envio un pasaje muy dramatico y muy vergonzoso de la memoria historica de "Al-Andalus" todavia desafortunadamente pendiente de reparar por el olvido actual a estos hermanos andalusies que fueron objeto de injusto trato de su "diaspora"
6-EL OCASO DE AL-ANDALUS: DEL REINO DE GRANADA A LA EXPULSION DE LOS MORISCOS.

Con las conquistas de Fernando III de Castilla y Jaime I de Aragón la presencia árabe en España quedó reducida al reino de Granada, instituido en el año 1238 d.C. cuando Mohamed ben Yusuf ben Nasar Al ahmar (El Rojo), ABEN ALHMAR, después de negar obediencia al rey de Murcia, se apoderó de Jaén, sometiendo a Málaga y trasladando su corte a Almería.
Desde esta fecha y hasta el 1484d.C, la frontera musulmana se mantuvo en la línea que va desde la desembocadura del río Barbate, pasando por el norte de la Sierra de Grazalema, hacia el este, coincidiendo con los límites septentrionales de las actuales provincias de Málaga, Granada y Almería.
A finales de 1274d.C, el segundo emir Nazarí de Granada, Muhammad II pidió socorro al sultán merimi de Marruecos, Abú Yusuf, en su lucha contra Castilla y contra los enemigos que tenía en el interior de su reino.
El nazarí cedió a los marroquíes las ciudades de Tarifa y Algeciras para el desembarco de sus tropas que al mando de Yusuf desembarcaron en Tarifa el 13 de mayo de 1275d.C, saquearon Vejer y avanzaron hasta Jerez, dando comienzo a lo que se llamo la batalla del Estrecho.
El 16 de agosto del mismo año se produjo un nuevo desembarco en Tarifa.
El 12 de abril de 1285 d.C. el emir Merini y su hijo Abú Yusuf desembarcaron en Tarifa, saquearon Vejer, pusieron sitio a Jerez mientras se llevaban expediciones contra Sevilla, Carmona, Niebla y Marchena.
Sancho IV de Castilla reaccionó enviando una flota a Cádiz y un ejército en auxilio de Jerez.
El 21 de octubre de 1285d.C se firma la paz por la que los Merinies pagan una indemnización de dos millones y medio y devolvieron a los granadinos todas las posiciones ocupadas, excepto Tarifa, Ronda, Estepona y Algeciras.
Móhamed III, gobierna hasta el 1309d.C; luego, su hermano Nasar, en el que hubo que abdicar después de una revolución interior.
Tiene que hacer frente con habilidad a los castellanos y aragoneses, y consigue no tener fronteras sino con un solo de los estados cristianos, Castilla.
En el año 1314 d.C. entró a reinar Abú-I-Walid I, con quien se inicia una nueva rama nazarí.
Pero entonces el reino de Granada actúa frente a los cristianos, tanto de Aragón como de Castilla, apoyado por el prestigio y fuerza de los merinies africanos, con alternativas victoriosas en ambos bandos.
Mohamed V el Viejo se muestra aliado y amigo de Pedro I el Cruel, de Castilla.
Fortalecido por sucesivos reyes, que mantuvieron el estrechar relaciones con los cristianos, tratando de poder a poder, el reino granadino llega hasta el año 1466d.C, que ocupa el trono Muley Abú-I-Hasan (Muley Hacen), que tuvo por rival a su hermano Abú Abdala Mohamed ben Saad, sobrenombrado Zagal.
Muley no se distinguió por su acierto en el gobierno y provoco con ello una latente división en su reino, que quiso deshacer, como tantas veces otros gobernantes de la historia, mediante un éxito exterior.
Para conseguirlo conquistó los cristianos la plaza de Zahara (1477d.C).
La guerra de Granada había comenzado y el fin de la nazarí quedaría decretado.
Tras años de escaramuzas con castellanos aragoneses que acechaban sus fronteras el rey Boabdil,Abu Abd Allah, capituló en el año 1492d.C ante los Reyes Católicos, entregándoles Granada.
Finalizada la conquista de Granada por los Reyes Católicos, las gentes andalusíes son sometidas violentamente y puestas bajo las instituciones políticas, jurídicas y religiosas de la Corona de Castilla y aquí comienza el gran drama.
Loa moros granadinos son objeto de grandes campañas de catequización, que son ejecutadas por dos hombres de temperamento diferente, uno Fray Hernando de Talavera, primer Arzobispo de Granada, persona profundamente religiosa y el otro,Fray Francisco Jiménez de Cisneros, un religioso con ideas políticas.
El comportamiento de ambos es totalmente diferente, pues mientras que Fray Hernando de Talavera quiere llevar a cabo la evangelización con paciencia y mansedumbre, el otro, el futuro Cardenal Cisneros. procura sus objetivos utilizando la fuerza y hasta el soborno. Realizó una gran limpieza de libros arábigos, bautizo en masa utilizando la coacción con métodos disuasorios originando grandes revueltas en el período 1500 y 1501. Se iniciaron las primeras expulsiones de un contingente numeroso que salió a Berbería ylos que se quedaron con otros en Castilla se les obligo al bautismo en bloque.
El sistema centralista instituido por los Reyes Católicos que se basaba en la unidad política y religiosa tuvo como mayor promotor al Cardenal Cisneros, que fue quien mejor representó los intereses monárquicos y los intereses de la Iglesia, seguido después por el Emperador Carlos V.
Los cambios sobrevenidos tras la conquista de Granada fueron de tipo burocrático-teocráticos donde reconstituyen firmes unos ideales neogóticos, basados en un sistema de valores en donde la fe, la sangre y la espada están unidas. Es un período triste marcado por la limpieza étnica y el genocidio de un pueblo.
La representación fue muy dura y a los miles de víctimas de la guerra de Granada, hay que sumarles los que por no aceptar la derrota se sublevan y son aniquilados por la mal llamada, “Santa Inquisición”. Otros cientos de andalusíes son expulsados y condenados a vivir en el triste exilio y otros que optan por la clandestinidad y se ocultan en los bosques, son perseguidos por las tropas castellanas, incendiando frondosos bosques para evitar su refugio.
Se les prohíbe su idioma, religión, usos, y costumbres propias y su cultura es desposeída en códigos de derecho para su defensa jurídica.
En definitiva, la acción colonizadora por los Reyes Católicos contra la población morisca y posteriormente la de los Austrias tuvo un carácter absoluto e integral.
La reacción no se hizo esperar.
En el período de 1499-1502, se iniciaron las sublevaciones en las Alpujarras, Albaicin y la Serranía de Ronda, al no ser respetados por la parte castellana,” las Capitulaciones de Santa Fe” por la resistencia del pueblo morisco a la política de conversiones forzosas y bautismos en masa impulsados por el Cardenal Cisneros. Estas sublevaciones fueron cruelmente reprimidas.
En el período de 1567-1572 se provocan otras sublevaciones en Granada, Málaga, y Almería como reacción al Edicto promulgado en 1567, por el rey Felipe II por el que se oprimía más a la población andalusí. El 24 de diciembre de 1567 los moriscos granadinos se sublevan y eligen como rey a Hernando de Córdoba y Valor quien decide recuperar su nombre musulmán de "Aben Humeya”
Sería de D.Juan de Austria quien dirigió la feroz represión que originó miles de muertos y cientos de desplazados a otras zonas de Andalucía, Castilla y Norte de África. En la actual Pastrana, villa alcarreña de la provincia de Guadalajara fueron trasladados un contingente de estas gentes, acogidos por la familia Mendoza, Señores de la villa y donde actualmente hay un barrio,”Albaicin” habitado por gentes, descendientes de aquellos que sufrieron el exilio obligado en aquellas circunstancias.
En el periodo de 1609-1614 por el fracaso la política castellana y el asentamiento de los andalusíes en las costas mediterráneas de la Península, se producen nuevas deportaciones en masa, decretadas por el rey Felipe III y llevadas a cabo por sus validos, el Duque de Lerma y el Marqués de Siete Iglesias, D. Rodrigo Calderón.
No obstante, los vencidos, los oprimidos, sean “cristianos nuevos”, de moro o “cristianos nuevos” de judíos son completamente discriminados por considerarlos de “sangre impura”. Esta forma peculiar de cristianismo hispánico, es la interpretación menos piadosa de aquellos pueblos que Vivian obsesionados por nociones de “limpieza de sangre” y que proliferan los Estatutos que excluyen de los cargos determinados, no sólo a los conversos sino también a sus descendientes.
A principios del siglo XVII, Al-Andalus se encontraba en una situación crítica pues no estaba claro que los moriscos se convirtieran en cristianos obedientes y voluntariosos.Al contrario, el Islam tras presencia musulmana en Hispania, siempre respeto el principio de tolerancia religiosa a otros credos como esta explicito en “el Sagrado Libro Alcorán” en referencia a las religiones reveladas.
En las crónicas de la época, se cita como más conocido en la región de Murcia en el siglo VIII, a Teodomiro, su jefe, que pacto con Abd al-Aziz una capitulación cuyo texto es así: “en el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso. Este es el escrito que Abd al-Aziz ibn Musà dirige a Teodomiro ibn Gandaris, en virtud del cual queda convenido el estado de paz bajo promesa y juramento ante Dios, sus profetas y enviados, de que obtendrá la protección de Dios, “alabado y ensalzado sea” y la protección de su profeta Mahoma<, que a él nadie se le impondrá ni a cualquiera de los suyos se le despojará de nada que posean, con maldad; no se le reducirá a esclavitud, no serán separados de sus mujeres ni de sus hijos; se respetarán sus vidas, no se les dará muerte y no se quemarán sus iglesias, tampoco se les prohibirá el culto de su religión.
Se les concederá la paz mediante la entrega de siete ciudades, a saber: Orihuela, Mula, Lorca,<, Alicante, Hellín,y Elche, en tanto que no se quebrante ni se viole lo acordado.
Todo aquel que tenga conocimiento de este tratado deberá cumplirlo, pues su validez requiere un previo conocimiento, sin ocultarnos cualquiera noticia que sepa.
Sobre Teodomiro y los suyos pesará un impuesto de capitulación que deberá pagar; si su condición es libre: un dinar, cuatro almudes de cebada, cuatro< de vinagre, dos de miel y uno de aceite; todo esclavo deberá pagar la mitad de todo esto…” (Según el texto de Al-Udri).
La Iglesia contumazmente había privado a los musulmanes de la práctica tolerada de su religión pero no pudo convencerlos de la validez de la religión oficial en referencia al catolicismo.
Por otro lado los moriscos seguían siendo acosados por la Inquisición y esto originaba aumentar el odio que sentían hacia sus amos.
Esta situación se agrava y el rey Felipe II se vio obligado a considerar que debía hacerse con los moriscos.
Se barajaron diversas propuestas pero definitivamente fueron rechazadas.
La primera era que los moriscos se les obligara a casarse con cristianos viejos o conversos al catolicismo, para ser absorbidos dentro de la población de España. Eran totalmente ilegales con las leyes y además contrarios a la doctrina de “limpieza de sangre”.
La segunda más liberal y se proponía que los moriscos se le permitiera vivir como quisieran y seguir el camino del Islam si así lo decían. Esta sugerencia no fue aceptada pues el Papa no lo permitía pues se reconocía la libertad de conciencia y hasta podría hacerse extensiva a loa propagación del protestantismo en Europa que la Iglesia Romana y el Concilio de Trento no lo toleraban.
Ante la posibilidad de una nueva reconquista de Al-Andalus por los musulmanes españoles auxiliados por la amenaza de la expansión turca en las costas españolas, se estudiaron varias sugerencias, cuyos móviles eran impíos e inmorales.
La primera es que los niños moriscos fuesen separados de sus padres y entregados a cristianos viejos o conversos al catolicismo. Esta medida se desestimó porque podría originar una nueva rebelión.
La segunda fue que los niños moriscos fueron obligados a asistir a escuelas cristianas, pues aunque los padres no habían sido integrados, al contrario lo fueran sus hijos.
La tercera propuesta fue hecha por el Duque de Alba en 1581, que sugirió poner a los moriscos en embarcaciones y abandonarlos en alta mar pero fue rechazada por los señores nobles de los moriscos, por su utilidad en las prácticas de cultivo, de su propiedad en sus Señoríos.
La cuarta fue propuesta por Martín Salvatierra, Obispo de Segorbe, que sugería que los moriscos fueron expulsados como había sido anteriormente los judíos. Esta última propuesta ganó muchos eclesiásticos y algunos propusieron que el Rey procediera contra los moriscos sin excepción con tres propuestas: matarlos, exilarlos para siempre, o ponerlos en galeras para toda la vida.
Otras propuestas de eclesiásticos fue la original del Arzobispo Ribera que sugirió que se les esclavizara a todos los varones y se les enviará a las minas de las Indias... Los hijos de los moriscos, debían quedarse hasta alcanzar la edad laboral, para enviarlos como ayuda adicional a las minas con sus padres.
De esta forma quedó aprobada la expulsión y el genocidio de los moriscos y lo único que restaba era la sanción pública de la Iglesia Romana.
Muchos teólogos de aquel entonces argumentaban que “en virtud del bautismo, los moriscos eran cristianos. No obstante, por sus acciones privadas y sus creencias con su fe islámica eran herejes que habían renegado de su bautismo y por lo tanto merecían morir. El simple hecho de permitirlos vivir era un exceso de generosidad y de misericordia. Una sentencia de muerte a todos ellos, seria un servicio a Dios”.
Todas estas propuestas fueron estudiadas por “la Sagrada Congregación de Ritos” y un clérigo fanático, Fray Bleda aceptó que el Rey podría ordenar que los moriscos andalusíes fuesen vendidos, como esclavos o matarlos de una vez, aunque el propio Fray Bleda era más partidario de la matanza que de la expulsión.
Estos argumentos fueron estudiadas por el Papa Clemente III, que los declaro libre de error.
Felipe III asciende al trono y sus validos, el Duque de Lerma ,y el Marqués de Denia, expresaron su opinión de que los moriscos entre las edades de 15 a 60 años merecían morir y los mayores de esta edad debían embarcar para el exilio a África y los menores entregarlos a la Iglesia Católica.
En fecha del 22 de septiembre de 1609, se publica el Edicto de expulsión, donde se justificaba esta decisión por la correspondencia de los moriscos con los enemigos de España en referencia los turcos y la necesidad de aplacar a Dios y al Papa” por las herejías de aquellos” y por tanto el fracaso de los esfuerzos para convertirlos, el Rey había decidido enviarlos a todos a Berbería.
Se les dio tres días a los moriscos de Valencia, que representaban más de la mitad de la población morisca de España, para presentarse a los puertos de embarque y sufrieron muchas violencias e incluso al llegar a África.
Después de la expulsión de los moriscos de Valencia, a principios de mayo de 1610, se procedió al embarque de los de Aragón y Cataluña. El trato no fue mejor que en Valencia pero todo intento de violencia fue inmediatamente y brutalmente sofocado.
La expulsión de los moriscos supuso una gran pérdida a la malograda economía española de los últimos Austrias pues la población morisca era muy laboriosa y conocedora de las técnicas explotaciones agrícolas en el Levante español.
La expulsión de los moriscos y judíos es uno de sus episodios más vergonzosos y aberrantes de nuestro pasado histórico, pues no hay ni entonces ni actualmente nada que se pueda argumentar ni razones justificadas que avalen tal crueldad e injusticia contra estos grupos étnicos, íntegramente españoles, que fueron separados por la fuerza de su solar patrio, lugar de origen de sus generaciones pasadas.
Es la hora de la reparación moral de este crimen colectivo que se cometió contra estas gentes inocentes por un inexistente delito de seguir la religión de sus mayores en referencia a la creencia en el “Dios único” en el que creen al igual, el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam.
Será el Estado español quien le corresponde la reparación de este craso error histórico y deberá propiciar el reconocimiento de su nacionalidad y el derecho al retorno para aquellos que deseen volver a la patria de sus mayores.

Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

Obra :"La España agonica:Supervivencia o Balcanizacion"

He empezado a redactar la nueva obra a la que titulo:"La España agonica:Supervivencia o Balcanizacion".
He aqui el prologo del essayo.
LA ESPAÑA AGONICA: SUPERVIVENCIA O BALCANIZACION

PROLOGO

El concepto expresado en este ensayo, en referencia a la actual situación de España, para algunos, un Estado agónico y en descomposición y para otros, al contrario, una calificación subjetivamente exagerada y sin fundamentos.
No obstante, la simple realidad es que si nos proponemos realizar un análisis exhaustivo de la existencia aparente del actual Estado definido en este momento, como “la España de las autonomías”, podremos encontrar diferentes concepciones distintas y enfrentadas, algunas con una ceguera intelectual incapaz de acercarse a la verdadera realidad.
Cinco siglos han pasado de herencia histórica desde que Dª Isabel I, reina de Castilla y D. Fernando II, rey de Aragón consumaron tras su enlace matrimonial la construcción de España como Estado, integrando posteriormente para su consolidación definitiva con la actual realidad el reino de Granada y Navarra, que completaron su obra e iniciaron la Edad Moderna.
Desde su creación, España, ha sufrido en varias etapas históricas hasta la actualidad de momentos penosos para su historia nacional estando en peligro su unidad y en trance de perderla y recordando a nuestro pensador, D. José Ortega y Gasset, en su“ España en invertebrada” opinaba que la desintegración, la ruptura de la unidad nacional se produce cuando se pierde la conciencia de que se está sirviendo a una empresa histórica común; entonces a esta idea nacional, la sustituye la del particularismo y de este particularismo nace el regionalismo o sea la exaltación sentimental del amor al terruño, a la región, por encima del amor a la nación de la que forma parte.
De estos regionalismos exacerbados era de los que decía en el siglo XVIII el escritor Padre Feijo “su espíritu es todo carne y sangre y cuyo pecho anda como el de la serpiente, siempre pegado a la tierra”. “No hay inconveniente añadía, en mirar con ternura el humo de la patria, como el humo de la patria no ciegue al que le mira”.
Y así, de esta ceguera del regionalismo atizada por muchas causas nacidas todas del olvido de la empresa nacional, viene luego el separatismo, en donde ya aquella embriaguez afectiva por el terruño se convierte en crimen y traición.
El pueblo español llega al año 2000 y al entrar en el nuevo siglo tiene pendientes unos problemas añejos sin resolver de décadas pasadas y que pese a la voluntad de parte de nuestra clase política de aportar soluciones, otras atizan las hogueras del pasado con sus resentimientos y el recuerdo en contracorriente con el noble pensamiento del pueblo llano que aspira al derecho a vivir en paz y en libertad.
Ni el actual ordenamiento constitucional con el establecimiento de un sistema político basado en un régimen de libertades, ni la forma de Estado de monarquía parlamentaria ni el progreso material de la transformación social a un Estado hegemónico considerado como la octava potencia mundial son capaces de solucionar definitivamente la crisis de identidad que padece la sociedad española, que deja pasar el devenir del tiempo sin buscar la solución de sus males; el separatismo periférico, la existencia del fantasma denunciado ya en el siglo XIX por D. Mariano de Larra, que decía del mito de las dos Españas, “ aquí yace media España, murió de la otra media” y la falta de armonía entre las dos clases políticas, una defensora de una España constitucional descentralizada regionalmente pero integradora y con una defensa a ultranza de su unidad y orgullosa de su pasado histórico y la otra, con otro pensamiento diferente, definiéndola como una Nación de Naciones en referencia a la institucionalización de los regionalismos locales y con una desmesurada defensa de la libertad individual hasta caer en el anacronismo de concebirla como una futura Confederación ibérica de naciones, así como soñaba emblemáticamente y cándidamente, nuestro Presidente de la Primera República D. Francisco Pi y Margall.
Esta realidad, es la que define a la actual España en invertebrada y solamente si la actual sociedad española liderada por esta clase política es capaz con acierto e inteligencia de superar los fantasmas del pasado y de admitir sus errores históricos en sus convicciones políticas admitiendo que el enfrentamiento y las convulsiones pasadas, fueron debidas a clases políticas sectarias e intransigentes que equivocadamente utilizaron la guerra civil como móvil para saciar, unos sus ambiciones personales y otros, sus pretendidos movimientos revolucionarios para imponer por la fuerza sus convicciones sin importarle los derechos fundamentales del ser humano en cuanto a integridad física, sus sufrimientos y su derecho a vivir en paz y en libertad.
Solamente superando estos hitos históricos y olvidando por todos a esta sociedad pasada objeto de recuerdo solo en hemerotecas para los estudiosos de la historia, será posible la realidad de una nueva España, capaz de ofrecer un futuro de paz, prosperidad y felicidad a la nueva generación de ciudadanos nacidos aquí, unos naturales y otros de distinto del origen de procedencia y con el orgullo de enriquecer económicamente y culturalmente a esta futura Unión Europea, madre de un conjunto de naciones, Patrimonio de la Humanidad.
Esta generación tiene el reto de resolver definitivamente, los males endémicos del separatismo desintegrador, auspiciado por un porcentaje elevado de clase política amparada por el sentir de alguna parte, a veces mayoritaria de sus gentes, de estas regiones periféricas, en referencia a Vasconia y Cataluña.
El Estado, ha intentado paliar esta rebeldía con la concesión de dadivas a estas regiones, incumpliendo el principio de igualdad de todos los españoles.
Interesa al pueblo español, que el actual Estado urgentemente acometa por la vía democrática estos conflictos y que a lo largo de casi doscientos años que los padecemos (no olvidemos las guerras carlistas) no ha habido solucion, y se aclare de una vez por todas el mantenimiento de su indisoluble unión basada en el principio de igualdad de trato con el resto de regiones o su independencia definitiva.
Será la ciudadanía ,quien deberá decidir esta cuestión, pues al fin España sobrevivirá sin Vasconia y Cataluña, como sobrevivió Gran Bretaña sin Irlanda, Suecia sin Noruega, Holanda sin Bélgica,y la Republica Checa sin Eslovaquia.
Es imprescindible que solucionada esta cuestión, el Estado actual deberá plantear un cambio de timón institucional, asumiendo competencias que la propia Constitución del 1978 otorgaba al Estado central y ahora fueron transferidas a las Comunidades autónomas para garantizar igualdad de trato a todos los españoles ,independiente del lugar que se encuentren del suelo patrio.
Recordemos otras épocas históricas, donde el particularismo local,y el cambio de la mentalidad de la población adoptando un sentido de vida hedonista y materialista, alejada de los ideales sagrados del amor a tu tierra, llámese como se llame,España,Hesperia,Iberia o Al-Andalus,originaran la fractura o el desmembramiento del Estado.
Asi, en Al-Andalus, las sublevaciones locales contra el poder central del Califato de Córdoba, la cesión de competencias fiscales a las Marcas, Merida, Toledo, y Zaragoza, originaron el empobrecimiento económico de la Córdoba califal, que no pudo mantener un ejercito fuerte para garantizar la unidad y desgraciadamente Al-Andalus se desintegro en banderías o grupos llamados reinos taifas.
Mí admirado, D. Emilio Castelar, Presidente de la 1ª República, de mí mismo pensar ideológico, decía en el año 1873, denunciando desdichadamente, la anarquía existente, en su idealizada República, lo siguiente:
“Evoquemos, escribe Castelar, el periodo nunca con bastante insistencia evocado, del 73. Hubo días de aquel verano, en que creíamos completamente disuelta, nuestra España. La idea de legalidad se había perdido en tales términos, que, un empleado cualquiera de Guerra, asumía todos los poderes y lo notificaba a las Cortes, y los encargados dar y cumplir las leyes desacatábanlas, sublevándose o tañendo a rebato contra legalidad. No se trataba allí, como en otras ocasiones, de sustituir un Ministerio existente, ni una forma de Gobierno a la forma admitida; tratábase de dividir en mil porciones nuestra patria, semejantes a la que siguieron la caída del Califato de Córdoba. De provincias llegaban las ideas más extrañas y los principios más descabellados. Unos decían que iban a resucitar la antigua coronilla de Aragón como si las fórmulas de Derecho moderno, fueron conjuros de la Edad Media. Otros decían que iban a constituir una Galicia independiente, bajo el protectorado de Inglaterra. Jaén se apercibía a una guerra con Granada. Salamanca temblaba por la clausura de su gloriosa Universidad y el eclipse del predominio científico de Castilla. Rivalidades más apagadas por la unidad nacional en largos siglos surgían como si hubiésemos retrocedido a los tiempos de zegries y abencerrajes, de agramontés y beamonteses, de Castros y Laras, de capuletos y montescos; la guerra universal. Villas insignificantes, a penas inscritas en el mapa, citaban a asambleas constituyentes. La sublevación vino contra el más federal de todos los ministerios posibles, y en el mismo, en que la Asamblea, trazaba un proyecto de Constitución, cuyos mayores defectos, provenían de la falta de tiempo y la sobra de impaciencia en el Gobierno”.
Esta dramática experiencia de democracia liberal ensayada, que han tenido los españoles en 1870 y que desafortunadamente, se repitió en 1931, con dos repúblicas edificadas sobre la arena y cuyos cimientos fallaron y que no encontraron una convivencia pacífica, no tenía otra alternativa, que la rectificación y sería en julio del 1936,con la desgraciada tragedia humana de la guerra civil, la prueba definitiva, a tanto experimentado fracaso.

Fdo:Julio Reyes Rubio Al-Mayriti

BASES DEL ENTENDIMIENTO ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

El dia 26 de Enero del año actual,hace tres dias he inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual,mi sexto libro:El Reencuentro:Hacia la construccion de la Comunidad Iberica de Pueblos(C.I.P).
De su indice,publico este epigrafe que he redactado como vision particular para el entendimiento cordial entre Oriente y Occidente.
5-CODIGO DE CONDUCTA PARA LA ARMONIA, INTEGRACION Y
CORDIALIDAD EN LAS RELACIONES ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

En general, después de la exposición del epígrafe anterior, tenemos fundamento, para calificar las relaciones históricas entre Oriente y Occidente, durante el desarrollo de la historia, de no cordiales.
Así pues, incluso en algunas etapas de hostiles, de confrontación bélica por parte de Oriente, desde la expansión del Islam en el Imperio Bizantino; y viceversa, por parte de Occidente en las Cruzadas y en el intervencionismo de los Imperios inglés, francés, ruso y austriaco en la desintegración del Imperio Turco en Europa y Oriente Medio, desde el siglo XVI, hasta la Primera Guerra Mundial.
Oriente y Occidente, deben en el futuro, buscar fórmulas, para conseguir un entendimiento y una cordialidad entre ambas civilizaciones.
Es urgente definir en un Código de Conducta ,las bases del entendimiento ,con objeto de olvidar el recuerdo del pasado y afrontar el futuro, con una integración racial, religiosa sin intromisiones ni injerencias, y con una absoluta tolerancia al pensamiento, creencias y filosofía de ambos mundos.

Son múltiples los errores del pasado, entre Oriente y Occidente que generaron esa tendencia, a la hostilidad y al desencuentro entre ambas civilizaciones.
Es necesaria que estas razones sean desveladas a la luz al fin de corregirlas y sentar las bases de ese futuro entendimiento que facilite la paz, la armonía, y la concordia futura.
Esta colaboración e integración entre civilizaciones no es otra cosa, que hacer realidad esa Doctrina de Alianza de Civilizaciones, que propugna la ONU.
Vamos a enumerar, algunas medidas que se consideran necesarias ejecutar por parte de ambas civilizaciones con objeto, de armonizar sus relaciones.

Por parte de Occidente.

Un gesto humilde de Occidente, en aras a reparar errores del pasado, y generoso a su vez, por la posición hegemónica actual, estaría en ofrecer:

-El reconocimiento por el Cristianismo, del mensaje divino de Mahoma<< la paz sea con él>>, y a su misión profética.
A la inversa, el Islam, que siempre ha reconocido la fe judeo-cristiana,en el Libro Sagrado, el Corán revelado por Allah al Profeta Mahoma< dice en la Sura II-Aleya130: <.

-Reconocimiento ecuménico del Islam, como también religión verdadera, en paridad con el Cristianismo, aboliéndose definitivamente, el término de infiel, usado en derecho canónico, para designar a los musulmanes.

-Reconocimiento por la Iglesia romana, de los errores históricos pasados, de hostilidad y agresión al Islam (las Cruzadas).

-Reconocimiento histórico por parte de los gobiernos de los Estados, que se implicaron en las Cruzadas de la Europa occidental, que el objeto de estas, no fue otro, que un mero colonialismo de Occidente hacia Oriente.
Sus móviles económicos fueron disfrazados por la misión espiritual auspiciada por el Papa, Jefe Supremo de la Iglesia Cristiana de la falsedad de liberar los Santos Lugares de un enemigo espiritualmente inexistente.

-La no injerencia, por parte de Occidente, en la
Vida política y social de los pueblos islámicos, imponiéndoles contra su voluntad, dogmas políticos y creencias, ajenas a su civilización.
El mundo oriental, únicamente esta legitimado para decidir su futuro, en cuanto a su organización política, social de acuerdo con sus santas creencias, contenidas en el Corán, Libro Sagrado, inspirado por Allah y revelado al Profeta Mahoma<.

-Abolir la guerra, como sistema de dirimir las diferencias entre Oriente y Occidente. Solamente es permitida la legítima defensa.

-No intervencionismo bélico en Oriente, para imponer soluciones políticas a naciones sin Estado (creación del Estado de Israel).
Revisión definitiva, por un Tribunal Arbitral, de la Resolución de la ONU del 1948, sobre la legitimidad o no de la existencia del Estado de Israel.
La comunidad judía, pueblo secularmente disperso, no hay que identificarle con el comportamiento bélico del actual Estado de Israel, ha convivido y convive pacíficamente durante toda la historia en Estados soberanos (antes en Al-Andalus, en Europa central, en el imperio árabe, en el imperio turco, y ahora en los EEUU de América, América del Sur, Europa, Turquía, Norte de África, etc..) y en ningún lugar, a excepción de Palestina, reivindican estas comunidades , su soberanía, para establecer un Estado independiente.

-Reconocimiento real, del derecho de soberanía de los Estados de Oriente y a solucionar sus crisis políticas o sociales con sus propios medios sin ninguna injerencia o intervencionismo occidental.
Oriente debe ser tratada con un respeto absoluto, por parte del Occidente, a no realizar cualquier ocupación ni temporal o accidental de su territorio.
Tales hechos deben ser considerados, como una ofensa a la dignidad de esos pueblos, lugares sagrados, donde el Profeta Mahoma< recibió de Allah, su mensaje divino.

-Un Código ético por parte de Occidente que tipifique como conducta reprobable o delictiva con imposición de pena, cualquier crítica por ciudadanos o Instituciones, a la dignidad de la Civilización Oriental, ya sea de tipo religioso, político, o social.
La libertad de expresión del mundo Occidental tendrá el límite territorial exclusivamente a su civilización, y cualquier injerencia en la vida, creencias, costumbres e idiosincrasia de la civilización Oriental será conductas penadas por la ley.
Tal, es el ejemplo, que si un Estado musulmán impone cualquier castigo sea el que fuese a un miembro de Comunidad en el cumplimiento de la ley islámica, ningún ciudadano, Institución etc..., de Occidente, puede ejercer el derecho de realizar injerencias o críticas so pena que se le imponga la pena establecida en el Código ético al individuo en particular y a los representantes legales en el caso de Institución.

Por parte de Oriente

-Reconocimiento del Cristianismo siempre que Occidente reconozca la misión profética de Mahoma<como religión verdadera, en paridad con el Islam, aboliéndose definitivamente el vocablo de infiel para designar a los cristianos.

-Condenar y castigar por parte de los gobiernos de Oriente cualquier acción bélica y otros métodos violentos de grupos políticos incontrolados contra Occidente sin motivos justificados, ajenos al Jihad, con el fin de pretender móviles injustos o inmorales contrarios a la fe islámica.El Sagrado Corán es claro y transparente en cuanto a estos hechos, que los reprueba y condena:
En la Sura II-Aleya186 Dice<.
En la Sura V-Aleya27 Dice<.

-Respecto absoluto, a las formas de vida y al desarrollo político y social de Occidente, a pesar de su pérdida de espiritualidad.

Una vez que se cumplan sistemáticamente por parte de los gobiernos de los Estados, estos principios establecidos para alcanzar la armonía y la normalización de relaciones entre Oriente y Occidente es necesario establecer bilateralmente, las siguientes bases:

1º- Declaración del principio de amistad y cooperación entre Civilizaciones y la renuncia absoluta a acciones bélicas, aboliendo la guerra como sistema para dirimir las controversias.

2º- Respeto mutuo entre las Civilizaciones, y la no injerencia mutua en la evolución político social de los Estados integrados en estas.
Se establecerá la tutela jurídica para castigar la injerencia política o cualquier crítica a través de los medios de comunicación social o prensa contra las instituciones políticas, religiosas de Oriente o viceversa, estableciendo Convenios para facilitar la extradición de personas refugiadas, que desde Occidente y viceversa, ejerzan actividades ilegales tales como conspiraciones o extorsionen y amenacen a sus gobiernos utilizando medios violentos, por el mero hecho de ser opositores políticos.

3º- Respeto mutuo a la legitimidad de los sistemas políticos imperantes en ambas Civilizaciones, tanto para el sistema democrático en Occidente, como por los sistemas cesaristas, monárquicos, republicanos o confesionales presentes en Oriente.

4º- Necesidad de que el Consejo de Estados islámicos designe una autoridad religiosa y otra autoridad política para un buen entendimiento con Occidente.
Es digno de mención en la época de las Cruzadas, Al-Malik an-Nasir Salahaddin<< Saladino>>, Sultán de Egipto y de Siria, ejemplo vivo de tolerancia y de generosidad con sus enemigos, los cristianos.

5º- Creación de un sistema de Tribunales del Arbitraje, como se ha expuesto anteriormente con el fin de analizar y de dirimir pacíficamente los conflictos entre ambas civilizaciones.

6º- Inclusión en un futuro, como Derecho positivo vigente de ambas civilizaciones, el principio de la bilateralidad de fuentes jurídicas para atender y acoger el flujo migratorio de Oriente a Occidente y viceversa.

Si todas estas recomendaciones, son una realidad en un futuro, y las bases que se han expuesto, fueran cumplidas rigurosamente por los gobiernos, Oriente y Occidente acabarían definitivamente con ese largo período de historia de falta de entendimiento.
Así de esta manera, será posible y se iniciara afortunadamente, un periodo de paz, cordialidad y armonía internacional.

Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

BASES DE INTEGRACION DE IBERIA EN LA IDENTIDAD ORIENTAL

3-BASES PARA EL RECONOCIMIENTO E INTEGRACION DE IBERIA EN LA CIVILIZACION ORIENTAL

Las exposiciones anteriores definen a Iberia, como un pueblo con una riqueza cultural, única en Europa, e integrada geográficamente dentro de ella, pero con una idiosincrasia y peculiaridad étnica en el límite entre Occidente y Oriente.
Estas coordenadas definen a España y a Portugal, como un Estados de la Europa periférica y con el corazón e identidad entre ambos puntos cardinales.
Por ello, estas circunstancias y características inherentes del pueblo español, son razones plenamente justificadas, para aprovechar la oportunidad que le brinda el destino de entendimiento entre ambos mundos, hoy alejados espiritualmente, quizás por la distinta visión de la concepción humana de la existencia.
Desde los tiempos de las Cruzadas, los occidentales vanidosamente, han mostrado una superioridad racial sobre el resto de la Humanidad y el desprecio, más o menos pronunciado, a las razas no europeas, como una de las características de la civilización occidental (tal es el ejemplo de las persecuciones a la comunidad hebrea en Inglaterra, Francia, Alemania en la Baja Edad media y en España en la Edad Moderna; la expulsión de los moriscos, esclavización de musulmanes, ect...).

Occidente, tal vez, puede no aceptar las tesis filosóficas de hindúes o budistas, pero mantiene una actitud equilibrada, frente a estas teorías; ahora, sin embargo, si se trata de expresar sus sentimientos hacia el Islam, la actitud de Occidente es de aversión profundamente arraigada y casi fanática.
Es una realidad que si en Occidente algún grupo árabe, perpetra alguna acción violenta, bien apoyados inmoralmente por otras personas mas, sean o no de origen árabe, se difunde clamorosamente la autoría de estas acciones, criminalizando injustamente al resto pacífico de la comunidad árabe internacional.
Esta actitud, ha sido una constante desdichadamente hasta ahora, en el desarrollo de la historia.
Iberia en su posición de encrucijada entre dos mundos culturales, a los que pertenece por derecho propio, tiene el deber y la obligación moral de intervenir, como interlocutor válido entre ambas civilizaciones, al objeto de facilitar su entendimiento y las relaciones cordiales, fomentando el acercamiento y el respeto mutuo a la identidad, tradición e idiosincrasia de ambos mundos.
Este alineamiento, de encuadrar a Iberia por su identidad nacional, entre Occidente y Oriente, no debe limitarse a una simple declaración de buenas intenciones, vana y vacía, meramente institucional, sino que es necesario que Iberia y sus futuros gobiernos, inspiren al mundo oriental la confianza de que en esta zona de Europa está ubicado un pueblo hermano, Iberia, con su misma identidad cultural, capaz de defender por solidaridad, y por raíces familiares, los intereses de esta civilización.
Actualmente, aunque el arabismo español se fomentó hace varios lustros, no se ha desarrollado íntegramente como lo proyectaron sus fundadores.
Hace siglo y medio se fomentaron al máximo nivel posible, los estudios históricos, literarios y sociológicos de nuestros predecesores.
No obstante, posteriormente, a mediados del siglo pasado, eran pocas las personas que se dedicaban a estos estudios, cuestionado por las condiciones económicas, de escasez de medios existentes; pero actualmente las condiciones de nuestro país han cambiado, permitiendo más y mejor dedicación a este campo, y los gobiernos existentes, sean de una ideología u otra, han hecho escasas iniciativas para fomentarlos.
Existió en España, una Edad de Oro iniciada con la fundación de la Escuela de Estudios Árabes, en el año 1932, clausurada por el fallecimiento de D. Emilio García Gómez, eminente arabista, en 1995.
De la labor intelectual, merece la pena recordar, la obra de su fundador de la escuela citada, D. Emilio García Gómez, del cual son suyas las primeras traducciones de literatura contemporánea, hasta las más profundas investigaciones de jarchas, muwassahas o epigrafía poética.
Poco han hecho los gobiernos sucesivos, para facilitar el intercambio cultural entre el Estado español y los Estados actuales árabes.
También es cierto que, a la inversa, tampoco han manifestado los gobiernos árabes interés por difundir nuestra cultura a través de su lengua.
Las autoridades españolas nunca se tomaron en serio aquellas declaraciones grandilocuentes, al hilo de simposios y congresos, pero los gobiernos árabes tampoco.
Ningún gobierno, ni embajada, ha intentado jamás pedir como contrapartida, la inclusión del español, en su enseñanza secundaria, o a la inversa la instauración del árabe, como segunda o tercera lengua en España, incluso en las actuales comunidades autónomas, enclavadas en suelo de identidad cultural hispanomusulmana.
Por lo tanto, fuera de la propaganda política y ahora religiosa, el esfuerzo cultural sigue brillando por su ausencia.
El reto que se plantea al futuro Estado Ibérico es, a nivel nacional, recuperar su identidad arabista dormida con la esperanza futura de que vaya a cambiar el destino de Iberia y, a nivel internacional, sea un Estado mediador entre ambas civilizaciones.
Iberia, vivirá con la esperanza que algún dia cercano será nexo de unión y entendimiento y ayudara a alcanzar la armonía y concordia entre países en conflictos, siempre dentro de un código de respeto mutuo a la tradición y a las formas de vida cotidiana de cada pueblo.
Hoy, en la actualidad, el mundo Occidental está completamente perdido por su adoración a sus ideales de logros materiales por lo que merece esforzarse en la vida, alejándose totalmente, de una concepción religiosa de la vida, como lo había sido en el pasado; existen pruebas evidentes de que no se vaya a producir un cambio en el pensamiento en un futuro próximo.
Al contrario, las sociedades islámicas han mantenido a lo largo de los siglos, una explicación religiosa de la vida, y sus creencias y su espiritualidad son las constantes vitales para un musulmán, concediendo a los logros materiales y al bienestar una importancia secundaria como prioridad.

Esta dicotomía, en la concepción filosófico religiosa de la vida humana, así como en los cimientos espirituales, y en los propósitos sociales, son las constantes que separan al Islam, de Occidente y deberían ser capaces ciertamente, de tolerarse mutuamente y de vivir, el uno al lado del otro ,en una relación cordial y amistosa.
Es cierto que vivimos en un mundo dinámico, que todos los seres humanos nos necesitamos mutuamente, y que el cambio de expectativas económicas, entre los países desarrollados y menos desarrollados , genera la inmigración hacia la civilización occidental, en busca de recursos y de mejorar las condiciones de vida, lo que originará, pasadas varias generaciones, una integración entre ambas civilizaciones, que será positiva, puesto que de forma pacífica, la civilización oriental, hará de recuperar el equilibrio, y la espiritualidad perdida, a la civilización occidental, sumida actualmente en un estado de desenfreno moral y de relajación de costumbres.
Si Iberia, en el futuro, deseara ser sujeto internacional activo, en esa noble función que le ha deparado Dios, en su destino histórico, es necesario ya plantearse valientemente, ser objeto de una metamorfosis profunda, al fin de recuperar esa identidad oriental dormida, mediante un programa de cambios, que hagan posibles este objetivo.
Estas mutaciones, tendrían operatividad sobre los ámbitos nacional e internacional.
En cuanto al ámbito nacional, las medidas encaminadas para lograr esta meta son las siguientes:

1º-Aspecto lingüístico: La introducción del árabe como segunda, o tercera lengua en la enseñanza primaria, fomentando los acuerdos culturales mutuos entre países de este ámbito, así como ampliar la investigación en el área universitaria del idioma y sus manifestaciones literarias.

2º-Aspecto legislativo: La modificación en su contenido de las leyes civiles y penales, en cuanto a las fuentes del derecho, incluyendo el Derecho Islámico como
Subsidiario, aplicable a la Comunidad islámica, actualmente existente en nuestra sociedad, que se cifra en el entorno de 650.000 miembros. La Sharía o Ley Islámica se basaría en las siguientes Fuentes de derecho:

-Alcorán

-La Sunnah del Profeta.

-El hadit o la Tradición.

-El iyma´a (Opinión común)

-Las quiyas (Analogía)

-El fiqh (Ciencia del Derecho)

-Las fatwas de los alfaquíes.

En cuanto al ámbito internacional, las medidas encaminadas para lograr esta meta, son las siguientes:

1º- Aspecto de Derecho internacional: La renuncia absoluta, por parte del Estado Ibérico, de cualquier intervencionismo bélico , directo o indirecto contra cualquier pueblo islámico, incluso también extensivo, en designaciones de tareas humanitarias, a través de Organismos Oficiales, a los que pertenecemos(ONU, OTAN), siendo imprescindible conocer a priori, la opinión del Consejo de Estados Islámicos, para aceptar o desestimar la posibilidad de colaborar o no sobre esas misiones encomendadas.
Solamente el Estado Ibérico se reserva el principio del Derecho internacional, de la legítima defensa.
Este compromiso expuesto no debe entenderse equivocadamente, como una limitación de la soberanía nacional, sino, al contrario es la actitud en base a nuestra identidad y fraternidad con el mundo islámico.
Moralmente, tenemos que renunciar a la guerra entre hermanos, cumpliendo a la vez las funciones mencionadas de mediación y arbitraje entre las civilizaciones.

2º- Aspecto judicial: Restauración de los derechos históricos de los mudéjares españoles, en los reinos cristianos extensivo a todo el Estado español, reconocidos localmente en los siguientes fueros:

Fuero del Vall de Uxo (Castellón) concedido por Don Jaime I el Conquistador, rey de Aragón, quien autoriza a enseñar libremente el Corán, y juzgar sus pleitos de aguas, como antiguamente, y de vender bienes raíces sólo a los mudéjares, rechazando a los cristianos.

Fuero de Játiva, concedido por Don Jaime I el Conquistador, rey de Aragón donde los mudéjares podían sustituir al Cadi para los pleitos, con apelación solamente al rey o a un juez musulmán, los cuales juzgarían con arreglo a la Sunnah, que se les enseñaría a sus hijos.

Así pues, en base a estos derechos históricos citados, la comunidad musulmana existente en España aceptaría, a iniciativa del gobierno, la concesión, por el reconocimiento de esta doble identidad, de la restauración de los tribunales islámicos existentes en antaño.
El establecimiento de una jurisdicción de Justicia islámica, cuya dirección correspondería a los Imanes, que actuarían con doble función, como máxima autoridad religiosa y como Cádi de Aljama, siendo la Mezquita donde se impartiría la justicia.

Existiría un Cadi de Aljama, ubicado en Córdoba, o Cadi de las injusticias, como en la Córdoba de los Omeyas, auxiliado de un Catib y de algún Alfaquí, como asesor, con jurisdicción para toda España, y tres Cadis provinciales, cuya competencia y ubicación sería la siguiente:

España septentrional, que abarcaría las Comunidades de
Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Vascongadas, Aragón, Cataluña, Navarra, Valencia e Islas Baleares cuya sede sería, Zaragoza.

España central, que abarcaría, las Comunidades de Castilla -León, Castilla-la Mancha, y Extremadura cuya sede sería, Toledo.

España meridional, que abarcaría, las Comunidades de Andalucía, Murcia, Islas Canarias, Ceuta y Melilla cuya sede sería Granada.

Portugal septentrional, que abarcaria, Tras-os-Montes, Alto Douro, Douro Litoral, Beira Literal, y Beira Baixa cuya sede seria Oporto.

Portugal central abarcaría Extremadura, Ribatejo Alto, Baixo Alentejo, y Algarbe cuya sede seria en Lisboa.

No obstante, debido a los limites territoriales extensos y para facilitar la administración de justicia a los lugares donde exista mayor asentamiento de la población musulmana, podrán crearse sedes de justicia subordinadas en base a razones históricas, logísticas o de mayor flujo migratorio (por ejemplo del Cadi de Granada dependería las sedes locales de Ceuta, Melilla, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Algeciras).
Igualmente sucedería con otras jurisdicciones, como, por ejemplo, del Cadi de Zaragoza dependería la sede local de Palma de Mallorca.

El Cadi de la Aljama y los Cadis provinciales dispondrían, como Órganos Consultivos, de un Consejo de juristas y del Mochtahid, como conocedor de las fuentes reveladas, así como de un Consejo de Alfaquíes, que emitirían las fatwas o jurisprudencia islámica, que se realizaría en nombre del Jefe de Estado, sin ninguna injerencia por parte de autoridades españolas, en cuanto al contenido, ni a su ejecución, por estar basada en la ley divina de Alcorán.

3º Aspecto diplomático: Difundir todas estas medidas adoptadas, en cuanto a los aspectos lingüísticos, legislativo, judicial y cultural, a la Comunidad iberoamericana, como parte de nuestra identidad común, y al bagaje cultural islámico, que les llevamos tras el descubrimiento de América en su colonización, incluyendo también la Comunidad hispana de los Estados Unidos de América.

Para que sean realidad estas medidas propuestas, es necesario encontrar la posibilidad de un gobierno futuro, valiente, que lo incluyera en su programa político y fuera capaz de promulgarlas y ejecutarlas aun en contra del posible rechazo habitual de sectores tradicionales de la sociedad.
Aquellos que no quieran visualizar esta realidad social y que rechacen esta idea basando su oposición, en motivos estrictamente religiosos, ocultando otros intereses, será un error histórico por la oportunidad única, de incorporarnos a esta Comunidad islámica, que sin abandonar la identidad europea a la que pertenecemos por origen, seamos también capaces de integrarnos a nuestra doble identidad para realizar “el entendimiento de civilizaciones”.

La Doctrina de Alianza de Civilizaciones, propiciado por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, a través de la iniciativa del actual Presidente de gobierno de España, Don José Luís Rodríguez Zapatero y de Mr Recep Tayyip Erdoöan, Primer ministro del gobierno de Turquía, es una idea extraordinaria para asegurar la paz y la concordia internacional, pero no sería efectiva plenamente si el mundo occidental no acomete un cambio de comportamiento, en cuanto al mundo oriental, porque sino se quedaría en una mera declaración de buenas intenciones, sin efectividad alguna.
El mundo Occidental, con su pensamiento, su sistema político democrático y sus libertades, debe limitarse únicamente al hábitat al que pertenece, debiendo los Gobiernos Occidentales, a través de los Estados, evitar y garantizar la no injerencia política , social,etc.., sobre el mundo Oriental, siendo en un futuro escrupulosos, para evitar criticas o comentarios de cualquier otro índole, en la idiosincrasia del mundo Oriental, estructurado generalmente por tradición, en organizaciones políticas de tipo cesarista, ya sean monárquicas o republicanas, pero cuya organización social, legislación y su identidad esta inspiradas por Dios, a través de su Revelación a su Mensajero, el profeta Mahoma<< la paz sea con él>>.

Fdo:Julio Reyes Rubio Al-Mayriti

SOLUCION ARBITRAL DEL CONFLICTO PALESTINO-ISRAELI

EL ARBITRAJE COMO SOLUCION DEL CONFLICTO PALESTINO-ISRAELI.

En mi libro:”Al-Andalus: En busca de la identidad dormida” aporto la idea de la constitución de “Tribunales de Arbitraje” para la solución de conflictos entre Oriente y Occidente.
Desgraciadamente ,Oriente lleva soportando una agresión continua e injusta por parte de Occidente, desde el siglo III a.C, cuando Alejandro Magno, con sus ambiciones personales emprendió las conquista de Oriente Medio, extendida hasta la India, después Roma, las Cruzadas,Lepanto,Napoleón en Egipto, la descarada colonización de Oriente Medio, por parte de Francia e Inglaterra tras la desmembración de Turquía en la 1ªGuerra Mundial, el reparto colonialista del norte de Africa por Inglaterra(EgiptoySudan),Francia(Argelia,Tunez,yMarruecos,este ultimo con España);Italia (Libia) y ahora la ocupación colonialista de Iraq y Afganistán, asi como la conducta partidista a favor de Israel por parte de los Estados Unidos de America y la Union Europea.
Los Estados Unidos de América, como gran potencia mundial, por su intervencionismo en garantizar el mantenimiento del orden y la paz del mundo como objetivos prioritarios, debe tener un particular protagonismo, amén de las relaciones cordiales que mantiene con parte del mundo islámico, enrarecidas por otra parte, por su posición particular en el conflicto palestino-israelí.
No obstante, los Estados Unidos de América, han realizado una función arbitral y conciliadora en la aportación de soluciones a las partes en litigio, para el cese de conflictos y establecimiento de la paz y el entendimiento, como anteriormente los acuerdos de Camp Davy entre el gobierno Egipcio y el de Israel tras la Guerra de los Seis días y ahora, algunos, afortunadamente, en la actualidad en vías de solución, tal como la ejecución del Acuerdo de Madrid entre palestinos e israelitas para activar la devolución de los territorios ocupados(Hoja de Ruta), con el abandono por parte de Israel de Gaza y de una parte del territorio de Cisjordania.
Sin embargo, la solución definitiva del contencioso territorial palestino-israelí estará en la aceptación por las partes de tres realidades inequivocas,una,la existencia en el territorio árabe de Palestina de dos pueblos diferentes, otra es la aceptación por el mundo árabe de la legitimidad o no del Estado de Israel, cuestión pendiente de Derecho Internacional a pesar del reconocimiento actual por la ONU y la tercera es la irrenunciabilidad a Jerusalén como capital espiritual del mundo musulmán y del judaísmo.
Será, en el futuro, un Tribunal arbitral quien decida sobre la solución de esta controversia y fije la jurisdicción territorial que vincule a las partes al cumplimiento del laudo con la aceptación por los sujetos internacionales (Consejo de Estados Islamicos, LigaArabe, Estados Unidos de América, Rusia, España, Turquía, el Consejo de Europa) y posteriormente sancionado y ordenada su ejecución a traves del Secretario General de la ONU.
El arbitraje es el procedimiento judicial establecido, como medio para dirimir los conflictos que puedan originarse entre Oriente y Occidente, extensible a Estados que no están incluidos en estos conceptos y están ubicados como colindantes o próximos a esta clasificación de civilizaciones.
Asimismo, si él conflicto se originara por el comportamiento de cualquier Estado perteneciente a esta clasificación de civilizaciones, y afectara a los intereses de Oriente u Occidente, o a la inversa, el procedimiento árbitral sería el apropiado como primera vía para solucionar el problema, amén de ser definitivamente la ONU, como Organismo Internacional, la última vía de solucionar el conflicto.
El Organismo Arbitral, su competencia, la jurisdicción, los sujetos jurídicos internacionales, el procedimiento arbitral y los quórum son los siguiente.

Se crearán los Tribunales Arbítrales, con sede en Córdoba (España), Estambul (Turquía), El Cairo (Egipto), y Yakarta (Indonesia) con jurisdicción propia en cada una de las cuatro delimitaciones territoriales en que se distribuía el mundo.
El Tribunal estará compuesto por quince jueces, cinco por cada por cada uno de los Estados sujetos a la controversia, y los cinco restantes designados por el Estado donde está ubicado el Tribunal, a través de Organismos Oficiales(Consejo General del Poder Judicial), preferentemente jueces o árbitros dedicados al Derecho Internacional, aplicable en el caso de Córdoba( España) y Estambul( Turquía), siendo para los Tribunales Arbítrales ubicados en El Cairo (Egipto) y Yakarta (Indonesia),donde los cinco restantes se elegirían de países neutrales, como Rusia y los Estados Unidos, respectivamente a través de Organismos Oficiales, que designarán el gobierno respectivo de la consideración jurídica anteriormente citada.
España, por su labor civilizadora y colonizadora en América Latina difundió esta doble identidad a sus gentes, teniendo ahora el compromiso de hacer participar a estos Estados hermanos en esta función de arbitraje, formando parte de este órgano colegiado constituido por cinco jueces, donde alguno de estos miembro se elegiría dentro de esta Comunidad Hispanoamericana o de la OEA.

El procedimiento propuesto es el siguiente:

a) La jurisdicción que se establecería sería dividir el mundo actual en cuatro áreas de competencia de los Tribunales Arbítrales, creados con sede en Córdoba (España), Estambul (Turquía), El Cairo (Egipto) y Yakarta (Indonesia).

El Tribunal de Arbitraje de Córdoba (España) comprendería:

-América del Norte (Canadá, Estados Unidos, México).
-América central (Guatemala, Honduras, Belice, ElSalvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Cuba, Jamaica, República Dominicana y el resto de las islas soberanas).
-América del Sur (Venezuela, Guyanas, Colombia, Ecuador, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile, Uruguay y Argentina).

-Europa(Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Dinamarca,GranBretaña,Irlanda,Luxemburgo,Liechtenstein, Holanda, Bélgica , Portugal, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Austria, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Hungría, Rumania, Bulgaria,Chequía, Eslovaquia, Croacia, Eslovenia, Bosnia, Macedonia, Montenegro, Serbia, Grecia, Albania, Malta , Chipre y Turquía).

Oriente Medio (Israel).

El Tribunal de Arbitraje de Estambul (Turquía) comprendería:
-Siria, Irak, Jordania, el Líbano, Arabia Saudita, Emiratos árabes del Golfo Pérsico, Omán, Yemen del Sur, Yemen, Egipto, Libia, Túnez, Argelia, Sudán, Marruecos, Mauritania, Irán , Afganistán y España.

Extremo Oriente (Isla de Timor).

El Tribunal de Arbitraje de El Cairo (Egipto) comprendería:

-Etiopía, Somalia, Chad, Níger, Malí, Senegal, Gambia,Guinea,Guinea Bissau, Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, Volta, Ghana,Togo,Benin,Burkina, Nigeria, Camerún, República Centroafricana, Guinea Ecuatorial, Gabón, Congo, Zaire, Uganda, Kenia, Ruanda, Tanzania, Burundi, Malawi, Angola, Mozambique, Zambia, Zimbaue, Namibia,Bostwana,Leshoto,República Sudafricana, y Madagascar,y otras Islas soberanas.

-Extremo Oriente (Indonesia)

El Tribunal de Arbitraje de Yakarta (Indonesia) correspondería:

-Rusia y su Comunidad de Estados independientes(Ucrania,Moldavia,Georgia,Armenia, Chechenia,Daguestan,Azerbaidzhan,Kazajstan,Turkmenistan,Urbekistan,Tadzhikistan, y Kirguizstan), Mongolia, China, Taiwán, Japón, Corea del Norte, Corea del Sur, Pakistán, India, Nepal, Bangla-Desh, Sri Lanka, Birmania, Laos, Tailandia, Malasia, Camboya, Vietnam , Islas Filipinas ,Sultanatos independientes, Australia, Nueva Guinea, Nueva Zelanda, e Islas soberanas .

-Oriente Medio (Egipto).

Fdo:Julio Reyes Rubio Al-Mayriti

Publicaciondel Pasado islamico de Campo de Amiareg en el sigloIX

De mi libro "Leyendas Andaluies Almiaregenses"reproduzco el bello pasaje,aunque extenso de como visualizo personalmente la vida idilica andalusi en aquel entonces.
5. EL PASADO ISLAMICO DE CAMPO DE ALMIAREG

1. SUS ORIGENES

Campo de Almiareg, de raíces árabes indiscutidas y cuyo nombre original tiene varias acepciones: unos dicen que procede del vocablo “Miraeg” cuya pronunciación es “Miraaj” que significa alegría: otros lo pronuncian “Maraaj”que significa lugar de reposo o descanso y en lengua morisca se pronuncia “Almiharab”que significa nichos de mezquita orientada en dirección a la ciudad Santa del Islam, “La Meca”.
Las primeras noticias que tenemos de su existencia, datan de las Crónicas históricas del siglo XII, cuando Alfonso VIII, abuelo de San Fernando y vencedor en las Navas de Tolosa contra los almohades, concede al Concejo de Segovia, 19 aldeas a cambio de Talamanca y en esta relación estaría incluido Campo de Almiareg
No obstante, el origen inicial data del siglo IX, en relación a las andanzas de un muladí toledano, Hashim al-Darrab, quien se salvó de la muerte en la “Jornada del Foso” del emir Abd-el-Rahman II contra los notables de Toledo, la mayoría muladíes insumisos contra el emir y eran invitados para presentar sus respetos al heredero al trono, siendo decapitados uno a uno y sus cuerpos arrojados a una zanja o foso.
Hashim al-Darrab forma una banda de insumisos contra la autoridad del Emir y se dedica el bandidaje, asaltando algunas aldeas musulmanas y entre ellas Campo de Almiareg y poblaciones limítrofes.Finalmente el Emir manda una fuerza regular que ocupa Toledo y acaba con todas las bandas de muladíes que tienen declarada la guerra a Córdoba.
Quizás Campo de Almiareg, por su situación estratégica entre Segovia y Toledo, cuenta el cronista árabe Ibn Hayyan, que por esta vía pasó el Califa andalusí, Abd-el-Rahman III, en su camino hacia la batalla de Simancas en el 939, siglo X y al pasar por este paraje, se produjo un eclipse de Sol y el Califa interpreto el fenómeno como una señal de Alah, por lo que decidió transformarlo en un poblado-Fortaleza, ubicado en el lugar donde hoy está construida la Iglesia de Santa María del Castillo.
Posteriormente la antigua “alquería” se transformó en un poblado-Fortaleza o “Ribat” hacia mediados del siglo X donde en el interior estaba construida una “Mezquita” con el “mihrab” orientado hacia La Meca.
El poblado era una comunidad agropecuaria dedicada a la caza y a las tareas agrícolas, generalmente horticultura con una vega con abundante agua, ganadería, (cabras y ovejas), artesanía, telares, herrería, alfares, tenerías, etc., y una guarnición militar para controlar a los cristianos del norte, la insumisión de las Coras o provincias de Toledo y Zaragoza y los actos de bandidaje de los muladíes, rebeldes a Córdoba.

En 1031, al desmembrarse el Califato de Córdoba en reinos “taifas”, esta tierra quedó dentro de la Taifa de Toledo y en la “Marca Media” y seria el arzobispo de Toledo, el francés D. Bernardo de Sèdirac, quien en nombre de Alfonso VI rey de Castilla y León le arrebataría en el año 1122, Campo de Almiareg a la taifa de Toledo, en el siglo XII siendo el primer Señor de Aldea del Campo, nombre que adoptó tras la conquista.
Inevitablemente, la conquista de estas tierras a manos cristianas, trajo la huida de muchos mudéjares (musulmanes) de la zona a las taifas andalusíes. Se intentó repoblar con guerreros cristianos (gallegos, cántabros, vascos, francos etc.) que era la fuerza regular cristiana, contando estas villas con una población escasa y terminaron siendo cedidas a otras villas o Señoríos, perdiendo su identidad.
Cuando la irrupción de los Imperios africanos, los almorávides realizaron incursiones en estos territorios cristianos por el valle del Jarama y Tajuña, donde estaba ubicado Aldea del Campo, y en sus saqueos y “razzias”, quemaban alamedas y bosques para evitar emboscadas, arrasaban cosechas con el objeto de dejar un vacío alrededor de Toledo, ya en manos de Alfonso VI, rey de Castilla y León, para recuperarla.
Estas incursiones en los años (1090,1099, 1131, 1136, 1196) y otros actos de castigo y devastación en las regiones cercanos a Toledo, donde estaba incluido El Campo originaron un descenso demográfico de su población que abandonan sus poblados, escondiéndose para evitar el saqueo y el hostigamiento.
Los musulmanes, cuando llegan a la península encuentran un reino visigodo con múltiples luchas internas y donde el factor religioso había dividido la población entre cristianos trinitarios o católicos y cristianos unitarios o arrianos.
El Islam por identidad del concepto unitario de Dios o Alah vienen a ayudar a los cristianos unitarios y es el conde D. Julián, gobernador visigodo de Ceuta quien les llama y tras el desembarco de Tariq con 7000 hombres no encuentran oposición y en una pequeña batalla en el rió Guadalete, vencen a Rodrigo el rey, el cual huye o muere tras la derrota, aunque su cuerpo nunca apareció.
Aquí cambia la historia y el trono visigodo pasa a favor del Califa de Damasco, Walid I (701- 717).
Toledo, la capital del reino visigodo, se entrega sin resistencia al igual que Sevilla y Mérida y van sometiendo a las principales ciudades con el sistema de “Capitulaciones” que ya utilizó el profeta Mahoma “la paz sea con Èl” de respetar vidas, haciendas y tolerancia absoluta religiosa para cristianos y judíos.
Entre los grupos religiosos que estaban presente en la sociedad musulmana estaban los cristianos visigodos, llamados “mozárabes” que mantuvieron sus creencias religiosas por la tolerancia del Islam a las gentes del Libro Sagrado “Alcorán” así como la la población sefardí o judía quienes ejercían también sus prácticas religiosas en sus Sinagogas

con total tolerancia puesto que el Islam, respeto las otras religiones reveladas, el Cristianismo y Judaísmo siendo para los musulmanes, Abrahán, Moisés, Jesús y Mahoma, “la bendición de Dios sea con Èllos”, mensajeros de Dios.
Hubo muchos cristianos que abrazaron voluntariamente en Islam y se denominaban “muladíes” y estaban exentos del pago de impuestos.
Algunos historiadores consideran que la presencia musulmana en la península Ibérica en el siglo VIII no fue tal invasión sin una evolución espontánea de la población visigoda a la mentalidad islámica.
Hay que tener en cuenta que la mayoría de la población visigoda de creencia arriana o cristianos unitarios, estaba sometida a una persecución religiosa por el rey don Rodrigo y su séquito que representaban el catolicismo o cristianismo trinitario.
Asi mismo, también se ejercía persecución contra la minoría sefardí o judía por la intolerancia religiosa hacia ellos, motivó que aprovechan los musulmanes para aliarse con ellos y les ayudaron a la consecución de una paz inmediata.
Los términos de “invasión” o “conquista” son peyorativos y no una realidad pues se normalizó la vida social en un período inferior a dos años cuando en la dominación romana anterior de la península Ibérica tardaron en someter a la población celtibera más de 220 años.
Los musulmanes ya dueños de la península, implantaron la paz, no impusieron su religión, no hubo persecución ni mártires y lograron convivir en paz con las otras religiones monoteístas (cristianos y judíos) en armonía y respeto.
Un hecho curioso se produjo entre cristianos y musulmanes y es que llegaron a compartir el mismo lugar para orar y celebrar el culto, como fue la Basílica de San Vicente en Córdoba y ahora tras la visita pasada del papa Benedicto XVI a Estambul oró junto con el Imán turco, en la Mezquita Azul, a pesar de tener ritos diferentes pero como una misma identidad en el mismo Dios o Alah, y en sus Profetas.

5.2EL DESARROLLO DE LA VIDA SOCIAL EN CAMPO DE ALMIAREG EN LOS SIGLOS X Y XI HASTA LA CONQUISTA CRISTIANA

Si nos desplazamos por el “túnel del tiempo” y descubrimos Campos de Almiareg desde su fundación en el siglo IX (quizás el año 850) hasta la conquista cristiana por el arzobispo de Toledo D. Bernardo de Sèdirac en el siglo XII (aproximadamente el año 1122) podremos con un poco imaginación divisar un poblado-Fortaleza o “Ribat” con sus calles medievales que se esparcen a la sombra de la Alcazaba, en la ladera más practicable del cerro.
Debería de disponer de una densidad demográfica en el entorno, entre dos y tres centenares de personas y la población se componía de cristianos “mozárabes” cuya advocación estaba orientada a la veneración de Santa Leocadia, en recuerdo de la Basílica visigoda

toledana; había una Sinagoga con una población sefardí o judía minoritaria y el resto lo formaban, la mayoría musulmana con población mayoritariamente berebere o norteafricana islamizados y “muladíes” o cristianos convertidos al Islam.

El Núcleo Urbano (La Medina)

El casco urbano se componía de un poblado-Fortaleza “Ribat”ubicado en la cima de la meseta, donde hoy está construida la Iglesia de Santa María del Castillo, en recuerdo a la Fortaleza citada y en cuyo contorno interior estaba “la Mezquita” cuyo “Mihrab” estaba orientado en dirección sudeste, hacia La Meca con un “alminar” donde el “muecín” o “almuédano” llamaba a los hermanos musulmanes a la oración.
Hoy dia, desgraciadamente no quedan vestigios de esta notable civilización a excepción de los restos de una “atalaya” o puesto de observación, en el “Cerro de la Tierra” lugar carismático y mágico, donde se extraía la materia prima o arcilla para las labores de alfarería y que tuvo también un protagonismo, relacionado con loa almiaregenses que posteriormente describiremos.
Generalmente, en esta época alto medieval y aunque el Islam respetaba absolutamente a los otros grupos sociales, no musulmanes, vivían dentro de la población agrupados cada uno, en sus distritos o barrios, y en Campo de Almiareg, los musulmanes de origen árabe o beberé se localizaban en el poblado-Fortaleza o “Ribat” y dentro de la zona comprendida entre las actuales calles:,Plaza de Palacio, Iglesia, Morata, Viento, Vilches, Pez, Mercado, Plaza Chica y la Plaza de María Vela; el barrio “muladí” o cristianos conversos estaba ubicado en la zona entre la calles: Cruz del Caballo, y parte de la calle Viento, en confluencia con la calle Tejera donde estaban las alfarerias;el barrio “sefardí” o judío comprendía las calles Cuevas, Egido, y Travesía del Egido donde estaba “Aljama” y la Sinagoga “Monte Sion” en recuerdo del rey David que conquistó este lugar en Jerusalén; y finalmente el barrio cristiano o “mozarabe” estaba en la calle Santa Ana, las Cerradas, y calle San Enrique donde está construida la Basílica cristiana Santa Leocadia, en recuerdo de la similar del Toledo visigodo y que posteriormente el siglo XIII sobre sus restos se construyo la ermita de Santa Ana, hoy desgraciadamente desaparecida.
Aunque generalmente las grandes ciudades estaban amuralladas, Campo de Almiareg, solamente estaba rodeado de murallas, el recinto de la Alcázaba o Fortaleza en cuyo interior se encontraba la Mezquita y el resto de los barrios no tenían muralla y terminaba en los arrabales.
No obstante, durante mucho tiempo había un turno de vigilancia nocturna, con un funcionario o Sereno que acompañado de perros y un farol realizaba la ronda nocturna toda noche para evitar robos y otros delitos.

La nominación de las calles, en aquella época, era la siguiente:
El barrió musulmán, árabe o berebere, comprendía la zona antes descrita y las calles se conocían de la siguiente forma:

Hoy, Plaza de Palacio, entonces Plaza Emir Abd-el-Rhaman II
Hoy, C/la Iglesia, entonces C/ Mezquita Emir Mohamed I
Hoy, C/Morata, entonces C/Califa Abú Becker
Hoy, C/ Viento, entonces C/ Califa Abú Otman
Hoy, C/Vilches, entonces C/ Hachib Almanzor
Hoy, C/Pez, entonces C/ Califa Walid I
Hoy, C/ Mercado, entonces C/Hégira
Hoy, Plaza Chica, entonces Plaza del Zoco.
Hoy, Plaza Maria Vela, entonces Plaza Emir Abd-el-Rhaman I

El barrió “muladí” o de los cristianos conversos al Islam, comprendía la zona antes descrita y las calles se conocían de la siguiente forma:

Hoy, C/ Cruz del Caballo, entonces C/ Emir Mohamed I
Hoy, C Tejera, entonces C/ Alfarería

En un callejón ciego o “adarve”(Fig. 1 ,Vistas A y B)sito en la C/Viento y entonces C/Califa Abú Otman,del barrio “muladí” debió tener su residencia, un personaje de leyenda, el converso Omar al-Marcus ibn Hassan, Cronista o Al-Ruwat de la Medina, vocablo árabe que significa “el recitador” y autor de la obra:”Crónicas Almiaregenses” donde describe la fundación de Campo de Almiareg,desde su pasado como alquería y su futuro como Medina-Fortaleza, su vida cotidiana, sus costumbres, fiestas ,entretenimientos etc.,en los albores del siglo X,y por el paso del tiempo,desafortunadamente desaparecida por las visicitudes historicas,o quizás exista algún ejemplar en alguna biblioteca de Oriente, tal vez en Marraquez o en Oran.
Hoy, con inspiración y con una gran imaginación la recuperamos recopilando todas las historias que ha mantenido la tradición, y que se han ido transmitiendo de generación a generación como tesoro colectivo de un pueblo, que ha mantenido el respeto debido a su pasado y como en el despertar de las civilizaciones, los pueblos primitivos guardaban celosamente el “secreto del fuego”y los mayores al final de su vida, lo revelaban a sus descendientes para no perder su genial descubrimiento.

Que el “sefardí” o judío comprendía la zona donde estaba ubicada la “Aljama” y la Sinagoga “Monte Sion”, y las calles se conocían de la forma siguiente:

Hoy, C/Cuevas, entonces C/de los Perfumistas.
Hoy, C/Ejido, entonces C/ de los Tejedores.
Hoy, C/ Travesía del Egido, entonces C/ Sinagoga

El barrio mozárabe o cristiano se componía de la zona donde estaba ubicada la Basílica Santa Leocadia y las calles se conocían de la forma siguiente:

Hoy, C/Santa Ana, entonces C/ de los Mozárabes.
Hoy, C/Cerradas, entonces C/ Zapateros.
Hoy C/ San Enrique, entonces C/ Pañeros.
Hoy C/Camino de la Fuente, entonces C/Tenerías
Había también calles que no tenían nombre y donde residía este grupo y se consideraban los arrabales.

No obstante, las comunidades estaban segregadas en sus respectivos barrios o distritos, pero independientemente del que pertenecían, reinaba la paz, la concordia y armonía entre ellas y aunque las comunidades musulmana y sefardí hablaban por tradición el árabe y el hebreo, también conocían la lengua romance que utilizaban la comunidad mozárabe o hispano visigoda y se comunicaban en esta con ellos.
Los nombres más usuales de la comunidad musulmana eran: masculinos (Mohamed,Omar,Tarek,Abd-el-Rahman,Mustafa,Ibrahim,Abdel,Abdalla, Ali,Ryad,Husein,Yusuf,Ahmed,Ismael etc..) femeninos(Zaida,Zoraida,Aixa,Fatima,Meriam,Maroa,Taula,Ahla,Islam,Ihlam,Iman etc..); la comunidad sefardi o judía utilizaba como nombres más usuales: masculinos (Abrahán, Isaac, Jacob,Esau, David, Salomón, Moisés, Josué, Simeón, Rubén, Juda,José, Benjamín,Neftali, Aser,etc..) femeninos( Rebeca, Sara, Raquel, Noemí,Ruht, Abigail, Sefora,Ester,Agar, Debora,etc..); la comunidad mozárabe o cristiana tenía como nombres más usuales los siguientes: masculinos( Paulus,Marcus,Lucius,Justinus,Adrianus,Maximus,Honorius,Marcial,Antonius,Rufinus,Jose, Julius, Fabius,etc..) femeninos (Teofila, Leocadia, María, Ana, Justa, Lucía, Aurelia, Julia, Antonia, y Josefa etc...)

Los elementos más representativos en el desarrollo de la vida social de la de la Medina eran:

El Zoco o Mercado (Fig. 2)

Estaba ubicado en la Plaza Chica, antes Plazo del Zoco, donde se vendían generalmente, cereales, frutas, verduras, especies, etc. así como también alfombras, tapices, libros,etc..
En este lugar, existían unos baños públicos donde gentes de ambos sexos usaban sus instalaciones para cumplir los preceptos de la abluciones o purificar el cuerpo según establece el Sagrado Libro “Alcorán” y asi, los hombres durante el turno de mañana y las mujeres por la tarde, realizaban sus funciones de higiene y aseo personal donde las mujeres utilizan posteriormente sus ungüentos y perfumes.

Junto al Zoco, existían tiendas permanentes o tenderetes provisionales instalados diariamente, donde se vendían multitud de productos y había otro tipo de comercios, propiedad del Estado o de la Mezquita que tenían un régimen de monopolio y se reservaba la venta de la seda y productos de lujo, que se llamaba la “Alcaicería”.
El Zoco y las tiendas circundantes estaban controlados por un funcionario oficial, llamado “almotacén” o “zabazoque” cuya actividad era:
-Vigilar la conservación de las calles.
-Ordenar la demolición de las construcciones que amenazaban ruina.
- Regular la circulación de la zona de la Mezquita, prohibiendo cualquier atasco.
-Controlar los pesos y medidas
-Fijar los precios y las tarifas de las tasas o alcabalas (porcentaje que se cobraba por la venta de productos) y los portazos (derecho de entrada de la mercancía a la Medina).
- Dirigir la autoridad comercial y artesanal
- Posteriormente, parte de estas funciones fueron desempeñadas por jefe de la Policía o Prefecto de la Medina, cómo regulaba las ordenanzas municipales.
Generalmente en esta época, el barrio comercial se ubicaba, cerca de la Mezquita, o centro urbano y las dependencias artesanales, como la alfarería, las alhóndigas, las almazaras, y las tenerías se localizaban en los arrabales.
Siguiendo esta tradición, el Zoco y la zona comercial estaba localizado en la actual Plaza Chica, entonces Plaza del Zoco, así como las alfarerías en la C/Tejera y entonces C/ Alfarería. Otras como la alhóndiga o almacén de cereales, la almuzara o molino de aceite así como las tenerías o curtido de pieles, se encontraban entonces en C/Tenerías, hoy C/ La Fuente.
En la C/Pez, entonces C/Califa Walid I, cuyo ejército incorporo Hispania, luego Al –Andalus al mundo islámico, existía una barbería cercana al Zoco. En la segunda mitad del siglo XX, un personaje, desafortunadamente hoy histórico, Pedro Ranz, ejercía las funciones de barbero en un local dela misma calle. ¡Quizás sea el destino o esta coincidencia es muy verosímil!
Junto al Zoco existía una red comercial, con diferentes tenderos que vendían comidas preparadas, hierbas medicinales, ungüentos, y dulces típicos a base de miel, almendra y azúcar, tartas de mantequilla etc... Actualmente, han pasado más de mil años y todavía se conserva la tradición árabe en Campo Real, usando las típicas “gachas” en la matanza del cerdo, preparadas con harina de un cereal la “almorta”, y los “hornazos” de Semana Santa, preparados a base de harina mezclada con azúcar y mantequilla asi como las magdalenas y los repapalos, antes “pestiños”, dulce típico árabe a base de una fritura de masa de

harina, miel o azúcar. Otra especialidad que entonces se usaba en los hábitos culinarios de los andalusíes eran las “albóndigas” y también, hoy en Campo Real,siendo un plato típico “iraquí” preparada con carne de ternera o cordero, aliñada con perejil y ajo y después envuelta con harina de trigo,y lista para freír.

El núcleo urbano, también disponía de unos almacenes, que estaban instalados en el lugar actual conocido, por el “Parque de la Fuente”, donde actualmente existe un manantial natural, que transcurre las colinas que circundan el pequeño cañón y donde esa agua que alumbra desde por un ancho cráter, equivalente al contorno de la cintura de un adolescente, se vierte en unos abrevaderos para animales y lo que rebasa de nivel, acaba estancado en otras albercas, antiguos lavaderos, usadas a principios del siglo XX, todo esto en referencia a la gratitud ofrecida por la “Madre Naturaleza”.
Esta agua se utilizara definitivamente para a través de un arroyo, distribuirla a una amplia vega, situada en las bases y entre las cimas de las mesetas circundantes a las que se unen otros manantiales naturales como “Valdegredal” hoy desgraciadamente agotado y posteriormente siguiendo la trayectoria del arroyo, aparecen en un tramo a una distancia de dos Kilómetros, un área de manantiales cuyas aguas enriquecen el original, regando las fértiles tierras dedicadas a la horticultura y a otros cultivos, como el olivo.
En el lugar actual del “Parque de la Fuente” existían una infraestructura de almacenes, con diversas utilidades necesarias para el desarrollo de la vida urbana de Campo de Almiareg, como la “Alhóndiga” o almacén de trigo, hoy denominados “Silo” donde se almacenaba todo el trigo de la cosecha anual de la “Medina” para destinarlo como materia prima para la elaboración del pan, así como una “Almazara” o molino de aceite y ambos disponían de un ingenio que aprovechaba la fuerza motriz del agua, para utilizarla como energía para mover el elemento triturador obteniendo harina de trigo y aceite.
También allí, existía una “Tenería”, dedicada al curtido de pieles que se realizaba con la inmersión de éstas, en unas “albercas” con productos preparados de tierras naturales disueltos en agua y finalizando el proceso con otra inmersión en sustancias colorantes para preparar telas y aprestos para la vestimenta.
Las aguas residuales que eran nocivas eran conducidas a una fosa séptica para recogerlas y no mezclarlas con el agua transparente que se utilizaban para las acequias y arroyos destinados a activar el ciclo biológico de huertas y olivares. Para llegar a este paraje, las gentes discurrían en el interior del casco urbano y el través de la C/ Tenerías, hoy C/La Fuente se acedía a este lugar.

Existían también un servicio de “aguadores” que era ejercido generalmente por gentes del grupo social “árabe-berebere” y “muladí” que se dedicaban a transportar el agua en envases (ánforas o cántaros), transportados por animales de tiro (mulos, burros, etc...) hasta el núcleo urbano y que lo revendían pero como el manantial era público otros almiaregenses acudían personalmente a realizar el acarreo del agua, para su consumo y su limpieza personal y deberes religiosos.
El agua destinada para el riego era distribuida por acequias y su racionalizacion se realizaba de forma equitativa, pero no obstante, surgían pleitos entre los almiaregenses por su consumo, que se solucionaban a través de un “qadi”,y concretamente en este caso, el “almotacén” con funciones de “Juez del Tribunal de las Aguas”, asistido por un “alguacil” y durante cuatro veces al año coincidiendo con la finalización de las fiestas musulmanas más célebres, en la puerta de la “Mezquita del Emir Mohamed I” , dictaba los laudos, aconsejado por el grupo de “alfaquíes” para solucionar los conflicto entre regantes .
Las calles estaban que generalmente adornadas con flores con sus paredes, con casas enjalbegadas y disponían de una o dos plantas donde se accedía al interior a través de un “zaguán” que se comunicaba con un patio interior, donde estaban ubicadas las caballerizas para los animales de tiro (mulos, caballos etc.,).
Las flores más utilizadas eran la rosa, la madreselva, el jardín, el alelí, y en la huerta se cultivaban muchas hortalizas siendo las más corrientes, la berenjena, la alcachofa, las endibias, el espárrago y frutos como el melón, el albaricoque, la granada etc., disponiendo de acequias y otras técnicas de riego y de norias que extraían el agua de los pozos.

La Alcazaba o Fortaleza (Fig. 3, Vista A y B)

Estaba localizada en el lugar donde está actualmente la Iglesia de Santa María del Castillo, donde había un recinto amurallado y en su interior estaba la “Mezquita” donde los creyentes accedían a través de la puerta de la Fortaleza, vigilada constantemente.Era de planta rectangular y estaba amurallada, partiendo éstas de la base del cerro, en cuya cima estaban asentada y daba la sensación de sólida robustez.
A la Medina le transmitía un sabor medieval, con sus almenadas murallas, hoy desafortunadamente desaparecidas pero que en aquel entonces, disponía de torres, en los ángulos de las murallas,
Disponía de una puerta principal, con la configuración actual que se abría entre dos torres albarranas gemelas y en su parte posterior estaba el patio de armas, con dependencias adosadas a la muralla, para uso del contingente militar y en la entrada un servicio de guardia permanente, teniendo este destacamento un jefe militar dependiente de Mayrit,la actual Madrid.Las torres albarranas terminaban en una

“azotea” abierta, donde estaban instalados unos “aljibes” para la recogida de las aguas pluviales,y para las necesidades de sus moradores.En estas azoteas se practicaba el entretenimiento de las clases sociales elevadas, pues se usaba la cetrería, con el uso de aves rapaces,generalmente halcones,y sus presas (palomas torcaces,grullas,etc.,)que los reclamos soltaban a vuelo libre desde el Cerro la Tierra.Tambien disponían de un servicio de comunicación, a traves del uso de palomas mensajeras asi como el uso de atalayas o torres de observación, donde por medio de señales o exhibición de banderas ,transmitían sus mensajes urgentes.
Existía un contingente militar a cuyo mando estaba un “caid” quien dirigía las operaciones militares y las realizaba en la frontera de la “Marca” o “Cora” pues controlaba la existencia de movimientos de tropas de Zaragoza o de Toledo, las incursiones de los cristianos del reino asturleonés, y la acción armada de los insumisos, generalmente jefes muladíes que habían que se habían sublevado contra la Córdoba Califal.
La concepción teológica del Islam reputa el deber militar como uno de los fundamentales que impone la religión; el que muere en la “Guerra Santa” contra los infieles muere mártir, su cadáver es inhumado, sin necesidad de funciones ni mortaja, vistiendo los arreos militares y sin necesidad de que haya que hacer por él ninguna plegaria.
El deber de hacer la “Guerra Santa” es uno de los deberes de la Comunidad, pero de una manera especial que están los musulmanes obligados a tomar las armas cuando su territorio es invadido por sus enemigos. No obstante, al empleo de las armas, debe preceder una exhortación a aceptar el Islam, o si los enemigos son del Libro: “Alcorán” en referencia a judíos o cristianos, a reconocer la superioridad y pagar el tributo, solamente si después de la exhortación, hay motivos fundados, se puede iniciar el ataque. La guerra se conducía con cierta humanidad: estaba prohibido matar a mujeres, niños y aún a los monjes, usar armas envenenadas y en general causar más daño de los estrictamente necesarios.

La Mezquita (Fig. 4, Vistas A y B)

Era el lugar sagrado de culto musulmán. Estaba localizada dentro del recinto amurallado de la Alcazaba-Fortaleza y la dirección donde se oraba, estaba orientada hacia la “alquibla” o La Meca.
La zona donde estuvo ubicada es el mismo lugar donde desde finales del siglo XVII se uso como cementerio cristiano, con un basamento pétreo como cimientos y el resto de ladrillo macizo cocido, de estilo “mudéjar”.
La Mezquita era de forma trapezoidal y constaba de una entrada en arquerías, donde existían dos salitas de abluciones para ambos sexos,totalmente independientes con unas pequeñas albercas a las que

suministraba el agua dos aljibes y disponían de un sistema de canalización para su evacuacion.Durante el estío ,si se agotaba el agua de los aljibes, existía un servicio de aguadores que reponían el agua necesaria y era controlada por el “alguacil”,quien a su vez colaboraba con el “almotacén” con funciones de agente judicial en los pleitos que se celebraban varias veces al año a la puerta de la Mezquita, como “Tribunal de las Aguas”,para solucionar las controversias en el uso del agua en las acequias en la vega.
Así pues la antigua “Mezquita” estaba su frente construido hacia el sudeste, C/ de la Mezquita del Emir Mohamed I,hoy C/ Iglesia y disponía de un “alminar” donde el “almuecín” o “almuédano” hacia la llamada a la oración de forma prescrita por el ritual y en el interior, una sala diáfana con suelo revestido de alfombras,y un púlpito o “minbar” donde se dictaba las plegarias y con varios “mihrab” vanos o ventanas, en dirección a la C/Califa Abú Baker,hoy C/Morata, orientada hacia La Meca.
El culto corría a cargo, generalmente de un “Imán” o en su sustitución el “Cadi de la Medina” quien estaba obligado a dirigir la plegaria y a predicar al pueblo.
El dia oficial de la Comunidad musulmana era el viernes y acudían los creyentes (árabes, beréberes y muladíes).
La minoría sefardí o judía disponía de una “Sinagoga” dedicada al “Monte Sion” y estaba localizada en la C/Sinagoga, hoy C/Travesía del Egido. La población sefardí o judía celebraba el dia oficial de culto, el sábado, donde abandonaban sus quehaceres para dedicarlo a sus obligaciones espirituales.
La Sinagoga era un edificio, de planta cuadrada, de estilo mudéjar con una entrada hacia un patio, con arcos mudéjares y el resto del edificio con yeseria de caracteres del mismo estilo.
Disponía de una sala diáfana y en el fondo un pulpito donde se subía el rabino y leía pasajes de la Toráh, apoyada en un atril y dirigía la oración a los fieles.Las paredes eran lisas y enyesadas, con grandes caracteres de inscripciones hebraicas y había un hueco lateral destinado al Tabernáculo donde se guardaba los rollos del Pentateuco y ante él, siempre había lámparas encendidas.
La comunidad más numerosa era el hispano visigoda o “mozárabe” y disponía de una Basílica o Iglesia dedicada Santa Leocadia, ubicada al final de la C/ de los Mozárabes, hoy C/ Santa Ana y era el domingo, el día dedicado al culto por los cristianos.
La Basílica era un edificio de planta de cruz latina, con una entrada a un pórtico con arcos de herradura, y columnas y capiteles con caracteres mudéjares, terminado con una torre del mismo estilo.
Disponía de una nave central y dos laterales,y en las ultimas había varias hornacinas con imágenes de santos o mártires, como la Virgen ,Santa Ana,Santa Justa y Rufina,y los Santos niños Justo y Pastor,alcalainos,martires de la fe cristiana en el 310Dc,en la época del Emperador Diocleciano.

En la cabecera de la nave central, la imagen de Santa Leocadia, patrona de la comunidad “mozarabe” cristiana y cuya Iglesia estaba dedicada a su advocación.
En la otra nave lateral un fresco sobre la pared representando escenas del Nuevo Testamento con la figura del Pantocrátor y en la parte inferior unas escenas de los Apóstoles.

El Cementerio o Necrópolis

Es otro de los lugares que formaba parte de la vida social almiaregense.

Desafortunadamente no se conoce cual fue el lugar elegido puesto que debido al período de tiempo transcurrido, alrededor de 1000 años, no hay evidencia de la ubicación donde estaba, pero al existir en la Medina varias comunidades religiosas con distintos credos se supone que era un cementerio mixto donde estaban segregados estos, según el rito (musulmán, judío o cristiano) al que pertenecían la población almiaregense.
Quizás algún día, en los alrededores de Campo Real, se encuentren su antigua localización, por el asombroso boom inmobiliario existente actualmente, que ha producido un aumento de demográfico en esta villa y cuyo futuro es imprevisible para los tiempos venideros.

Los cementerios musulmanes se denominaban con el apelativo “makbara” (en singular) y “makabir” en plural, y se encontraban en los caminos de acceso al núcleo urbano o “Medina”.
El “makabir” estaba en lugares abiertos, sin muros delimitadores del espacio funerario y generalmente con una planta irregular, en zonas exentas de edificaciones.
Los musulmanes siguen el rito de la inhumación, un completo ritual donde los pasos más importantes son el amortajamiento del cadáver, su traslado, banquete funerario y las posteriores precarias al difunto.
Según el rito “maliquí”, las fosas deben cavarse en la tierra, sin obra de yeso ni fábrica de barro, envolviendo el cuerpo amortajado, con un sudario sin ataúd y después se cubre con piedras y ladrillos y debe estar orientado hacia La Meca. A veces se ponía sobre los materiales que cubrían el cuerpo amortajado una cubierta realizada con tejas dispuestas transversalmente y con alguna inscripción de la identidad de la persona.
Los muladíes como conversos del Islam, utilizaban este cementerio.

Los cementerios sefardíes o judíos utilizaban el enterramiento en cámara lateral, sepulcro en cuevas, tumbas antropomorfas o en fosas trapezoidales con ataúdes de madera en una fosa común.

La orientación del cadáver era con la cabeza hacia el Oeste y los pies hacia el Este de acuerdo con su ritual donde según la doctrina judía cuando llega la Resurrección lo primero que divisa el difunto es el Oriente y de frente Jerusalén. Así como los enterramiento musulmanes, utilizaban lápida o ladrillo con alguna inscripción o epitafio en hebreo para recordar la memoria del allí enterrado.
Los cementerios mozárabes según la tradición cristiana era enterrarse en el interior de las Iglesias junto a sus mártires en espacios sacros.
El ritual funerario utilizado era el de la inhumación simple, que en otros casos. combina con un osario, generalmente situado a los pies de la inhumación o en uno de los laterales.
También aparecen en un número más reducido, tumbas dobles en algunas ocasiones, de un osario e incluso triples.
El ritual funerario era que el cadáver se disponía en posición decúbito supino con la cabeza orientada al Oeste y las extremidades delanteras flexionadas sobre el tórax o a la altura de la cintura sobre pelvis o extendidas a lo largo del cuerpo. Generalmente, no se utilizaba ningún ajuar, y en algún caso un jarrito de barro con un objeto usual del enterrado.

5.3 FIESTAS Y CELEBRACIONES ALMIAREGENSES

Los almiaregenses por su carácter alegre, hospitalario y divertido, celebraban durante el año, sus fiestas; unas de carácter religioso que concluían con alboroto y jolgorio popular y una participación masiva para conmemorar sus prácticas piadosas y otras de carácter profano, celebrando el cambio de estaciones anuales y generalmente también eran muy multitudinarias.

Cada comunidad religiosa, tenía sus propias fiestas y sus celebraciones.

Los musulmanes celebraban dos fiestas importantes, de carácter religioso, el mes del “Ramadán” y la “Fiesta de los Sacrificios”.
El “Ramadán” conmemora la revelación del Sagrado “Alcorán” por el ángel Gabriel al Profeta Mahoma, “la paz sea con Él” como mensajero de Dios. Se celebra el noveno mes del año lunar, y se realiza el ayuno durante este periodo, una vez al año.
Es la fe y la creencia en Dios y el Día del Juicio Final, las razones que hacen soportar voluntariamente estos rigores. En cada instante con el ayuno reprimen las pasiones y los deseos y proclaman la supremacía de la ley divina.
Este ayuno tiene un gran impacto en la sociedad, puesto que todos los musulmanes están obligados, cualquiera que sea su estatus social, a respetar el ayuno del mes. Esto marca la igualdad esencial entre hombres y crea en ellos un sentimiento más profundo de amor y fraternidad.

Se celebra y utilizando cuando llega la puesta del Sol, interrumpen el ayuno; unas comunidades tiene la tradición de degustar un plato llamado “Harira” que es una sopa de carne, lentejas ,garbanzos y verduras muy usual en el Norte de África y en cambio, en Oriente es corriente tomar compotas de frutos secos( higos, dátiles, pasas etc..).
Cuando termina el “Ramadán” esa noche se prende las lámparas de la Mezquita y en las casas de las familias musulmanas y se concluye con un rezo solemne e incluso los poetas recitaban las alabanzas a Dios y al Califa, como Vicario de Alah.
Generalmente esta fiesta se celebraba en Campo de Almiareg y la fecha, aunque no era fija, coincidía con la primera quincena de Octubre hasta mediados de Noviembre.
La otra fiesta musulmana por excelencia era la “Fiesta de los Sacrificios” que se celebra a los cuarenta días de terminación del “Ramadán” y conmemora la aparición de Dios al Profeta Abrahán “la paz sea con Él” y para que se cumpliera la ley divina de sacrificar a su hijo Isaac, le ofreció un cordero que sacrifico a su Señor.
La celebración, obligaba a toda la familia musulmana, a degollar un cordero y ese día se cocinaban platos especiales y los padres de familia regalaban vestidos nuevos a sus esposas e hijos.
Por la noche había festejos, con música y bailes y las calles se abarrotaban de gente e incluso algunos con exceso de bebidas. Aunque la bebida estaba prescrita y prohibida en “Alcorán”, aquí en Al- Andalus eran tolerantes, e incluso las autoridades porque sabían que la debida estaba arraigada a todas las clases sociales e incluso a sus niveles muy altos.
Seguía la fiesta arrojando flores y se rociaban unos y otros con agua perfumada. Los religiosos protestaban por el desenfreno pues consideraban poco grato este ambiente a los ojos de Alah.
Generalmente esta “Fiesta de los Sacrificios”, coincidía con la celebración de la Navidad cristiana, a finales del mes de Diciembre.
Entre las fiestas profanas, estaban “Nayraz” o la entrada a la primavera y “Mahrayan” o la entrada del verano.
Durante la creación de estas fiestas, la “Medina” se llenaba de gente y por la noche se celebraba un carnaval con las gentes disfrazadas. Se cocinaban platos típicos y se bebían los mejores vinos y por la noche se encendían hogueras en los campos y los “mozárabes” o cristianos participaban también en esta fiesta. En Campo de Almiareg, todavía hasta la década de los años 60, existía esa tradición árabe y se celebraba la fiesta cristiana de la “noche de San Juan” en fecha del 24 de junio y era similar con el encendido de hogueras y las gentes participábamos en el salto acrobático y había un ambiente completo de fiesta en comidas y bebidas.

La minoría “sefardí” de Campo de Almiareg, también celebraban sus fiestas siendo las más populares: “Rosh Hashana”, “Yom Kipur”, “Sucot” y “Guedalia”.

“Rosh Hashana” da comienzo al nuevo año judio.Es el dia que Dios, juzga a cada persona individualmente según sus hechos, sin necesidad intermediarios, para revisar conducta, para el arrepentimiento y la corrección. El termino “Rosh Hashana" es el comienzo del año rabínico, y se inician los temas de la conmemoración: arrepentimiento, preparación para el Juicio Divino y el rezo por un año fructífero.
Entre las principales costumbres de “Rosh Hashana” estaba la “mitzva del toque del shofar” (cuerno de carnero), después de los rezos en la “Sinagoga” y concluía con la degustación de cenas en los hogares de la comunidad “sefardí” para recibir el Año Nuevo. Esta fiesta se celebra generalmente el 13 y 14 de Septiembre.
¡Qué paradoja! Actualmente las fiestas de Campo de Almiareg (Campo Real) dedicadas al Santísimo Cristo de la Peña, Patrono de la Villa, a cuya Hermandad pertenezco se celebran el mismo dia que la fiesta principal de la antigua comunidad “sefardí” o judía.

“Yom Kipur”, era el dia de la expiación del juicio Divino de aflicción personal de tal forma que cada individuo podía ser purificado de sus pecados.
Los preceptos a cumplir en esta fiesta eran meramente religiosos, consistentes en la oración y un ayuno de veinte horas, los cuales eran rigurosamente observados por sus creyentes.
Esta fiesta se celebraba a los ocho días después del “Rosh Hashana", coincidiendo con el 22 de Septiembre.

“Sucot” era una fiesta descrita en la Biblia como la “Fiesta de los Tabernáculos” y algunos “sefardí” almiaregenses cumplían con el precepto de una peregrinación masiva al Templo de Jerusalén y por eso se la conoce como la “Fiesta de la Peregrinación”.
Durante la celebración de la fiesta, construian temporalmente unas cabañas en recuerdo a las que utilizaron los israelitas, en el regreso del cautiverio Egipto guiados por el Profeta Moisés “la paz sea con Él”. Esta fiesta la celebraban los “sefardí” almiaregenses en el periodo del 27 de Septiembre al 3 Octubre de cada año.

Asimismo celebraban también otra fiesta, “Ayuno de Guedalia” donde se practicaba el ayuno durante la fecha del 16 de septiembre de cada año.

Los hispano visigodos o “mozárabes” también tenían a lo largo del año sus fiestas y la más principal era: la Festividad de Santa Leocadia, en honor a Leocadia, joven toledana sometida a tormento y prisión y muerta por orden del gobernador romano Daciano en el año 304 d. C.por no renegar sus creencias cristianas. Esta fiesta se celebraba por la comunidad “mozárabe” almiaregense el 9 de Diciembre cada año y el ritual consistía en una Procesión donde sí exhibía la imagen de la Santa luego se terminaba con degustación de comidas típicas y música.

El resto de las fiestas de la comunidad “mozarabe” cristiana almiaregense era la celebración de la Navidad, los Reyes Magos y la de celebración de la Semana Santa, la primera finalizaba el año y la segunda en el solsticio de primavera.
Generalmente en las fiestas de las distintas comunidades religiosas participaban todos los grupos, y comían y bebían con las prescripciones que imponía cada creencia, y así pues, los musulmanes, los muladíes y los sefardí o judíos almiaregenses no consumían carne de cerdo pero si se dedicaban a su crianza para venderla después a los cristianos o mozárabes que era una carne de consumo habitual por esta comunidad.
El vino aunque estaba prohibido su consumo en el Libro Sagrado “Alcorán” se hacía caso omiso y se consumía y era comúnmente tolerado por las autoridades a pesar de las recriminaciones de los ortodoxos creyentes que exigían la prescripción de su consumo.

3.4OTROS ENTRETENIMIENTOS Y DIVERSIONES

Además las fiestas mencionadas, también al final de Septiembre se celebraba la “Fiesta de la Vendimia” o “Pascua de loa Alerces” y se organizaban romerías donde se disfrutaba del cante y del baile y las mujeres iban ataviadas con trajes típicos.
Durante el resto del año, la gente de la “Medina” tenía como diversión usual en asistir a las tabernas, tomando el té de menta, dedicándose a la tertulia y otras veces amenizada con cante y música.
Aunque los juegos de azar estaban proscritos por “Alcorán” no obstante, se practicaban ilegalmente y se hacían apuestas de dinero. Otros se jugaban sus ahorros, al juego de dados, damas o el ajedrez que eran los más comunes.
Este ultimo era un pasatiempo de gentes cultas, ideado en la India, lo recogieron los persas y de éstos a los árabes.
El baile era una diversión muy generalizada y las mujeres bailaban vestidas de trajes largos con faldones y llevaban sujetos unos caballos de madera, pintados de colores.
La música aunque prohibida por la tradición islámica, los hispano musulmanes eran muy aficionados y utilizaban el “laúd” árabe, un violín llamado “rabel”, tambores y panderetas.
El violín, es un instrumento musical, que se ha conservado en Campo de Almiareg, actual Campo Real hasta la actualidad y en la década de los años 60, una familia, los “Hermanos González” (Gabriel, Evaristo y Manuel), parientes míos, eran verdaderos maestros en este arte y lo utilizaban frecuentemente en las Fiestas de Navidad, donde anteriormente la comunidad “mozárabe”o cristiana celebraba la fiesta religiosa de Santa Leocadia. Precisamente se cumple la tradición pues la madre de estos excelentes músicos se llamaba Leocadia y mi bisabuela y mi tía, hermana de mi madre, tenían el mismo nombre.
En otros núcleos urbanos de mayor demografía, también se celebraban desfiles militares, donde la gente era aficionada a la solemnidad y a la brillantez y servían para exaltar, el patriotismo del pueblo.

Otras personas acudían a los Zocos, y se entretenían en ver actuar a los astrólogos, a los encantadores de serpientes, o sentarse junto a algún narrador de cuentos y escuchar sus leyendas.
Otros de los entretenimientos de la sociedad hispano musulmana era ver espectáculos de lucha entre fieras y utilizaban comúnmente animales feroces como el oso, y el toro.
De aquí nace la tradición de la tauromaquia del pueblo español pues se enfrentaba en los espectáculos a osos y toros y si sobrevivía el toro, esté, al final era rematado por una persona asistido por una lanza, que utilizaba para atravesarle y dar muerte al animal.
Esta tradición es solamente “autóctona andalusí” puesto que el toro ibérico, antiguo “urus” o “bos”, animal prehistórico, típicamente hispano cuya existencia fue testimoniada por el “Homo Sapiens”en la cuevas de Altamira (Santander), no fue solo exclusivo de España, pero si encontró aquí su asentamiento,que se ha conservado hasta nuestros días.
En la España medieval, se mantiene el espectáculo como deportede la nobleza y el señor feudal, diestro en la equitación y asistido por una larga caña, a modo de lanza, mantiene una larga lucha con el toro bravo, siendo el origen del rejoneo.
Posteriormente,otros estudiosos de este arte,consideran que el origen de los toros como hoy los conocemos, data de finales del siglo XVIII,cuando la nobleza abandona el toreo a caballo y la plebe comienza a hacerlo a pie, demostrando su valor y su destreza en el uso del capote y de la espada.
Otras de las diversiones almiaregenses, que practicaba las gentes de mas rango social, era la cetrería, utilizando halcones peregrinos adiestrados que desde las torres albarranas de la Alcazaba-Fortaleza, tomaban vuelo libre y abatían a sus presas (palomas, perdices, grullas, cuervos etc...)que estaban en cautividad y se soltaban desde el Cerro de la Tierra.

3.5 OTROS ASPECTOS DE LA VIDA SOCIAL

La familia hispano musulmana se basaba en el patriarcado y el padre de familia disponía de un poder sobre la esposa, hijos e incluso sobre sus servidores y la poligamia o el derecho a tener varias esposas está autorizada.
Generalmente, esta facultad era únicamente practicada por las clases sociales de alto nivel económico, pues los pobres eran monógamos puesto que el Libro Sagrado “Alcorán” autorizaba a tener varias esposas si la persona tenía una capacidad económica suficiente, para su sustento.
Existían matrimonios mixtos entre musulmanes y cristianos, pero éstas debían de convertirse al Islam, antes de celebrar la boda. En el contrato matrimonial, el novio se comprometía a pagar una dote su esposa. Esta, a la vez debería aportar el ajuar: ropa de casa, vestidos y joyas si disponía de ellas.

Los festejos matrimoniales duraban varios días, empezando en la casa de la novia y proseguía en la casa del novio, tras ser ella conducida allí, precedida de un cortejo de familiares y músicos.
La mujer una vez casada, no podía enseñar su rostro descubierto salvo a su marido y a parientes cercanos. Su condición le obligaba a estar sometida por completo a la autoridad del marido y desarrollaba una vida semirecluida en el hogar y se dedicaba a hilar o tejer para los distintos miembros de la familia. Al menos una tarde a la semana se iba a los baños públicos donde se reunía con amigas y merendaban juntas.El viernes iba normalmente a la Mezquita y después a veces al cementerio a rezar por sus familiares muertos. Si los maridos celebraban, un banquete en casa, las mujeres no participaban en él, y solamente se Con en el resto de la civilización árabe, la mujer casada tenia derecho cuando el marido la trataba mal o la hacia caso omiso, de solicitar el divorcio ante la justicia. En el caso de ser concedido, la ley establecía los plazos de separación y la mujer podía llevarse consigo el ajuar.
La familia media se componía de seis miembros. Al nacer el niño, le adornaban de amuletos supuestamente benéficos y se le daba un nombre al séptimo día, siendo su primer acto social importante, practicarle la circuncisión.
Las primeras enseñanzas se comenzaban en la escuela coránica donde los niños aprendían a leer y a escribir con el Sagrado Libro “Alcorán”. Posteriormente se le impartía conocimientos de aritmética y gramática. El material escolar usado eran unas tablillas de madera pulimentada, sobre las que se escribía con unas cañas afiladas que se mojaban en una tinta que se borraba posteriormente con el uso de un paño mojado en agua.
Otro aspecto social era la celebración de los entierros. Éstos eran bastante sencillos en todas las clases sociales. Si la persona que falleció era de origen modesto, las mujeres de la casa se untaban la cara de hollín y gritaban y sollozaban exageradamente.
Si al contrario, la familia al que pertenece el fallecido era de una clase social elevada, se contrataban plañideras para realizar las mismas funciones.
El cadáver, se amortajaba con una sencilla tela blanca y era conducido al cementerio en parihuelas depositándolo en una fosa y con el rostro en dirección a La Meca, poniendo una sencilla lapida o una estela con alguna inscripción.
Los cementerios eran austeros y estaban adornados con palmeras, cipreses y olivos.
En la Medina, había artesanos y comerciantes agrupados en calles y zocos reservados como zonas comerciales.
Los oficios malolientes como las “tenerías” estaban localizados en los arrabales del núcleo urbano, mientras que los comercios normales, se agrupaban en la “alcaicerías” con grandes patios con tiendas y talleres instalados en zonas céntricas.

Había muchos oficios artesanales, que daban ocupación a multitud de trabajadores a sueldo, fabricando pergaminos, objetos de esparto, orfebrería, calzado, objetos de latón, carpintería, etc...
Los gobiernos de la “Medina”, dependían de la provincia o “Cora” la cual tenía al frente un “valí” o gobernador.
El cobro de impuestos está estrechamente regulado, variando según el grupo étnico al que pertenecía o la categoría social del contribuyente.
La justicia la impartía un juez o “cadi”, cargo muy honroso que se les otorgaba a los hombres virtuosos y que conocían bien la ley.
El “cadi” normalmente juzgaba en la “Mezquita” sentado en una alfombra y rodeado de secretarios con documentos judiciales y la lista de pleitos a resolver.
Había otros “cadi” con otras funciones especificas como el “almotacén” que intervenía en pesos y medidas, en cuestiones de inmoralidad pública, en las fiestas y en los límites de los cementerios.
Las comunicaciones entre los núcleos urbanos se realizaban por la tierra, utilizando las antiguas vías romanas y se repararon puentes y caminos.
Los correos, viajaban en mula, protegidos por escolta y para enviar noticias urgentes se utilizaban palomas mensajeras. Existía también un sistema de pequeñas torres o “atalayas” donde se trasmitían noticias por medio de banderas y hogueras.
El mundo de la cultura conoció en Al-Andalus, un gran invento: el papel. Los hispano musulmanes que eran expertos en producción de pergamino pero ya en el siglo X, empezaron a utilizar el papel.
La lengua oficial y protocolaria en Al-Andalus era el árabe clásico; no obstante, en la vida cotidiana se usaban dos lenguas: un dialecto árabe con mezcla de palabras latinas y romana, procedentes de los “mozarabes” o cristianos y el dialecto vulgar romance.
La cultura es patrimonio de todos y participaban de igual forma musulmanes, judíos y mozárabes y cuando acababan su enseñanza primaria en escuelas coránicas, los jóvenes iniciaban sus estudios superiores en las Madrazas donde les enseñaban maestros muy respetados y luego pasaban a las Universidades. En otra parte de Europa, la cultura era solamente patrimonio de los Monasterios y de la Iglesia y el pueblo llano no sabia, ni leer, ni escribir.
Toda esta civilización se interrumpió con la Reconquista cristiana, pues el arzobispo de Toledo, D.Bernardo Sèdirac, en nombre del rey castellano leonés Alfonso VI, conquistó Campo de Almiareg, incorporándole a su Señorío.
Alfonso VI, aunque era cristiano, fue un hombre modélico y “Rey de las tres culturas” manteniendo tras la conquista de Toledo, sus villas y aldeas de su alfoz, con respeto y reconocimiento de las distintas identidades que su reino, la musulmana, la judía y la cristiana.
Este mismo rey, había vivido un largo tiempo desterrado y acogido en el Reino Taifa de Toledo por Almamun y se casó con la

princesa Zaida, hija del “rey poeta” de Sevilla, Al-Mutamid la cual se convirtió al cristianismo, adoptando el nombre de Isabel y le daría un hijo, el Infante D. Sancho que hubiese sido el heredero a la corona, si desgraciadamente no hubiera muerto en una acción bélica.
Sería Isabel I de Castilla, quien tras la guerra de Granada, incorporo el último reino andalusí a la corona de Castilla y su grandeza y su grandiosa obra de la fundación de España como Estado moderno y el Descubrimiento de América, quedo ensombrecida por su fanatismo religioso, con la institución del odioso Tribunal de la Inquisición, que impondría la conversión forzosa de los sefardí o judíos y el bautismo de los moriscos y la posterior expulsión de los primeros, abandonando definitivamente Sefarad, cuna natal de sus ascendientes.

5.5 PERSONAJES POPULARES DE LA VIDA SOCIAL

Personajes de leyenda de esta época, serán los que describo seguidamente, quizás reales o imaginarios pero que la tradición ha conservado como pura mitología y si acaso nunca hubiesen existido con los patronímicos usados, otros personajes ocuparon su lugar y merecen la gloria de usar su nombre y ser parte de la fantasía y del embrujo oriental de este pasado histórico de esta ilustre villa almiaregense

Entre los más destacados eran:

Omar Al-Marcus ibn Hassan,almiaregense,Al-Ruwat o Recitador Cronista de la Medina, ya mencionado, hombre culto y erudito, de familia goda pero posteriormente muladíes o conversos al Islam, quien en su juventud se había residido en Toledo y después en Al-kalá Nahar(Alcalá), trasladándose a Campo de Almiareg, donde regentaba un comercio de tejidos en la “alcaicería”. Formaba parte del círculo ilustrado de la villa y era personaje de amplios conocimientos en las artes y en las letras.
Publico las “Crónicas Almiaregenses”, hoy desafortunadamente desaparecidas, donde describía la vida cotidiana, monumentos, fiestas, costumbres, lugares de interés de Campo de Almiareg, en la segunda mitad del siglo IX.
Residió en esta Medina hasta su muerte y vivió los últimos años de su vida estimado y venerado por todos los almiaregenses.

Tareq Al-Battani, medico famoso, de origen árabe andalusí, nacido en Córdoba, donde cursó sus estudios de medicina y residió durante cierto tiempo, ejerciendo la profesión en Toledo. Tras la “Jornada del Foso”, por intrigas políticas su familia decidió tratarse a Mayrit (Madrid) donde residió durante su juventud y posteriormente por razones de salud fijó su residencia en Campo de Almiareg, lugar recomendado para el descanso o reposo, libre de la vida ajetreada de grandes Medinas.

Se le recuerda como un gran cirujano que practicaba la medicina como especialista en intervenciones quirúrgicas del oído y de la vista. Hombre muy respetado entre los almiaregenses y según la leyenda tenía un consultorio en la
Plaza del Emir Abd-el-Rahman II, hoy Plaza Palacio(Fig. 5)

Mohamed Al-Masudi, natural de Toledo pero familia procedía de Marraquez y pertenecía a la etnia berebere, ortodoxo islamista, había sido designado “almotacén” y controlaba el Zoco, el orden público y el cementerio. Era persona, fiel al Califa Abd-el-Rahman III y tenía una íntima amistad con el Imán, Ibrahim, con quien colaboraba en otras competencias.
Asimismo actuaba como “cadi” en los pleitos que se suscitaban por el uso del agua en la vega, como miembro del “Tribunal de las Aguas” que se celebraba trimestralmente a la entrada de la Mezquita.

Abd-el-Rahman ibn Hawqal,natural de Al-kalá Nahar(Alcalá), de familia siria, que habían acompañado al emir Abd-el-Rahman I, último superviviente Omeya, que se refugió en Marraquez, Marca donde procedía su madre y posteriormente se traslado a Al-Andalus y fundo el Emirato independiente de Bagdad.
Había participado en “razzias” contra los cristianos del reino astur- leones y posteriormente destinado a Mayrit (Madrid), se trasladó a Campo de Almiareg, tras un ascenso en la jerarquía militar. Y tenía la responsabilidad de dirigir el acuartelamiento de tropas, para vigilar las correrías de los cristianos del norte y la actuación de las Coras de Toledo y Zaragoza.

Ibrahim al-Quamad ibn Zaid, Imán de la Mezquita, hombre sabio y profundamente religioso, e impartía sus enseñanzas del Sagrado Libro “Alcorán” entre los adolescentes y enseñaba matemáticas, gramatica, fisica, humanidades, etc...
Era persona ortodoxa y por las funciones que desarrollaba era defensor a ultranza del Califa Abd-el-Rahman III, siendo crítico con las corrientes de “alfaquíes” que trataban de mediatizar las decisiones tomadas desde Córdoba. Se rodeaba de un círculo de personas afines, donde siempre estaba presente el “almotacén” y el “qadi”, jefe de la guardia.

Andel al-Basri, alfaquí, de origen tunecino, de familia berebere, hombre de probada sabiduría y de grandes influencias. Sus ascendientes habían residido en Cordoba, y tras los sucesos trágicos de Saqunda decidieron trasladarse de la capital del Emirato a Al-kala Nahar (Alcalá) para evitar intrigas.

Después orientado hacia “Sufismo” y temiendo que la ortodoxia religiosa le declarara impío contra la ley islámica, fijo su residencia en Campo de Almiareg. Era persona que cumplía con la oficialidad de su cargo y aunque “sufi” correspondía con una firme lealtad al Imán Ibrahim y a su círculo de amistades.

Omar al-Sakati, de origen egipcio, de familia yemeni, sus ascendientes habían llegado Al-Andalus con la presencia musulmana y se establecieron en Córdoba y luego se trasladaron a Mayrit (Madrid) tras el motín de Saqunda, y aunque no eran musulmanes ortodoxos y no participaron, tenían amistades íntimas que había sido objeto de represalias por estos hechos.
Persona fiel de confianza al Imán Ibrahim, colaboraba como “almuédano” anunciando a los fieles, las horas de la oración y participaba en todas las fiestas religiosas e incluso tenía unas relaciones amistosas y muy cordiales con los otros credos religiosos, el judío y el mozárabe cristiano.

Mustafa al-Jatib, era el alguacil, de origen berebere, almiaregense y ejercía las funciones de ocuparse de la sala de abluciones para los creyentes de ambos sexos y se responsabilizaba del control de los “aljibes” y de renovar el agua de las pequeñas albercas y la evacuación de las ya usadas.
También se dedicaba a colaborar con el “almotacén” en los pleitos que se suscitaban en el “Tribunal de las Aguas” en el uso racional del agua en la Vega.
Otra función cotidiana era la de “Aguador” y sirviéndose de mulos y una pequeña carreta, trasladaba el agua almacenada en cántaros al Zoco, y a la “alcaicería”, y a los hornos públicos para amasarla harina etc...

Salomón ben Moisés ibn Gabirol, Rabino de la Aljama, natural de Lucena (Córdoba), de familia sefardí, quien ejercía las funciones en la Sinagoga Monte Sion y era la autoridad máxima en la Aljama almiaregense. También tenía una amistad íntima con el Imán Ibrahim, y ambos colaboraban y asistían mutuamente a ciertas conmemoraciones religiosas entre los andalusíes y el sefardí.
Era fiel al Califa Abd-el-Rahman III y persona muy estimada por los miembros de otras comunidades religiosas, musulmana y “mozárabe” cristiana. Residía en el barrio sefardí, en la Aljama almiaregense, cercano a la Sinagoga.

Lucianus Mela, natural de Arkanda (Arganda del Rey), de familia goda arriana, habían sido diácono en su juventud en Toledo y posteriormente volvió a su tierra natal, trasladándose definitivamente a Campo de Almiareg, donde ejercía sus funciones de presbítero en la Basílica Santa Leocadia. Era la persona afable y con una gran facilidad

de entendimiento con otros credos religiosos y también tenía una gran amistad con el Imán Ibrahim, con el Rabino, Salomón, formando un tándem con las otras tres religiones reveladas, expresadas en el Sagrado Libro “Alcorán”

Además de estos personajes relevantes en la vida social del Campo de Almiareg, voy a mencionar otros personajes pintorescos, que forman parte de la pasada historia almiaregense.

Justinus Ramirus, de origen godo, pertenecía a la comunidad “mozárabe” cristiana y ejercía las funciones de peluquero en un lugar en la C/ Hégira, hoy C/Mercado. Era hombre muy popular entre las gentes, profundamente religioso y colaboraba como sacristán con el presbítero a quien asistía en las funciones de culto. Gozaba de gran habilidad para relacionarse con las gentes de otros credos religiosos y participaba en entretenimientos comunes como en los juegos de damas y dados.
A veces participaba en los espectáculos taurinos, que desde entonces se iniciaban y era un gran jinete como recortador a caballo en festejos taurinos.
El destino, reencarnaría en la segunda mitad del siglo XX, otro personaje, Pedro Ranz, también peluquero de profesión, que describiré en otro epígrafe de este libro, persona grata y con una simpatía desmesurada quien tenía su local de negocio, en la misma calle, donde ejerció también la misma profesión.

Paulus Agneus, de origen godo, también pertenecía a la comunidad” mozárabe” cristiana, de profesión alfarero, quien ejercía en la alfarería, propiedad del muladí, Jalaf Nuño ibn Yusuf y que estaba localizada en la C/Alfareria, hoy C/Tejera. Era persona alegre y amistosa y junto a sus hermanos Julio y Emilianus, trabajaban juntos en el mismo campo artesanal, formando una agrupación musical que utilizando el “laúd”, hoy el violín, deleitaban a los almiaregenses con sus tonos musicales, alegrando las fiestas locales y otros entretenimientos.
También ellos participaban en las conmemoraciones de las festividades religiosas en honor a Santa Leocadia, participando en las otras festividades religiosas de las otras comunidades.
Igualmente, el principio del eterno retorno,haria repetirse unos personajes similares, de idéntica profesión, en la segunda mitad del siglo XX, los hermanos González ( Gabriel, Evaristo y Manuel) quienes, eran excelentes músicos por afición y que alegraban con su maestría en el uso del violín a los almiaregenses, en las festividades religiosas de Navidad y otras fiestas.

Ahmed al-Masudi, ben Mohamed, discípulo aprendiz del Imán Ibrahim a quien impartía sus clases coránicas, en la Madraza, junto a otros colegiales y era hijo del “almotacén”, quien le había educado con una disciplina ejemplar de respeto a la ley y a la tradición.

Era personaje que seguía fielmente las enseñanzas de su maestro, el Imán Ibrahim y es junto a èste, los personajes principales de la exposición de fábulas o cuentos, que concluyen con un mensaje moral, aludiendo en algunos casos, aleyas específicas del Sagrado Libro “Alcorán”.

La vida cotidiana transcurría en paz y en armonía, entre los almiaregenses, con respecto al principio de tolerancia religiosa entre las diversas comunidades e incluso la colaboración, en la participación de éstas, en las festividades religiosas de otras comunidades de distinto credo, y la solidaridad entre ellas en desgracias como la asistencia de entierros de todas las gentes del lugar.
Desafortunadamente, la llamada Reconquista fue una guerra civil entre españoles, con el único objetivo de alcanzar el poder político y que trajo consigo el éxodo obligado de su suelo patrio, de dos comunidades, la sefardí y la andalusí o morisca, ambas plenamente hispanas.
En las guerras religiosas europeas del siglo XVI, como las la las luchas entre hugonotes y católicos en Francia y los conflictos del protestantismo en Alemania entre luteranos y católicos, jamás se repitió esta tragedia humana, de sacrificar a un pueblo y expulsar de su propio país, a alguna de estas comunidades por divergencia en el credo religioso
Los árabes cuando irrumpieron en España el siglo VIII, difundieron su fe islámica tolerando completamente la existencia de otras comunidades con diferentes pensar religioso, garantizando la paz y la libertad de culto a todos los creyentes.
Hoy, aún queda pendiente la reparación de los errores históricos y las comunidades, la sefardí, que tras la los cinco siglos transcurridos de su expulsión y la andalusí o morisca que también, después de su cuatro siglos, transcurridos de abandonar su patria, conservan actualmente su idioma español romance con la práctica cotidiana del “ladino” y el “andalusí” por ambas comunidades, respectivamente.
Ha llegado el momento del reconocimiento de su identidad hispana, con la opción voluntaria de recuperación de su nacionalidad a aquellos que lo deseen, que por visicitudes históricas adversas y demonios del pasado, sufrieron el injusto destino de la expulsión y del olvido histórico.

Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

Nuevo libro:El Reencuentro:Hacia la construccion de la Comunidad

En el nombre de Dios Clemente y Misedicordioso
¡Que Alah os proteja y el Mensajero de Dios,el Profeta Mahoma "la paz sea con Él"nos guie a todos espiritualmente!
Ya hacia varios años que tenia avanzada la redaccion de este libro:"El Reencuentro:Hacia la construccion de la Comunidad Iberica de Pueblos"quizas una idea utopica por la indefinicion actual del mundo,pero el nuevo milenio puede traer en el futuro sospresas a largo plazo pero nadie tiene capacidad de desmentir que los pueblos hermanos no constituyan Federaciones o Confederaciones o renazca nuevamente "Al-Andalus con el esplendor del pasado".Mi objetivo en este libro es constituir una "Comunidad Iberica de Pueblos" y una futura Confederacion con nuestros hermanos del Norte de Africa y del Medio y Extremo Oriente,es decir con el mundo islamico de donde procedemos y para algunos como yo es un orgullo. PROLOGO DEL NUEVO LIBRO

La palabra Reencuentro, es un bello vocablo que evoca integración, solidaridad, coincidencia y por tanto unidad en una empresa o proyecto futuro con una identidad común.
La Comunidad Ibérica, está formada por una pluralidad de pueblos constituidos en Estados, bañados por los océanos Atlántico, Pacífico e Indico, que tienen una identidad común en su origen cultural ,basado en el uso de lenguas ( española y portuguesa ) que les sirven instrumento para comunicación entré pueblos, el cultivo de la lengua en creaciones literarias y el uso del idioma para las relaciones comerciales , amen de la aspiración común a un estilo de vida y de pensar común que los enriquece junto a otros pueblos de la Tierra como patrimonio social y cultural de la humanidad.
Ya, en los inicios del siglo XXI, ha habido una modificación asombrosa en la mayoría de los pueblos que constituyen esta Comunidad Ibérica, a excepción de los pueblos de está, de origen africano, que han visto retrasado sus vías de desarrollo por las luchas tribales tras su independencia pero no obstante también ha existido una evolución en su estructura demográfica, su economía y su desarrollo social y de medio ambiente.
Ha llegado la hora de intentar entre España y Portugal y los países de raíces ibéricas en América, África y Asia propiciar el reencuentro a fin de constituir una macro nación formada de una federación de Estados , que convivan pacíficamente con el resto del mundo para lo cual España y Portugal deberán analizar esta idea para materializar esta nueva realidad y valorar todas las oportunidades que ofrecen aquellas tierras y gentes así como hacer intervenir a la Comunidad Ibérica de América, África y Asia a que conozcan España y Portugal, integrados en una Europa participativa con otros países, con el fin de facilitar el diálogo y la cooperación de todos los Estados con estas raíces en un proyecto común.
Esta idea de nación, patria común de esta extensa comunidad de pueblos ubicados en las distintas partes de nuestro planeta no hay que confundirla con el término de nacionalismo que es la expresión de una ideología política determinada totalmente excluyente en cuanto a que conciben la nación como un actuar en el juego de sus intereses, de sus conquistas y de la distribución de sus influencias y poder ignorando los principios de solidaridad, la cooperación internacional y la justicia social para todos los pueblos de la Tierra esforzándose en la lucha por un mundo mejor donde se minimicen o no desaparezcan los pueblos marginados, hoy desafortunadamente en fase de expansión por la disparidad entre países ricos y pobres realizando esa gran trasformación a través de la ciencia, educación ,libertad y el acercamiento entre los pueblos.
Esta realidad de aproximación y casi fusión técnica económica y cultural de los pueblos, se transforma en una fase inicial en una colaboración espontánea de acción, evolucionando posteriormente a una organización administrativa, seguida de una progresiva adopción de nuevas formas políticas. En un mundo tan evolucionado, las naciones no pueden subsistir autónomamente y buscan sistemas de acción internacional, común, especializados en materias determinadas en los cuales sus capacidades no se bastarían. Tal es que sucede en el campo de la cultura con la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura); el trabajo con la OIT (Organización Internacional del Trabajo), en la sanidad con laO. M. S. (Organización Mundial de la Salud), en la economía con la FMI. (Fondo Monetario Internacional) en la emigración la C.I.M.E M (Comité Internacional para las Emigraciones Europeas) etc. etc.
Ya que han sido citadas una serie de organizaciones internacionales que cumplen una serie de finalidades, cuyo ámbito de acción y cuyas posibilidades sobrepasan con mucho a lo que una simple nación puede abarcar es asi,pues que hay una infinidad de materias como la educación, la ciencia, la cultura, la economía, la sanidad, las técnicas, el trabajo etc.., y en las que por haber rebasado los limites de capacidad de expansión del campo nacional se transforman en realidades internacionales no siendo validos ni criterios, ni métodos ni puntos de vista estrictamente nacionales .
Ahora una integración de países de forma natural y pacífica basada en el respeto mutuo con los otros pueblos del planeta y que les una su historia común con una identidad propia formada por España, Portugal, los Estados Iberoamericanos además de los Estados Unidos de América con una amplia comunidad de países junto a Puerto Rico y los Estados Ibero africanos (Mozambique, Angola, Cabo Verde, Guinea española) y los Estados Ibero asiáticos (Islas Filipinas, Isla de Timor). constituirían una deseada unión amplia, profunda y definitiva que en un mundo en continua trasformación serviría de antorcha por iluminar al resto del mundo a conseguir una sociedad mundial más humana, más solidaria y más justa.
El reto que se plantea al futuro Estado Ibérico es, a nivel nacional, recuperar su identidad arabista dormida con la esperanza futura de que vaya a cambiar el destino de Iberia y, a nivel internacional, sea un Estado mediador entre ambas civilizaciones.
Iberia, vivirá con la esperanza que algún dia cercano será nexo de unión y entendimiento y ayudara a alcanzar la armonía y concordia entre países en conflictos, siempre dentro de un código de respeto mutuo a la tradición y a las formas de vida cotidiana de cada pueblo.
Hoy, en la actualidad, el mundo Occidental está completamente perdido por su adoración a sus ideales de logros materiales por lo que merece esforzarse en la vida, alejándose totalmente, de una concepción religiosa de la vida, como lo había sido en el pasado; existen pruebas evidentes de que no se vaya a producir un cambio en el pensamiento en un futuro próximo.
Al contrario, las sociedades islámicas han mantenido a lo largo de los siglos, una explicación religiosa de la vida, y sus creencias y su espiritualidad son las constantes vitales para un musulmán, concediendo a los logros materiales y al bienestar una importancia secundaria como prioridad.
Esta dicotomía, en la concepción filosófico religiosa de la vida humana, así como en los cimientos espirituales, y en los propósitos sociales, son las constantes que separan al Islam, de Occidente y deberían ser capaces ciertamente, de tolerarse mutuamente y de vivir, el uno al lado del otro ,en una relación cordial y amistosa.
Es cierto que vivimos en un mundo dinámico, que todos los seres humanos nos necesitamos mutuamente, y que el cambio de expectativas económicas, entre los países desarrollados y menos desarrollados , genera la inmigración hacia la civilización occidental, en busca de recursos y de mejorar las condiciones de vida, lo que originará, pasadas varias generaciones, una integración entre ambas civilizaciones, que será positiva, puesto que de forma pacífica, la civilización oriental, hará de recuperar el equilibrio, y la espiritualidad perdida, a la civilización occidental, sumida actualmente en un estado de desenfreno moral y de relajación de costumbres.
Si Iberia, en el futuro, deseara ser sujeto internacional activo, en esa noble función que le ha deparado Dios, en su destino histórico, es necesario ya plantearse valientemente, ser objeto de una metamorfosis profunda, al fin de recuperar esa identidad oriental dormida, mediante un programa de cambios, que hagan posibles este objetivo.
Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

Nuevos proyectos para el 2009 de Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

"En el nombre de Dios, Clemente y Misedicordioso"
¡Que Alah os proteja y que el Mensajero de Dios, el Profeta Mahoma "la paz sea con Él" nos guie a todos espiritualmente!
Os saludo,hermanos musulmanes, y deseo para el nuevo año la felicidad y la paz que tanto necesita el mundo y que acabe el genocidio contra el pueblo palestino y que reine la cordura y la justicia corrigiendo errores del pasado como la creacion del "Estado de Israel",pues para el unico Dios, del Islam,del Cristianismo y del Judaismo no debe existir mas que un Estado "Palestina" formado por dos naciones,del mismo grupo etnico y aparentemente hermanas en antaño,que son la nacion judia y la nacion arabe.
Os envio mi biografia que contiene mis nuevos proyectos de futuras obras para el nuevo año.BIOGRAFIA DE JULIO REYES RUBIO “AL-MAYRITI”

Nace en 1944 en Campo Real (Madrid),la antigua Campo de Almiareg,fundada por los árabes en el siglo IX .De profesión Ingeniero Industrial y Abogado, disponiendo de otros títulos profesionales, como Gestor Administrativo, Agente de la Propiedad Inmobiliaria,y experto tasador industrial e inmobiliario,siendo Gerente de la Empresa “Julio Reyes Tasaciones”.
Es un personaje, enamorado de la historia en general, cuyos conocimientos los plasma en su libros: “Al-Andalus: En busca de la identidad dormida” libro muy difundido en Internet y comercializado en múltiples librerías, sobre la historia islámica de Al-Andalus,la actual península Iberica,y por el reconocimiento de la identidad oriental, presente en el pueblo español; “La España critica…..una Iberia posible”sobre el viejo sueño iberista de la unión de España y Portugal en el siglo XXI; “Leyendas Andalusíes Almiaregenses” donde relata la fundación de Campo de Almiareg,hoy Campo Real(Madrid) su cuna natal, fundado por los árabes en el siglo IX; “Alcalá de Henares y Villas de su alfoz:Historia ,Arte y Tradiciones” sobre el pasado histórico de Alcalá de Henares y catorce Villas de su jurisdicción y sus manifestaciones artísticas comunes en el uso del arte mudéjar;y por ultimo, “Getafe y Villas colindantes:Historia,Arte y Tradiciones” sobre Getafe,su lugar de residencia,y ocho Villas colindantes, donde se recopila la historia ,el arte y sus tradiciones.
Utiliza en sus obras, un seudónimo:”Al-Mayriti” vocablo árabe que significa “el madrileño” en referencia a su lugar de nacimiento.
En estudio y preparación otros títulos:”El Reencuentro:Hacia la unidad multicontinental” sobre ya materializada la unidad ibérica, constituir una “Comunidad Ibérica de Pueblos” agrupados en una Federación ibérica de Estados, de lengua común portuguesa e hispana y todos unidos, fundar una sola “nación”, y recuperar lazos de hermandad con los pueblos islámicos del Norte de Africa y de Oriente, al objeto de lograr la integración ,la armonía y cordialidad entre Oriente y Occidente; “El ocaso de Europa del siglo XXI” es un análisis de la decadencia moral de la antigua Europa y su posible recuperación con inyección de savia nueva por la fusión con otras culturas ,procedentes del Medio y Extremo Oriente; ¿A la búsqueda y al encuentro de Dios? una reflexión sobre las diferentes creencias del mundo ,religiones reveladas ,no reveladas y creencias moralistas ,todas dirigidas al encuentro de Dios o al acercamiento a Él; y por ultimo, “Nombres celebres de la Historia: Tiranos, Tribunos de la plebe; Dictadores o Padres de la Patria” que es un estudio de mas de cincuenta personajes de diferentes Estados de todos los continentes, con sus ideas y su protagonismo histórico.
Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

Finalizacion de nuevo libro:Getafe y Villas colindantes:Historia

Hoy ,23 de diciembre del 2008 ,he registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual, mi quinto libro, “Getafe y Villas colindantes:Historia,Arte y Tradiciones,Los otros ,ya los conoceis:”Al-Andalus:En busca de la identidad dormida”,sobre la recuperación de nuestra identidad islámica y que el Profeta Mahoma “la paz sea con Él” nos ayude para ello;“La España critica….una Iberia posible”para recomponer nuevamente,”Al-Andalus”; “Leyendas Andalusíes Almiaregenses” sobre la fundación árabe de mi cuna natal, Campo Real(Madrid); “Alcalá de Henares y Villas de su alfoz:Historia,Arte y Tradiciones”sobre el origen árabe de todos estos pueblos y su arte mudéjar y ahora el ultimo citado.

RESEÑA DEL LIBRO

El presente libro” Getafe y Villas colindantes: Historia, Arte y Tradiciones es un sencillo compendio, fruto de mi compromiso espiritual contraido con esta villa, Getafe que me ha acogido como residente durante parte de mi vida y donde he pasado mis mejores vivencias y hechos mas relevantes como la ubicación de la empresa donde he desarrollado mi actividad profesional y también ser sede de mis otras dedicaciones liberales y humanísticas.
Sería una ingratitud por mi parte, no recordar con cariño y respeto esta parte tan importante de mi vida y el lugar donde fijé mi residencia y sus lugares carismáticos de esta Villa como la calle Madrid, la de Toledo, la Plaza de la Cibelina, así como también mi participación en los actos institucionales de celebración de las fiestas patronales y conmemoraciones religiosas.
También evocó al Getafe monumental como la Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Magdalena, el Hospitalillo de San José, la antigua Cárcel, hoy Biblioteca publica, el Colegio de los Padres Escolapios así como otros lugares donde uno se siente cerca de Dios, el Cerro de los Ángeles, con esa maravillosa Cripta donde con un poco imaginación se escuchan sus cánticos espirituales, en la celebración de los ritos religiosos.
He pretendido con el contenido de esta obra, desarrollar sucintamente la historia, arte y tradiciones de Getafe y de las otras villas que la circundan como San Martín de la Vega, Pinto, Parla, Fuenlabrada, Leganés y Villaverde Alto, hoy distrito de Madrid,VallecasVilla,al igual que lo anterior y Rivas-Vaciamadrid recopilando también la historia, arte y tradiciones de estas villas que tiene de común, una personalidad propia como lugares de la Comunidad de Madrid cuyas tierras fructíferas son bañadas por el río Manzanares y otras por arroyos, como el de Pinto, el Culebro, y el Butarque que fertiliza esta amplia comarca, situada en la vía de Madrid a Toledo.
Solamente deseo manifestar que con la futura publicación de este libro, rindo homenaje y contribuyó personalmente a la deuda contraída con esta noble villa de Getafe,de dedicarla una mínima atención donde he vivido la mayor parte de mi vida y donde quizás cuando abandone este mundo,mi manes, permanecerán aquí para toda la eternidad.

Fdo: Julio Reyes Rubio “Al-Mayriti”

Otros datos personales de Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

Ademas del libro mencionado:"Al-Andalus:En busca de la identidad dormida"que podeis informaros por Internet ,done varios libros para su conocimiento de los los hermanos musulmanes a la biblioteca del Centro Cultural Islamico de Madrid(M-30)y la Mezquita de Cuatro Caminos.Actualmente acabo de escribir otro libro,pendiente de editar:La España critica...una Iberia posible"sobre la idea de la Fundacion de Iberia o Al-Andalus,y la constitucion de una Comunidad Iberica o Andalisi de Pueblos,bañados por tres oceanos,Atlantico,Pacifico e Indico y una futura Confederacion con el mundo islamico para estrechar los lazos de fraternidad,colaboracion y solidaridad con nuestros hermanos.Soy Ingeniero/Abogado,y ahora por vocacion escritor,nacido en Campo Real(Madrid)la antigua Campo de Almiraeg ,fundada por los arabes,y me siento guiado espiritualmente en las ideas de paz por Jesucristo y Mahoma "la paz sea con Éllos",penultimo y ultimo de los Profetas que Dios o Alah envio con su mensaje a la Humanidad.Saludos Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"

Publicaciondel libro:Al-Andalus:En busca de la identidad dormida

Soy autor/editor de un libro:"Al-Andalus.En busca de la identidad dormida"actualmente muy difundido en Internet donde planteo mi reconocimiento y agradecimiento
personal por la identidad y el legado cultural transmitidoa España<>Al-Andalus por el mundo islamico.
Por el reconocimiento por el Cristianismo de la mision profetica de Mahoma "la paz sea con Él" cuyo postulado divulgare por Occidente al que tambien perteneezco hasta el final de mi vida.
Por la alineacion de España<>Al-Andalus junto a nuestros hermanos del Norte de Africa y de Oriente para la consecucion de la integracion,armonia y cordialidad en las futuras relaciones de Oriente y Occidente.
Saludos Fdo:Julio Reyes Rubio "Al-Mayriti"